Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 2 de febrero de 2023

Escritorio

Alcalde Montoya y relación del Gobierno con los municipios: “La tentación sigue basándose en el parlamentarismo excesivo”

El edil de Macul consideró que el Ejecutivo debe acercarse a los territorios, propiciando instancias de democracia directa junto a los municipios. "Este era el Gobierno de la ciudadanía y creo que en ese espacio aún nos falta avanzar", afirmó.

Maria Luisa Cisternas

  Sábado 5 de noviembre 2022 9:24 hrs. 
Gonzalo-Montoya

Compartir en

En la línea de la colaboración crítica se define el alcalde de Macul, Gonzalo Montoya, respecto al Gobierno del Presidente Gabriel Boric. Ello, luego de haber renunciado -junto a casi doscientos militantes- a Comunes, partido que completa la triada del “domicilio político” del jefe de Estado: el Frente Amplio. Si bien el edil aseguró -en nombre de quienes abandonaron la colectividad encabezada por Marco Velarde- que se mantienen leales al Ejecutivo, acotó que ello “significa también hacer la sana crítica cuando creemos que, por ejemplo, nos estamos desviando del programa”. 

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el jefe comunal aseguró que sus coordenadas políticas siguen estando en Apruebo Dignidad y que actualmente está siendo parte de un diálogo que se ha tendido junto a un grupo de parlamentarios, alcaldes y consejeros regionales de la coalición para efectos de levantar una plataforma política que “el día de mañana decidirá qué camino va a tomar de manera colectiva y responsable, entendiendo lo que hoy día está en juego, que es la transformación de muchas reformas que Chile necesita para mejorar la calidad de vida de vecinos y vecinas”. 

¿Cómo ve la relación del Ejecutivo con los gobiernos locales?

Particularmente creo que hemos tenido una buena relación en general con el Ejecutivo, sin embargo esa relación ha sido más bien de diálogo que de avanzar en unas soluciones que creo que hoy día son tremendamente relevantes, que tiene que ver por ejemplo, con el per cápita en salud, que tiene que ver por ejemplo con el financiamiento de los municipios, que tiene que ver con algunas necesidades urgentes que hoy día las municipalidades y los alcaldes particularmente en todo Chile estamos levantando. Valoramos evidentemente que hoy día estén las puertas del diálogo abiertas, pero también queremos que podamos avanzar un poco más rápido en lo que son los compromisos que se han ido adquiriendo y particularmente que adquirió nuestro Presidente en materia de financiamiento municipal, que era poder lograr un per cápita, por ejemplo, de 300 mil pesos, que eso hoy día se ve bastante lejano.

Cuando habla de financiamiento ¿Está apuntando al presupuesto 2023?

Hay una preocupación, no de ahora, eso hay que decirlo, que es bastante transversal, que tiene que ver con que efectivamente los municipios hemos sufrido fuertes líneas de desfinanciamiento en los últimos años. Han subido los gastos, hoy día vemos como la inflación está golpeando el bolsillo de los chilenos y chilenas y eso también golpea, por ejemplo, los contratos de los municipios. Lamentablemente los ingresos no suben y esa es una problemática que como municipalidad hoy día tenemos. Una de las propuestas que incluso estamos relevando en materia de reforma tributaria es que, por ejemplo, los municipios no paguen IVA dentro de lo que son los contratos privativos. En el caso de la comuna de Macul son más de mil millones de pesos que todos los años nosotros pagamos en un IVA que es el municipio pagandole al mismo Estado, por lo tanto, entendemos que hay cosas que se pueden ir razonando, que se pueden ir resolviendo sin necesidad, a lo mejor, de poner más recursos, sino ver más bien cómo se están distribuyendo, pero sentimos que estos espacios un poco más cercanos con La Moneda de parte de los alcaldes lamentablemente no lo hemos visto.

