Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de septiembre de 2022

Escritorio

Rosa Catrileo: “No previmos este otro Chile que no había estado participando en el proceso”

La ex convencional mapuche apuntó a la desinformación como uno de los factores que incidieron en el plebiscito y realizó una autocrítica sobre el rechazo del texto constitucional.

Natalia Palma

  Domingo 11 de septiembre 2022 11:12 hrs. 
rosa_catrileo_arias

Compartir en

Una intensa semana ha marcado en la arena política el resultado del plebiscito del pasado domingo, luego que por un amplio margen se impusiera con el 62% de los votos el Rechazo a la nueva Constitución.

Este hecho significó un duro revés para el Gobierno, el que debió ajustar su gabinete y que implicó la salida de la ahora ex ministra del Interior, Izkia Siches, y del ex ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Giorgio Jackson, y la entrada a un mayor protagonismo del Socialismo Democrático en el comité político con Carolina Tohá (PPD) y Ana Lya Uriarte (PS), en ambas carteras, respectivamente.

Todo esto, con el fin de enfrentar una nueva etapa en el proceso constituyente, en el cual el jefe de Estado ha llamado a las fuerzas políticas a acordar plazos y lineamientos para avanzar hacia una nueva Carta Fundamental.

En conversación con Radio Universidad de Chile, la ex convencional mapuche y ex coordinadora de la comisión de Sistema Político de la ya disuelta Convención, Rosa Catrileo, sostuvo que en cuanto al resultado en las urnas hay que “hacerse cargo o analizar que al terminar el proceso con un voto obligatorio, se obligó a un sector de la población que no había estado participando en el proceso constituyente, que no había estado preocupado del mismo, que no había estado involucrado ni a través del plebiscito de entrada ni a través de la convención a tomar una decisión”.

Decisión que, según Catrileo, se tomó además en base “a una campaña donde la desinformación estuvo en primera línea. Es una consecuencia que se plasma también en el resultado. No significa que eso la deslegitime, pero hay que considerar ese factor, en una campaña donde nosotros, los pueblos originarios, fuimos el caballito de batalla para señalar que prácticamente el país no iba a seguir siendo Chile, que no iba a ser un solo Estado y estableciendo que nuestros derechos eran privilegios con un discurso donde afloró lo peor de ciertos grupos de la sociedad chilena, que es un racismo incrustado”.

“Eso también lo hemos vivenciado y me parece súper peligroso ese discurso que se instaló, sobre todo por el sentir que he ido recogiendo en los distintos dirigentes y comunidades que me han llamado y con las que he compartido estos días. Me parece súper peligroso el sentimiento que se está instalando en gente mapuche”, aseveró.

No obstante, en una autocrítica sobre las razones por las que la propuesta constitucional no concitó el respaldo de la población, la abogada comentó que “no previmos este otro Chile que no había estado participando en el proceso y no teníamos conocimiento de qué era lo que estaban pensando. Creo que ahí nos faltó tener esa visión y esa postura respecto de ese otro grupo obligado a votar, que no había estado pendiente de este proceso y que simplemente concurrió porque tenía que hacerlo”.

En ese sentido, puso en evidencia que en medio de la campaña electoral “hasta el último día había muchos sectores rurales que ni siquiera habían leído un artículo. Fuimos a una comunidad donde nadie había tenido acceso la propuesta constitucional. Entonces, nos preguntábamos ¿Cómo decidieron esas personas? ”.

“Decidió en base a lo que señalaban los medios de comunicación, decidió en base a lo que escucharon en la radio. Acá hubo una campaña radial feroz, donde no hubo ninguna contraparte en el sentido de informar respecto de la otra postura que era el Apruebo”, cuestionó.

Por otra parte, la abogada se mostró a favor de las tratativas que actualmente están abordando en el Congreso Nacional para continuar con el proceso constituyente, puesto que, era un escenario plausible, independientemente del resultado del plebiscito.

Desde esa perspectiva, de triunfar el Apruebo “iba a continuar con las leyes de implementación porque había muchos mandatos que implicaba delinear aún más en definiciones que se habían dado en la propuesta constitucional. Y en el caso del Rechazo lo mismo, iba a tener que continuar este diálogo porque sabíamos que aquí lo que fue rechazado no fue algo en particular, sino que fue la propuesta completa, de manera que es necesario seguir dialogando porque ya hay una definición de Chile clara en que la Constitución del ’80 no va más. Por lo tanto, no soy crítica de las tratativas que se están haciendo para continuar este proceso, es lo que corresponde”.

“Lo que sí ojalá que sea no solamente con estos acuerdos entre cuatro paredes, sino que se estén llamando a distintos actores para convocar, incluso, a ese grupo o a ese sector de Chile que no ha estado presente en las definiciones y que se vio obligado a decidir tal vez no con todas las cartas sobre la mesa. Es necesario que eso no se repita”, manifestó.

Además, sobre la idea de que en este nuevo proceso se recojan parte de los lineamientos del texto rechazado apuntó que “esa es una señal de que el trabajo que se hizo en base a la propuesta constitucional no era tan malo, no era tan deficiente como quisieron hacerlo creer. Hay cuestiones que seguramente van a tener que definirse con mayor tiempo y que es el tiempo que nosotros no tuvimos para poder dar esas discusiones de delimitar mucho más ciertas cosas que habíamos aprobado, pero que sabíamos que debían ser delimitadas y que habíamos delegado esas definiciones al Congreso”. Por lo que defendió que el proyecto de la nueva Constitución es “una buena base”.

Finalmente, respecto de la designación del ex convencional socialista Ricardo Montero como jefe de gabinete del Ministerio del interior, con quien compartió la coordinación de la comisión de Sistema Político en la Convención, Catrileo comentó que “los ex convencionales seguimos siendo profesionales, seguimos siendo líderes, dirigentes. Por lo tanto, me parece que no corresponde limitar el ejercicio de nuestras capacidades, no tiene nada que ver con la función de convencionales que pudimos haber tenido. Aquí lo que se rechazó no son los convencionales, sino una propuesta, por lo tanto, cada uno tendrá que retomar sus actividades, sus profesiones y seguir contribuyendo al país”.

Síguenos en