Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 24 de septiembre de 2022

Escritorio

Franja del Rechazo: Dirigencias LGTBIQ+ advierten apología de la violencia y un nulo compromiso con la seguridad de mujeres y diversidades sexuales

El registro exhibido por el Rechazo este domingo encendió las alertas sobre la relativización de los crimenes de odio. Ello considerando el temor de diversidades y disidencias sexuales a presentar denuncias y bajo el contexto de alta delincuencia.

Maria Luisa Cisternas

  Lunes 22 de agosto 2022 19:10 hrs. 
WhatsApp Image 2022-08-22 at 4.33.15 PM

Compartir en

Amplia reprobación concitó la última emisión de la franja del Rechazo en la que se presentó el relato de Alejandro/Matilde, joven LGBTIQ+ que decide no denunciar a su atacante por “amor”.

“El texto que escribieron los convencionales no está hecho con amor, y eso siempre termina mal”, afirma preliminarmente el protagonista, para luego dar cuenta de las circunstancias que la llevaron a la prostitución. Entonces, revela el episodio en que un cliente lo atacó con disparos de una escopeta. De ello, sólo logra advertir la presencia del hijo de su atacante, según comenta del violento hecho.

“Me tuvieron que sacar huesos. Estaba solo. Me miraba al espejo y no me reconocía. Estuve un año y medio sin hacer nada, con una depresión, porque ni siquiera yo entendía qué estaba pasando y por qué. Y se me metió en la cabeza una frase: ¿Y si nos quisiéramos más? Nada de esto hubiera pasado”, añade.

En esa línea, señala que “unos días después, un señor de la PDI fue a tomarme un testimonio al hospital, pero yo no podía dejar de pensar en la cara del hijo de ese cliente. ¿Qué iba a pasar con ese cabro si además su viejo se va a la cárcel?”.

“Al final no demandé al cliente. Fue como mi primer acto de amor”, reconoce al final del registro audiovisual. La pieza devino en una serie de denuncias al Consejo Nacional de Televisión y fue considerada una apología de la violencia por dirigentes y dirigentas de la comunidad LGTBIQ+.

“La impunidad nunca será un gesto de amor”, aseveró la diputada de Comunes, Emilia Scheinder. Este lunes, la legisladora participó de una pauta de prensa de organizaciones de diversidad sexual, en la que condenaron la franja en el memorial de Daniel Zamudio, ubicado en el parque San Borja.

“Queremos repudiar lo que vimos el día de ayer en la franja del Rechazo donde en un contexto en que la ciudadanía reclama seguridad, se hace un llamado directo a las víctimas a no denunciar. Esto es gravísimo, sobre todo viniendo de un sector que nada ha hecho por los dolores de la comunidad LGTBI y sobre todo si estamos hablando del profundo abandono que viven las, los y les trabajadores sexuales en Chile”, sostuvo.

“Es por eso que de aquí hacemos el llamado a la ciudadanía a denunciar estos hechos al Consejo Nacional de Televisión que debe pronunciarse y a las y los representantes del Rechazo a pedir perdón por las sensibilidades que han herido y a no exhibir más este material que, insisto, llama y hace una apología a la impunidad en nuestro país”, añadió.

Junto a ello aseguró que “con esta franja el Rechazo reafirma que no tiene un compromiso real con los derechos y seguridad de las mujeres y diversidades sexuales”.

A su vez, Matías Trujillo, director de la Fundación Todo Mejora, que promueve el bienestar de niños, niñas. adolescentes y jóvenes que viven situaciones de acoso o maltrato en base a su orientación sexual e identidad y expresión de género, criticó el contenido emitido en cuanto “no podemos validar la violencia basada, justificada por el amor”. En ello extendió instó a contactar a la Fundación quienes se hayan sentido vulnerados en su derechos debido a la franja.

En esa línea, la directora ejecutiva de Fundación Iguales, Isabel Amor, consideró que el mensaje expuesto este domingo en la franja del Rechazo “fue un golpe durísimo para todas las personas que estamos por la paz, por la no violencia, porque se termine la delincuencia en el país. Es inaceptable y es una burla para todas las personas que habitamos este país que se haga no sólo una apología a la violencia sino que se pueda pensar que alguien puede cometer un homicidio frustrado y que no debe denunciarse”.  

En ese sentido hizo un llamado a no claudicar en las denuncias para combatir la violencia y a acceder, quienes estén bajo esas circunstancias, a la asesoría legal y gratuita que proporciona la Fundación. “Sin las denuncias no estaríamos hoy día acá, en el memorial de Daniel Zamudio, sin la denuncia no estarían presos hoy quienes les infringieron heridas terribles, sin la denuncia no hubiésemos podido hacer justicia como país, como sociedad en el caso de Carolina Torres o en el de Marcelo Lepe. Denunciar es fundamental, ser un país unido en contra la violencia es la clave para nuestro futuro”, afirmó.

En conversación con nuestro medio, la activista trans y consejera del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Constanza Váldes, quien ingresó una denuncia al Consejo Nacional de Televisión por el contenido de la franja, relevó que “en Chile muchas personas LGTBIQ+ tienen miedo a denunciar un crimen de odio por el temor, por la desconfianza al sistema judicial, pero también por la desesperanza”, por tanto aseveró que la franja es absolutamente irresponsable al relativizar el crimen de odio.

“A mi me parece gravísimo en un contexto de una sociedad en que los crímenes de odio en contra de las personas LGTBIQ siguen siendo muy recurrentes y peor aún cuando la Constitución actual no reconoce ni se hace cargo de la realidad de las personas LGTBIQ al contrario de la propuesta Constitucional que hoy día no solamente conceptualiza a la diversidad y disidencias como sujetos de derecho, sino que habla del derecho a una vida libre de violencia, avanza en materias estructurales y sobre todo se hace cargo de incorporar a sectores históricamente excluidos en la participación política, la toma de decisiones y en ámbito de la paridad y representación política“, sostuvo.

Sobre ello también se pronunció la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana, quien consideró “una señal preocupante que se llame a no denunciar”. “Las personas de la comunidad de diversidades y disidencias sexuales y sexogenéricas no se atreven a denunciar por temor a la discriminación o porque no saben que es un delito lo que enfrentan”, advirtió.

Por tanto, indicó que “relativizar agresiones tan graves, como una que podría haber terminado en un homicidio, es preocupante” y en ese sentido llamó a la comunidad LGTBIQ+ a “denunciar, que este Gobierno quiere desarrollar los mecanismos de acogida. No hay ciudadanos de primera o segunda clase por su orientación sexual o identidad de género”. 

Así las cosas, el relato del que da cuenta la franja del Rechazo no es absolutamente fidedigno. Ello porque en la verdadera versión de la historia, el altercado terminó en manos de la Justicia  y el pasado 30 de abril, Victor Alejandro Merino -protagonista del metraje -adhirió a la acusación fiscal por el Ministerio Público contra su atacante, por quien piden 7 años de presidio mayor en su grado mínimo como autor del delito de homicidio frustrado y 4 años de presidio menor en su grado máximo por el delito de porte ilegal de arma de fuego.

Además la abogada María Gloria Navarrete, representante de Merino, presentó en su representación una demanda civil de indemnización de perjuicios contra el agresor, identificado como Rodrigo Alejandro Rojas Gonzales.

Síguenos en