Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 2 de marzo de 2024


Escritorio

Presidenta FRVS: “Es una reforma a la Constitución del ’80 o una constitución tutelada, pero no una constitución nueva para Chile”

La presidenta de la colectividad oficialista reafirmó sus dichos respecto a que “el momento constituyente ya no existe” y cuestionó el rumbo que han tomado las negociaciones entre los distintos partidos políticos para habilitar un nuevo proceso.

Diario UChile

  Viernes 4 de noviembre 2022 10:07 hrs. 
Reacciones Reunion por Nuevo Proceso Constituyente 07/09/2020

Compartir en

En conversación con la primera edición de Radioanálisis, la presidenta de la Federación Regionalista Verde Social, Flavia Torrealba, se refirió a la continuidad del proceso por tener una nueva constitución y la controversia que generaron sus dichos al afirmar en conversación con El Mercurio que “este momento constituyente ya no existe”.

Sobre esto último, la líder de la colectividad oficialista reafirmó sus declaraciones, destacando que “evaluamos en mi partido, desde las regiones, desde la directiva, que el momento constituyente efectivamente fue superado, un momento que se origina en octubre de 2019 como cúspide y que tiene una respuesta del sistema político en noviembre de ese mismo año, con una promesa que se le hizo a la población y con una relación que se había establecido entre la ciudadanía y el poder político”.

“Eso daba una salida institucional a las demandas, inquietudes, una reforma estructural que implicaba redefinir las normas de convivencia. Sin embargo, con el tiempo y también con el proceso que vivimos y con el rechazo al texto propuesto por la Convención Constitucional, creemos que la gente vio que el sistema político entró en una serie de conversaciones que empezaron a hacer que disminuyera el enganche de las personas por el proceso”, afirmó Torrealba.

De todas maneras, aclaró que, si bien “todavía estamos en un proceso constitucional en marcha”, “ese momento constituyente, donde la soberanía popular era el principio para empujar este proceso y legitimarlo, y la posibilidad de darnos una constitución con origen en el mandato soberano, creemos que ya se diluyó”.

Además, planteó que sobre el actual estado de negociaciones “es muy difícil avanzar en unas conversaciones que se dilatan, que se han tratado de reeditar en un formato más bien que no responde a la realidad política actual, con la disgregación de representación que hay en el Congreso Nacional. También con la gente que estamos sentados creíamos que en algún momento que fue una buena salida de dar continuidad al proceso, pero ahora se ha dilatado tanto que creemos que hay que retomar la agenda transformadora del Gobierno, restituir la confianza de la ciudadanía con el mundo político y ahí retomar el momento, cuando haya una revisión de las condiciones en las que nos vamos a vincular con la ciudadanía”.

“Otra forma es profundizar la democracia, comprometernos efectivamente con el mandato soberano de la ciudadanía y a través de un referéndum inicial definir temas que la ciudadanía priorice y que adquieran el rango constitucional por este principio soberano”, complementó.

En cuanto a los cuestionamientos que generaron sus declaraciones, incluyendo el propio oficialismo, Torrealba sostuvo que “yo creo que les estoy ampliando las posibilidades a las coaliciones políticas. Me parece que, estar encerrados prácticamente como rehenes de unas condiciones que está poniendo la derecha a unas conversaciones cerradas, que van a dar origen a un órgano que no va a ser independiente ni siquiera para decidir lo que puede conversar, es muy grave lo que está pasando”.

Por lo mismo, recalcó que “los partidos políticos tenemos un rol y ese es defender y representar los intereses de la ciudadanía en los espacios formales de toma de decisiones. Por lo tanto, a veces alguien tiene que decir estas cosas, de decirle al rey que finalmente va desnudo”, añadiendo que sobre los avances que está teniendo la construcción del acuerdo “me parece que eso es una reforma a la Constitución del ’80 o una constitución tutelada, pero eso no es una constitución nueva para Chile que respete el principio de la soberanía popular”.

“Yo creo que necesario esperar o generar un nuevo momento, abriendo un plebiscito, por ejemplo, sobre temas que deben estar protegidos o que tienen que tener rango constitucional, que sea la misma gente la que defina, tal como no tuvo la oportunidad de definir qué importancia tiene para la convivencia nacional la plurinacionalidad, el aborto, cuestiones que tuvieron rango constitucional que nosotros sabíamos, percibíamos que iban a complicar la aprobación del texto que se presentó a la ciudadanía”, manifestó.

Asimismo, señaló que “no hay que tener miedo” a retomar las conversaciones en otro momento. “Tenemos proceso constitucionales que han sido bastante largos en el tiempo, de 12, 8 años, por lo tanto, no hay que apurarse cuando las condiciones no están y solo por voluntarismo sacar adelante un proceso que ya está tambaleando”, aseveró.

Síguenos en