Sí se han convocado a las asociaciones, si efectivamente hay mesas de trabajo. pero por ejemplo, a un mes de cerrar el año todavía no tenemos claridad sobre cómo va a ser efectivamente el per cápita de salud, si va a ser los 100 pesos o este per capita va a efectivamente aumentar; cuál va a ser la mirada que va a poner el Ejecutivo sobre la situación que se está viendo en relación a los contratos a honorarios, por ejemplo, que tienen que pasar a la contrata y eso de por sí es un aumento importante en el presupuesto de los municipios; cuál va a ser el aumento del fondo común del próximo año que son temas que son super sensibles para los alcaldes y las municipalidades porque en definitiva, cuando tu no tienes recursos, lamentablemente son los programas los que empiezan a acortarse, los programas en seguridad, en apoyo social, en salud que tienen que limitarse y muchas veces son los mismos vecinos y vecinas los que se ven afectados.

Yo creo que es importante que el Gobierno ponga una mirada en los territorios. Nuestro Presidente comprometió y nosotros estamos muy comprometidos en ese camino, de que este Gobierno iba a ser de los ciudadanos y ciudadanas y eso es lo que nosotros entendemos. Los municipios somos la puerta de entrada del Estado, los ciudadanos sienten a sus municipios mucho más cercanos que cualquier otra entidad de Gobierno por lo tanto ahí también es importante generar espacios de diálogo un poco más fluidos con los alcaldes, con los concejales, con instancias más territoriales y no necesariamente ese parlamentarismo excesivo, de reformas que son absolutamente necesarias. Entendemos que la reforma a las pensiones es necesaria, que la reforma tributaria es necesaria, pero también es bueno escuchar desde los territorios a las personas, yo creo que ahí nos falta avanzar un poco más.

¿Cómo evalúa las gestiones del Gobierno en seguridad? ¿Cómo han impactado en la comuna de Macul?

Este es un tema bien complejo de abordar. Yo he tenido una relación muy estrecha con el subsecretario Vergara, con la delegada presidencial que en definitiva son los coordinadores en materia de seguridad a nivel comunal. Nosotros podemos generar coordinaciones de prevención situacional pero quienes están a cargo de la seguridad es evidentemente la subsecretaría de Prevención del Delito. En ese sentido se han aplicado algunas estrategias y eso nosotros lo valoramos, entendemos que todavía es insuficiente, todavía estamos viviendo situaciones bien complejas no solamente en Macul sino también a nivel nacional pero creo que es importante el nuevo espacio de coordinación que se ha dado. Valoramos también la apertura que tuvo el subsecretario Monsalve hace unos días atrás donde un grupo de alcaldes de manera transversal llevamos unas propuestas que son de rápida implementación y que podrían destrabar una serie de situaciones administrativas en donde los municipios podemos colaborar, aún más en materia de seguridad, no solamente con el Gobierno sino que entendemos que este es un problema de Estado y que tenemos que abordarlo de una manera bien transversal y bien integral.

Entendemos que vamos a seguir avanzando. Yo creo que una de las personas que más sabe en Chile sobre seguridad es el subsecretario de Prevención del Delito, que es Eduardo Vergara, entendemos que está haciendo una pega bastante compleja a nivel nacional porque el problema no solamente radica en Santiago. Hoy día tenemos situaciones delictuales muy complejas en el norte, en el sur. En municipios rurales donde antes no existía la delincuencia hoy día tenemos bandas de narcotráfico operando, por lo tanto es un tema nacional que yo creo que hay que abordarlo con mucha responsabilidad y yo creo que en ese espacio si ha habido una conexión y un diálogo directo con los municipios, por lo menos en el caso de Macul, y algunos resultados se han ido viendo, hemos tenido el plan Centauro. Efectivamente hemos hecho algunos requerimientos al momento de las votaciones, hemos hecho algunos requerimientos de que se nos pueda cambiar los vehículos de Carabineros y evidentemente está todo dentro de los procesos administrativos que genera el Ministerio, pero estamos siendo escuchados en esa línea y vamos a seguir trabajando con el Gobierno de la mano.

