Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 8 de diciembre de 2022

Escritorio

Presidente encabeza consejo de gabinete con eje en presupuesto 2023: Marcel adelantó aumento en el gasto y foco en seguridad

Posterior al cónclave de ministros, el titular de Hacienda confirmó una expansión del gasto fiscal entre un 4 a 5 por ciento y descartó que ello vaya a repercutir en un aumento de la inflación, dadas las cifras positivas del balance estructural.

Maria Luisa Cisternas

  Jueves 29 de septiembre 2022 14:26 hrs. 
WhatsApp Image 2022-09-29 at 09.35.51

Compartir en

Esta mañana el presidente de la República, Gabriel Boric, encabezó un nuevo consejo de gabinete en la antesala de la presentación del presupuesto 2023. Los detalles de su primer erario fiscal los dará a conocer el mandatario en cadena nacional este jueves. Mientras, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, explicó los principales ejes del proyecto que mañana ingresa al Congreso Nacional, en la vocería de Gobierno posterior al cónclave de ministros.

Así, el titular de la billetera fiscal indicó que el objetivo del presupuesto “es darle tranquilidad a los chilenas y chilenos en el sentido de que no solamente estamos recogiendo sus principales preocupaciones sino que también vamos avanzando en el programa de Gobierno”. 

“En ese sentido, este va a ser un presupuesto que tendrá bastantes diferencias con el presupuesto anterior, pese a que normalmente el gasto público tiene mucha inercia, pero vamos a ver diferencias en los énfasis, la estructura, en las regulaciones del presupuesto que creo que nos van a dar sentido en cuanto queremos no solamente gastar más, invertir más, sino que también gastar e invertir mejor de acuerdo a lo que son las prioridades de la ciudadanía”, añadió.

Tras los “vaivenes” que el país ha tenido en política fiscal, Marcel señaló que “el próximo año vamos a tener una expansión real del gasto, expansión que va a ser mayor especialmente en materia de gasto social, en materia de inversión en infraestructura, gasto en seguridad ciudadana”. Además indicó que “en términos de la estructura del presupuesto, va a significar que muchos de los componentes transitorios que se crearon durante la pandemia van a ir desapareciendo del presupuesto y van a ir siendo reemplazados por recursos asignados por prioridades más permanentes”. 

Por otro lado, Marcel adelantó que se reducirán las regulaciones a la ley de presupuesto, facilitando su ejecución “sin sacrificar transparencia y sin sacrificar por supuesto el cumplimiento de las normas”, y aseguró que el proyecto contempla un foco descentralizador que permitirá “ayudar a gastar mejor de acuerdo a las necesidades en los territorios”.

Asimismo, explicó que el presupuesto contará con una presentación programática en aquellas áreas claves. “Por ejemplo, en materia de seguridad ciudadana vamos a tener un programa presupuestario dedicado al combate al crimen organizado y al narcotráfico; en materia de desarrollo productivo vamos a tener un programa presupuestario dedicado al desarrollo o la reinversión de los recursos provenientes del litio en ciencia y tecnología, en diversificación productiva, en desarrollo de la industria del hidrógeno verde”.

Vamos a tener alrededor de 8 programas presupuestarios que van a reunir esas características y que van a permitir mayor dirección de lo que hace el Estado, mayor coordinación entre distintos ministerios e instituciones y sobre todo mayor rendición de cuentas frente a la ciudadanía por el uso de esos recursos”, sostuvo.

Consultado por la expansión del gasto, el ministro confirmó que el aumento estará entre el 4 al 5 por ciento y descartó que ello vaya a devenir en un aumento de la inflación, dado el trabajo que ha liderado Hacienda para subsanar el déficit estructural, “que generó el Gobierno anterior en el año 2021”, indicó.

“Vamos este año a tener cifras positivas para el balance estructural porque por primera vez en muchos años, ese aspecto fiscal es lo que ha contribuido y va a contribuir en la baja de la inflación en los próximos meses y por lo tanto ese esfuerzo que hemos hecho este año va a tener un impcto en la inflación, en la estabilización de la actividad económica hacia adelante”.

“Ahora, por qué el gasto crece en circunstancias que se preveen cifras negativas para la actividad económica, bueno porque en eso consiste la regla de balance estructural, implica que el gasto público no sigue el comportamiento de la actividad en el corto plazo. Si el gasto público hubiera seguido el comportamiento de la actividad, habría tenido que caer cerca del 6 a 7 por ciento en el 2020 y yo creo que a nadie se le hubiera ocurrido que eso era una buena idea“, añadió Marcel.

Por tanto afirmó que “lo que tenemos que hacer a medida que vamos retomando la política de balance estructural es que el gasto se vaya moviendo de acuerdo a los ingresos estructurales, es decir los ingresos de largo plazo que pueda tener el fisco. Entonces, aún cuando este 2023 vayamos a tener una recaudación tributaria más débil porque la actividad va a ser más débil a fines este año y a comienzos del próximo, nuestro gasto se va a programar de acuerdo a los ingresos de largo plazo“.

Síguenos en