Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 30 de enero de 2023

Escritorio

Juan Agustín Meléndez, Fiscal Nacional (s): “Es difícil destruir las organizaciones criminales, hay que atacar la trazabilidad del dinero”

La autoridad manifestó que otra dificultad tiene que ver con el déficit de tecnología para el análisis avanzado de la información que permita obtener evidencia para recurrir a los tribunales.

Daisy Castillo

  Martes 18 de octubre 2022 17:35 hrs. 
Santiago, 30  de septiembre 2022.
 Se realiza la Ceremonia de cierre de gestion 2015-2022 del Fiscal Nacional, quien concluye su mandato por cumplir 75 anos. .

Javier Salvo/Aton Chile

Compartir en

El Fiscal Nacional (s), Juan Agustín Meléndez, ante la Comisión de Resguardo del Orden Público de la Cámara de Diputados, aseguró que el crimen organizado es un tema de país, un tema transversal, junto con advertir que el ingreso de las organizaciones criminales transnacionales se unen con la delincuencia en Chile, en el nivel intermedio, en drogas, en armas y en la trata de personas.

Meléndez asistió recientemente a dicha comisión para dar a conocer la mirada del Ministerio Público respecto de los hechos delictuales que se están registrando en el país y que cada vez están marcados por mayor nivel de violencia y, al mismo tiempo, de coordinación entre quienes lideran los grupos que perpetran los ilícitos.

A juicio del Fiscal Nacional subrogante, “es difícil destruir las organizaciones criminales, porque están enquistadas. Son organizaciones con distintas células, lo que hace difícil establecer quiénes son los líderes”.

El fiscal señaló que “las instituciones públicas no cuentan con una planificación para combatir el fenómeno. Para perseguir a las organizaciones criminales, la metodología no es el caso a caso, se tiene que hacer a través de focos operativos y con la intervención del análisis criminal”.

Desafíos del Ministerio Público

En su intervención en la Comisión de Resguardo del Orden Público, Meléndez se refirió a los desafíos que la institución tiene y que apuntan a robustecer ciertas áreas. En tal sentido, indicó que “no tenemos la capacidad, desde el punto de vista operativo para cubrir todo. Necesitamos mayores recursos para el sistema operativo y de análisis criminal”.

El representante del Ministerio Público manifestó que en el país se están generando circunstancias nuevas que, hasta hace pocos años, no eran comunes. Un ejemplo es la creciente participación de menores de edad en los hechos delictuales, lo que se evidencia en los portonazos, en los asaltos que se están registrando en locales comerciales y en domicilios particulares.

Otro aspecto en el que hizo hincapié es que en las nuevas formas de delinquir se está observando la tercerización de la violencia. Esto, dijo, se evidencia en la existencia de la oferta de servicios, es decir, se facilita personas para cometer un delito.

El fiscal subrogante manifestó que también entre los desafíos que se enfrenta a la hora de combatir el fenómeno es que “todos tenemos distintos tipos de información en cuanto al crimen organizado, Aduana, PDI, Carabineros, Servicio de Migración, la Dirección General de Movilización. Tenemos resistencia de las entidades públicas de generar protocolos de traspaso de información. No hablamos el mismo idioma”.

Añadió que otra dificultad tiene que ver con el déficit de tecnología para el análisis avanzado de la información y que permita obtener evidencia para recurrir a los tribunales, a través de pericias que sean acordes con la tecnología. “La pericia tiene que ir, de acuerdo, a los avances tecnológicos que hay en el mundo. Hay una frase que dice que la delincuencia no hace licitación pública, es una gran dificultad enfrentarnos a una delincuencia que tiene recursos y que está a la vanguardia de la tecnología delictual, es una valla difícil de saltar”, apuntó el representante del Ministerio Público.

Síguenos en