Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 4 de diciembre de 2022

Escritorio

A la retaguardia del Gobierno: El alto costo que asumió el Frente Amplio en el viraje del Ejecutivo hacia la centroizquierda

La coalición y en particular Revolución Democrática considera desproporcionado el espacio que el Presidente les ha quitado en el Ejecutivo y dicen no comprender el poder adquirido en el PC: Dos ministras en el comité político y el cargo de la Subdere

María Luisa Cisternas

  Sábado 10 de septiembre 2022 10:56 hrs. 
Santiago, 29 de julio de 2022.
La Directiva de Revolucion Democratica, liderada por el senador Juan Ignacio Latorre Riveros, camina por el palacio de gobierno luego de una reunion con el Presidente de la Republica.

 

Dragomir Yankovic/Aton Chile

Compartir en

Soterrada es la molestia en el Frente Amplio por los costos que han debido pagar la coalición por la derrota del Apruebo en el plebisicito de salida. Ya había generado incomodidad en el conglomerado la salida de Giorgio Jackson (RD) del comité político, a quien el Presidente envió a encabezar el Ministerio de Desarrollo Social como sucesor de Jeanette Vega. En parangón, sus pares en Apruebo Dignidad, el Partido Comunista, duplicó su presencia en el equipo político del mandatario con la integración del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, liderado por Jeannette Jara (PC), a la instancia.

De esa forma el partido de Teillier se vio equiparado en números con las nuevas ministras de Socialismo Democrático: Carolina Tohá (PPD) y Ana Lya Uriarte (PS). La única frenteamplista que se mantuvo en el comité fue la correligionaria de Boric, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana (CS). 

Pero a ello se sumó una nueva baja para el conglomerado y un revés definitivo para Revolución Democrática. Este jueves Presidencia dio a conocer la designación del subsecretario de Eduación, Nicolás Cataldo (PC) a la Subsecretaría de Desarrollo Regional, cargo que hasta entonces asumía el ex diputado y uno de los fundadores de RD, Miguel Crispi. El enroque de Boric fue insistir con el desembarco del militante comunista y ex jefe de gabinete de Camila Vallejo en su tiempo de diputada, a la cartera de Tohá, deribando a su camarada frenteamplista al segundo piso del Palacio, en la unidad de Seguimiento de Compromisos Presidenciales.

Bajo un hermétismo disciplinado, RD trató de evitar que las críticas del partido se manifestaran por la prensa y buscó una instancia formal con el presidente de la República para comunicar la aprensión sobre el rebaraje ministerial, durante la jornada del reciente viernes. “Es importante que cuando uno tiene apreciaciones que hacer respecto de las decisiones que se tomen, las haga en las instancias que correspondan”, indicó la jefa de bancada de diputados RD, Catalina Pérez.

“Tenemos muchas conversaciones internas pero por cierto estamos firmes con el Presidente”, fue la escueta declaración que vertió el ministro Giorgio Jackson en camino al consejo de Gabinete, al momento en que fue consultado por el enojo de su partido debido a la reorganización ministerial.

Sobre Revolución Democrática también fue requerida la ministra Carolina Tohá, a raíz de las palabras que profirió Boric en el cónclave de ministros. “No estamos gobernando para los partidos, lo hacemos para Chile”, comunicó el Mandatario en la instancia.

Interpretando al mandatario, la jefa de Gabinete indicó que “la frase tiene que ver con algo que debería ser de sentido común: en este Palacio gobernamos para Chile y los partidos son fundamentales para que podamos gobernar“.

“Todos los partidos que apoyan esta coalición son importantes, todos son necesarios para que saquemos adelante los compromisos ciudadanos, y la frase del Presidente apunta para eso, para que nunca perdamos de vista para qué estamos en política y para qué estamos en el Gobierno”, añadió.