A propósito de la carta de renuncia a Comunes, esa desconexión de la cual acusaron a la actual directiva con los territorios ¿Es extrapolable al Gobierno?

La crítica, y eso quiero que quede super claro, es a la directiva del partido. Efectivamente esto conlleva a que dentro del espacio que nosotros teníamos lamentablemente no teníamos forma de advertir y de generarnos cierto espacio de diálogo de nuestra forma de ver la conducción del Gobierno, precisamente al Gobierno. No teníamos forma de hacer llegar esta situación que nosotros estamos vivenciando. Sin embargo creo que es tremendamente relevante que el Gobierno se acerque aún más a los territorios.

Nosotros estamos disponibles a escuchar, a recibir a nuestros ministros, disponibles evidentemente a dialogar con la ciudadanía, este es el Gobierno de la ciudadanía y vemos muchas veces que la tentación sigue basándose en el parlamentarismo excesivo, en el diálogo con los parlamentarios  y aquí el tema es cómo acercamos el Parlamento a la ciudadanía y no al revés, no los alcaldes al Parlamento sino cómo el Parlamento se acerca a la discusión ciudadana, a través de diversas iniciativas que el mismo Parlamento puede implementar. Nosotros creemos todavía que existe ese espacio, que todavía hay tiempo, que lo podemos implementar y lógicamente los alcaldes y las alcaldesas estamos muy disponibles para ir mejorando esa línea de diálogo que todavía hay que seguir empujando con post de llevar la voz de la ciudadanía a la toma de decisiones.

¿Y cómo se logra que la sociedad civil sea la que marque las pautas del debate público?

Post estallido social, que evidentemente fue una situación bastante compleja en Chile, los municipios generamos una instancia que fue bastante valorada por la ciudadanía, que fueron instancias de diálogo directos, se generaron cabildos, se generaron encuentros entre las autoridades locales y la misma ciudadanía para poder llevar estas demandas al Gobierno de turno, por lo tanto yo creo que los municipios tenemos los canales formales para hacer espacio de participación directa. Yo lo que lamento es que esos espacios formales no estén impulsándose todavía de quién podría impulsarlos con mayor fuerza que es precisamente el Gobierno a través de los municipios. Creo que ningún alcalde, independiente de su posición política, se podría negar a que el Gobierno se acerque aún más a los municipios, se abran espacios de diálogo, de debate que pueden o no ser vinculantes, pero la ciudadanía lo que necesita es ser escuchada.

Hoy día ¿A quién está escuchando el Gobierno para la aplicación de esta reforma tributaria? ¿A quién está escuchando el Gobierno para la aplicación de la reforma de pensiones? Muchas veces vemos a través de los medios de prensa, a través de los matinales, la voz de la ciudadanía, pero cual es el espacio institucional más cercano que tiene la ciudadanía para poder hacer sus levantamientos son precisamente las municipalidades y esa, de repente, desconexión es la que nosotros extrañamos.

Efectivamente hemos puesto a disposición y estoy convencido de que podemos volver a poner a disposición un diálogo directo entre la ciudadanía y el Gobierno para que sea escuchada la gente. Insisto, este era el Gobierno de la ciudadanía y creo que en ese espacio aún nos falta avanzar y creo que podemos generar las conexiones con el objetivo de que nuestra gente sea escuchada.

Con la reforma previsional en la mesa ¿Considera que el Gobierno se ha alejado del programa original?

En lo personal creo que si bien hay un cambio a un sistema mixto, en sí el modelo sigue un poco manteniéndose en la misma lógica. Yo soy de los que creen que la implementación de un modelo solidario de pensiones es lo que debería tener Chile. Generemos el debate, qué duda cabe, yo tengo una idea, otros alcaldes tendrán otras ideas y otros parlamentarios también las tendrán, pero el objetivo es generar el debate.

