Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 2 de febrero de 2023

Escritorio

Eduardo Cardoza: “Hay una crisis de las políticas migratorias más que una crisis migratoria”

El vocero del Movimiento Acción Migrante destacó que los medios de comunicación y el gobierno de Sebastián Piñera son responsables de la instalación de un discurso que durante cuatro años criminalizó a quienes se han trasladado a nuestro país.

Joana Carvalho

  Lunes 10 de octubre 2022 10:53 hrs. 
departamento de extranjería y migración

Compartir en

El mundo atraviesa por una compleja situación migratoria. La población migrante se incrementa a nivel planetario, mientras que la falta de políticas públicas muchas veces se expresa de manera cruel: la vida de las personas en busca de nuevos horizontes cada vez vale menos cuando llegan a una frontera. Radio y Diario Universidad de Chile conversó con el integrante del Movimiento Acción Migrante, Eduardo Cardoza, respecto al escenario del país, en donde el dirigente identificó importantes impactos de la gestión de Sebastián Piñera que han repercutido en la de Gabriel Boric. 

Cabe destacar que a poco más de dos meses de que el Gobierno anunciara el proyecto de ley que pretende modificar la actual ley de regulación migratoria, con el fin de facilitar el proceso de expulsión de migrantes y que se simplifiquen los procesos de notificación, la iniciativa sigue sin ser presentada ante el Congreso Nacional.

De acuerdo con el también integrante de la Cátedra de Racismos y Migraciones Contemporáneas de la Universidad de Chile, la actual administración comenzó su gestión el 11 de marzo “con una crisis de política migratoria enorme”.

El número estimado de migrantes internacionales aumentó en las últimas cinco décadas, de acuerdo a la Organización Internacional para las Migraciones de la Naciones Unidas. El total estimado es de 281 millones de migrantes, siendo América Latina y el Caribe la región que aloja al 5% de tal población mientras que Europa y Asia han recibido al 61%.

A nivel país, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en el 2002 había 184.464 extranjeros. En 2017 el número aumentó a 746.465 y a fines de 2020 a cerca de un millón y medio. 

“Considero que hay una crisis de las políticas migratorias más que una crisis migratoria. Es cierto que la migración creció, pero los volúmenes de migración que tiene Chile hoy aún no son los mismos que tienen otros países de la OCDE”, señaló Cardoza. Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico reveló en octubre de 2021 que el país aún está muy por debajo del promedio de la región (7,8% vs. 14,1%).

El dirigente indicó que en marzo de este año el actual Gobierno asumió el poder con más de 500 mil trámites de visas pendientes y 127 mil personas en situación de irregularidad, lo cual identificó como una precarización de la vida de aquellas personas. El vocero sostuvo que “este gobierno se encontró con la construcción de una irregularidad sistémica” y con un “fardo importante en el tema migratorio para enfrentar políticas”. 

En esa misma línea, destacó que la utilización política del fenómeno migratorio durante el período de Sebastián Piñera en La Moneda y durante las últimas elecciones presidenciales, continuó. “Se utilizó inmediatamente una vez asumido este gobierno, así como el tema de la delincuencia y el conflicto en La Araucanía, para condicionar políticas públicas y para persistir en otras que no habían dado resultado”. De esa manera, Cardoza expuso que los medios de comunicación y la última administración tienen responsabilidad en cuanto a la instalación de un discurso que durante cuatro años criminalizó a la población migrante. 

El activista manifestó que luego de que Piñera asumió la presidencia todos sus discursos fueron en esa dirección, “porque es utilitario y genera cohesión nacional” cuando no tienes otros factores que generan esa unidad en el país

“Lo que hacía Piñera es que cada vez que le iba mal sacaba algo de la migración o aparecía que habían detenido migrantes delinquiendo no sé donde. Cada vez que tenía un problema le pegaba a la migración o a La Araucanía”, sostuvo. 

La regularidad migratoria y trabajo decente

El representante del Colectivo Migrante Uruguayo en Chile reconoció que este año se ha visto más al Servicio Nacional de Migraciones en terreno, “pero todavía no está el diseño de la política migratoria que se va a desarrollar”.

Así, el vocero opinó que “el tema migratorio no se puede abordar desde la frontera“, sino en conjunto con la región y de manera colaborativa. Además, señaló que la falta de regularidad de las y los extranjeros, sumado a una estrategia de expulsiones, solo genera que las personas vivan en la precariedad. 

Un reciente estudio del Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica, planteó la necesidad de que se generen acciones que favorezcan la adecuada inserción social y laboral de las personas migrantes, lo cual debe provenir desde el Estado. Esto, debido a que es relevante considerar que las y los trabajadores migrantes suelen encontrarse en una situación de vulnerabilidad, ya sea por la discriminación en el mercado laboral, falta de reconocimiento de sus niveles educacionales o por la existencia de barreras culturales.

En ese sentido, Cardoza enfatizó que “la regularidad migratoria es fundamental” y señaló que Chile debe cambiar el enfoque de seguridad nacional a un enfoque de seguridad humana, para generar un país más integrado y menos militarizado. 

A pesar de los discursos contra la migración, la realidad es que las y los extranjeros contribuyen positivamente al territorio nacional. En términos económicos, el aporte neto al fisco en el año 2017 fue equivalente al 0,4% del PIB. “Hacer una migración ordenada le va a permitir al país incluso más aportes, no solo en lo económico, sino que en todos los aspectos que ya ocurren”, mencionó y agregó que “por eso es tan importante la reivindicación que hacen los organismos sindicales respecto al trabajo decente”.

Síguenos en