Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 21 de junio de 2024


Escritorio

Axel Callís y llegada de Mirosevic a la presidencia de la Cámara Baja: “Este triunfo es importante porque le vuelve el alma al cuerpo al Gobierno”

La nueva carta oficialista, sin embargo, había sido resistida desde la derecha y parte de la Democracia Cristiana donde recalcaron que Mirosevic también fue uno de los rostros de la campaña del Apruebo.

Daisy Castillo

  Martes 8 de noviembre 2022 18:48 hrs. 
Axel Callis

Compartir en

Con la irrupción de Vlado Mirosevic del Partido Liberal como nuevo presidente de la Cámara de Diputados en reemplazo de Raúl Soto del PPD, los sectores que quedan debilitados porque no llegaron finalmente a buen puerto en sus negociaciones son los partidos de Chile Vamos, que mantuvieron conversaciones con los partidos de centro y de centro izquierda para llegar a ocupar la testera.

También se ven afectados los Republicanos, la Democracia Cristiana y el Partido de la Gente, los que buscaron un acuerdo con la derecha para instalarse en la mesa de la Cámara de Diputados. En un principio, el nombre del diputado Víctor Pino, del Partido de la Gente, era una de las cartas que se jugaba para asumir la presidencia, pero quien consiguió más respaldo fue el diputado de la DC Miguel Ángel Calisto.

Fue el bloque de gobierno el que finalmente y después de dos rondas de comicios, consiguió los votos para asumir la testera a la cabeza de Vlado Mirosevic, quien en una segunda vuelta, logró 77 votos contra 73 de Miguel Ángel Calisto (DC). De esta manera, se impuso el Socialismo Democrático.

Hay que recordar que Mirosevic, por haber sido vocero de la campaña del Apruebo al igual que Karol Cariola, generaba resquemores en algunos sectores de la DC. La nueva carta oficialista fue resistida también desde la derecha, donde recalcaron que también fue uno de los rostros de la campaña del Apruebo.

En una tensa jornada de debut, el nuevo presidente destacó la importancia de lograr acuerdos transversales y agradeció a los partidos que lo apoyaron por haber “honrado su palabra” y respetado el acuerdo de gobernabilidad levantado como alternativa tras la retirada de la diputada del PC, Karol Cariola. La intervención fue interrumpida por el diputado René Alinco quien dijo que el liberal y los dos vicepresidentes de la Cámara serían una caja de resonancia del Gobierno. Mirosevic respondió al emplazamiento de Alinco que “estas actitudes matonescas son las que tenemos que erradicar de esta Cámara”

Le vuelve el alma al cuerpo al Gobierno

El analista y experto electoral, Axel Callís, en entrevista con la Radio y Diario Universidad de Chile, sostuvo que la llegada de Vlado Mirosevic a la presidencia de la Cámara de Diputados, “es el primer triunfo que tiene el oficialismo, después del mazazo (del plebiscito del 4 de septiembre), lo cual de alguna forma rompe con establecer que ese 62% es un grupo político y un número homogéneo y no una votación circunstancial con respecto a una votación en torno a un borrador de una propuesta constitucional”. Agregó que “este triunfo es importante, porque le vuelve el alma al cuerpo al Gobierno”.

En cuanto al pie en que queda el Partido de la Gente, que entre sus fichas para presidir la Cámara Baja postuló al diputado Víctor Pino -pero que se bajó abruptamente de la carrera-, Callís planteó que, en el general, este sector, es decir, el PDG “no lo conocemos mucho. Diría que es un partido muy pragmático y toma las decisiones más de acuerdo a la temperatura que exista y al olfatímetro como se dice normalmente, lo que lo hace bastante poco confiable, porque un partido que tiene principios tan flexibles que van en relación a estados de ánimo u opiniones, lo hace ser poco confiable en términos de respetar acuerdos o tener ciertas convicciones en las cuales se navega en política”.

Un parlamento que no legisla

Respecto del rol que el nuevo presidente de la Cámara tendrá que jugar para sacar adelante las propuestas legislativas del gobierno, el experto electoral manifestó que “evidentemente, él puede ayudar y contribuir a lograr acuerdos que es el gran problema que tiene hoy día el Parlamento. Éste es un Parlamento que no legisla o lo hace sobre temas que no le importan a mucha gente, que son más bien pequeños. Pero la agenda social, las reformas sociales que están esperando hace 10 ó 12 años, el Parlamento no las resuelve”.

El experto indicó que le parece bien la idea planteada por Mirosevic de tratar de establecer un puente entre el Gobierno y la oposición “para ver si aumenta, un poco, la eficacia del Parlamento”.

Síguenos en