Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 26 de enero de 2023

Escritorio

Gonzalo Durán (Fundación Sol) rebate optimismo por el IPC: “Estamos en el peak de la inflación alimentaria”

El economista afirmó que en este grupo se ha registrado un aumento de más del 20% y que los próximos meses serán más complicados porque “vamos a estar en la parte más negativa de la curva de crecimiento, en una fase recesiva”.

Osciel Moya Plaza

  Martes 8 de noviembre 2022 19:32 hrs. 
Santiago, 14 agosto 2022.
Imagenes referenciales en feria libre ubicada en calle Aldunate y Coquimbo en la comuna de Santiago.
Jonnathan Oyarzun/Aton Chile

Compartir en

El economista de la Fundación Sol, Gonzalo Durán, expresó que el  Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes de octubre que registró un aumento mensual de 0,5%, demuestra que el país está entrando en una fase de desaceleración y que categorías como alimentos se mantengan al alza, demuestra que todavía la inflación está en su peak y no como dijo el ministro de Hacienda, Mario Marcel que la inflación había alcanzado su nivel más alto en el mes de agosto.

De  acuerdo a las cifras dadas a conocer por el INE, este IPC  de 0,5%, acumula un alza de 11,4% en lo que va del año, y una variación de 12,8% a doce meses. Esta cifra fue menor a la que esperaba el mercado, que proyectaba un 0,9%.

Para el ministro Marcel “las expectativas de mercado estaban entre 0,8 y 0,9%. Esto significa que así como durante muchos meses tuvimos sorpresas negativas, en el sentido de tener aumentos de la inflación por sobre lo esperado, hemos entrado en un periodo en el que empezamos a tener cifras de inflación por debajo de lo esperado. La inflación ya alcanzó su peak en agosto”.

Sin embargo, Durán indicó que les “llama la atención que categorías o divisiones que son básicas como puede ser la división de alimentos se mantengan en alza. Hablamos de que en 12 meses la división de alimentos llegó a un 22% de aumento interanual, lo que afecta mucho más a las personas de menores ingresos que proporcionalmente consumen su presupuesto en alimentos básicos”.

Frente a las declaraciones del ministro Marcel en cuanto a que la inflación ya alcanzó su peak, el economista afirmó que cuando se revisan las cifras agregadas, el indicador general está en el peak, pero cuando se habla de indicadores separados, aún no se llega al nivel más alto. “En alimentos en este un minuto estamos en el registro histórico, en ese sentido estaríamos hablando de que estamos en el peak de la inflación alimentaria, pensemos en  productos  básicos: el aceite en un 66%; el harina un 36%; la leche, el pan, los huevos todo sobre un 30%;  el azúcar en 51%; las pastas un 44%. Entonces no podemos decir que hemos alcanzado un peak representativo en cuanto a lo que son los alimentos básicos, que  es la mayor parte de la clase trabajadora la que destina gran parte de su presupuesto al alimento”, precisó Durán.

Por ello, afirmó que este IPC del mes de agosto se explica porque “estamos observando que nuestro país está comenzando a entrar en una fase de desaceleración, que es algo que los analistas ya vienen hablando,  sobre esta inminente crisis económica expresada en  la reducción del PIB para el año 2023. Finalmente lo que estamos viendo es que las ganancias de las empresas, es decir las utilidades las empresas consiguen, estuvieron elevadas por mucho tiempo. Hay que pensar que se poco se informó que las empresas de la Bolsa de Comercio prácticamente habían repartido más de 12.000 millones de dólares en dividendos, esto es un 77 más que el año 2020 y esto sin duda es un factor que genera inflación,  pero lo que estamos viendo los últimos meses y que finalmente están empresas que ganaron mucho en pandemia,  están reduciendo su niveles de ganancias y al reducir los niveles de ganancias lo que eso implica que la inflación también empieza a descender”.

 Durán agregó que “esta inflación no es atribuible en un 100% al tema de los retiros, sino que tiene que ver también de manera muy importante, con el comportamiento de las ganancias empresariales y cómo ésta ha subido de forma significativa y los últimos dos años”

Otro de los aspecto que no comparte el economista, es la posición del Gobierno y  diversos sectores respecto del consumo impulsado por el retiro de los fondos de pensiones, los IFE y otros instrumentos entregados por el gobierno para superar la crisis económica generada por la pandemia. “Ésa es una explicación que nosotros no compartimos. Para nosotros la explicación tiene que ver con la interrupción que tuvo la cadena de suministro a nivel mundial producto de la pandemia del Covid, los cuellos de botella, los cortes la cadena de valor y esto se combina también con la guerra entre Rusia y Ucrania y el impacto que ha tenido en los precios del combustible, de la energía y de los productos alimenticios básicos, y por  eso hoy día hablamos de estos niveles de inflación. Aquí también hay una inflación que está condicionada por las enormes márgenes de utilidades o ganancias que han tenido los grupos económicos en Chile”, señaló el experto.

Agregó que si bien puede haber influido la política monetaria del Banco Central y el apoyo del Gobierno,  “pero nuestro modo de ver lo más importante tiene que ver con que las empresas empezaron a reducir sus márgenes de ganancia en los últimos meses y a partir de ahí también la inflación empieza retroceder un poco”.

Dado el actual  escenario, el economista afirmó que la inflación en general debería tender a bajar, pero esto no debiera llevar a las autoridades a desatender lo que está pasando en la inflación en particular, es decir a las  divisiones que componen el IPC que son 12, entre ellas los alimentos.

En  los datos que se publican hoy, no es para estar felices. En el fondo tenemos una inflación de la división alimentaria de más de un 20% y en los próximos meses se va a ver complicado, sobre todo producto de que vamos a estar en la parte más negativa de la curva de crecimiento, en una fase recesiva y por tanto ahí fundamental en el fondo la acción que puedan hacer los trabajadores para poder recuperar poder adquisitivo”, señaló Durán.

En esa línea, destacó que el último Índice Real de Remuneraciones demuestra que los salarios cayeron en los últimos 12 meses en un 2,3 por ciento. Por ello, afirmó que es importante que los trabajadores participen en las organizaciones sindicales y desde allí, puedan negociar sus contratos colectivos para recuperar la pérdida del poder adquisitivo producto de la inflación.

Síguenos en