Así las cosas, la molestia no fue exclusiva al partido de Jackson. Luego de darse a conocer el cambio de Gabinete, dirigencias del resto de colectividades frenteamplistas reconocían que la coalición estaba pagando el costo por la derrota del Apruebo, a diferencia del Partido Comunista. Si las repercusiones debían recaer en Apruebo Dignidad para dar el necesario giro hacia al centro, a la interna del FA cuestionaron el rebaraje que les quitó espacio en el comité político y que a cambio lo ganara el partido de Teillier, considerando entre otras cosas que en los inicios de la Convención, el FA fue “más moderado” que los convencionales comunistas, indica una fuente.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el presidente de Comunes, Marco Velarde, abordó este escenario mostrandose de acuerdo con la definición que Boric extendió al respecto. “El Presidente no gobierna para los partidos sino que gobierna para el conjunto de la ciudadanía, tanto para quienes lo eligieron como también para el resto del país”, aseveró.

Sin perjuicio de ello, el timonel oficialista consideró “normal que los partidos políticos disputemos poder y queramos estar presentes en la instancia gubernamentales e incidir políticamente”. “Por eso creo que cuando un partido se ve mermado sentirse así es completamente válido y las instancias internas para discutir estos temas y resolverlos estan abiertas. Creo que el Presidente tiene la capacidad de escuchar cuando alguien quiere comunicarle las cosas”, señaló.

Sobre la derrota que implicó para el Frente Amplio la definición del plebiscito, Velarde consideró necesario que el conglomerado evalúe su actuación política durante este año, tanto en su rol como Gobierno como también por los resultados del plebiscito del domingo, pero no sobre la base de los cargos políticos.

“La discusión sobre esto no puede partir sobre la base de si tenemos más o menos cargos, creo que es entrar de una forma equivocada a la reflexión sobre si estamos haciendo bien mal las cosas. Yo creería que el Frente Amplio necesita tener una mayor cohesión política que sin duda que podemos mejorarla pero también necesita entregarle espaldas al Gobierno para que pueda gobernar mejor. El Presidente necesita a su coalición y la coalición necesita también darle orientación política al Gobierno”, indicó.

Aquilatando la primera semana post plebiscito, el presidente de Comunes dijo no creer en que la votación del Rechazo haya sido un voto para la derecha y la centroizquierda. “La gente que rechaza por distintas circusntancias. En ellas, que no conectaron con el texto constitucional, que ven desmejorada sus condiciones de vida por ende también rechazan, así como también es un voto de castigo a la política en general”.

En esa línea indicó que “la visión que nosotros tenemos como Frente Amplio y como Apruebo Dignidad es poder llegar de una mejor forma a hablar con hechos concretos en materia de reformas sociales y tratar darle mayor tranquilidad a la vida cotidiana de estas personas en temas de seguridad y en economía que son los más sensibles que son los que se presentan en el momento social que vivimos“.

Abundando en las lecciones que dejó la Convención Constitucional, el timonel de Comunes aseguró que “tenemos que abrir mayores puentes de acuerdo con sectores con los cuales estamos diametralmente opuestos como es la derecha, que si bien tenemos proyectos políticos diametralmente distintos, para poder conseguir cosas tan importantes como una nueva Constitución, necesitamos tender puentes hacia allá y no pasar por encima de ellos”.

“Yo creo que una de las cosas en la que fracasamos fue en excluir a ciertos sectores de la derecha en el proceso de discusión convencional de tal forma que ellos rechazaron desde el primer día en que se sentaron en los escaños de la Convención, entonces nosotros tenemos que abrir las puertas de comunicación, encontrar los puntos de acuerdo porque hoy día a la luz de la necesidad de tener una nueva Constitución necesitamos que todos los sectores políticos en Chile partan con la disposición de que tenemos que aprobar una nueva Constitución. Si algun actor o actoría política parte de la base de que hay que rechazar, ya estamos perdiendo bastante terreno”, añadió.

Imagen: Agencia ATON.
Síguenos en