Hoy día lo que estamos viendo es una propuesta, una mirada mixta de administración público y privada, pero que en definitiva se mantiene de alguna manera bajo la misma estructura que se ha mantenido durante los últimos años. Ahora sí entendemos que esto efectivamente va a mejorar un aumento directo de las pensiones, probablemente es así con el 6% que van a poner los empleadores, pero yo creo que ese debate, por ejemplo, no se ha dado con la ciudadanía. Se ha dado todo a nivel parlamentario y este es un debate fundamental porque afecta a la calidad de vida de la gente, incide directamente en la calidad de vida de nuestros pensionados, por lo tanto, ese es el espacio de diálogo dónde se está dando, dónde se está abriendo y eso es lo que muchas veces nosotros echamos de menos desde los municipios, porque sentimos que lamentablemente, teniendo todas las posibilidades para generar estos cabildos, estos encuentros, lamentablemente a veces no se dan porque a veces la agenda parlamentaria es mucho más importante que efectivamente el diálogo con la ciudadanía.

Nosotros creemos que podemos seguir avanzando, qué duda cabe que esta propuesta viene a radicar un sistema de pensiones que ha condenado a muchos chilenos a vivir en la pobreza, a muchos a vivir incluso en la miseria pero, insistimos, nos falta un espacio de debate más directo con las personas y yo creo que los alcaldes y las alcaldesas, concejales y cores tenemos ese espacio para seguir avanzando, incluyendo también a nuestros gobernadores.

Pero a su modo de ver ¿Se aleja de la propuesta original?

Más que hacer una crítica de alejamiento al programa de Gobierno, efectivamente nosotros creíamos y estamos convencidos de que el programa de Gobierno apuntaba a un sistema solidario, creo que también hay que ver la situación en cuanto a lo que es la propuesta que está haciendo el Gobierno en cuanto a la posibilidad de aprobar este proyecto y creo yo que se está generando un espacio de tratar de aprobar algo incluso por sobre lo que en algún comienzo se propuso y eso es lo que nosotros muchas veces, no criticamos, pero sí nos cobra cierta preocupación en el sentido de que a veces nos vamos alejando de lo que se propuso a la ciudadanía.

A lo mejor efectivamente después de un año la mirada que tiene el Gobierno es distinta a la que se propuso cuando nuestro presidente llegó a La Moneda, pero aquí es importante para zanjar esa discusión que se le pregunte a la ciudadanía y directamente a los territorios, avanzar en democracia directa porque efectivamente si hoy hay un cambio, tenemos que ver qué está pensando la gente y con ese fin tomar la decisión que en definitiva le permita al Presidente generar la discusión parlamentaria para la aprobación de las reformas.

En la carta con la que renunciaron a Comunes hicieron hincapié en disputar legítimamente las posiciones entre Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático ¿Considera que desde Apruebo Dignidad hace falta pasar a la ofensiva en esta relación?

Más que quién pasa o no a la ofensiva o quién pasa o no a tomar ciertas prioridades en materia de conducción gubernamental, nosotros creemos que aquí lo que hay que apegarse es al cumplimiento de un programa que fue lo que nos llevó a La Moneda. No olvidemos que Socialismo Democrático en la primaria no era parte de la coalición, de hecho la primaria fue con Gabriel Boric y con el alcalde Daniel Jadue, de ahí nace un programa de Gobierno y Apruebo Dignidad que tuvo algunos ajustes para la segunda vuelta pero el fondo del programa seguía siendo el mismo. Lo que a nosotros nos preocupa y efectivamente lo hemos manifestado en los espacios, ya sea a través de los medios o los espacios de discusión política que hemos tenido, es que en algunos casos como por ejemplo el TPP 11 nos estamos alejando del programa que comprometimos a la ciudadanía ¿Qué intereses hay detrás de eso? Bueno, eso es lo que efectivamente el Gobierno debe ponderar, pero lo que aquí siempre vamos a defender es el programa con que nuestro Presidente llegó a La Moneda.

Síguenos en