Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 23 de febrero de 2024


Escritorio

Director del documental “Chao Carbón”: “Aún sigue muriendo gente en las zonas de sacrificio”

El documental hace hincapié en las malas prácticas e irregularidades que tiene la empresa AES Gener, que lleva más de 50 años contaminando Chile con sus termoeléctricas, transformando una serie de ciudades en Zonas de Sacrificio.

Joana Carvalho

  Jueves 10 de noviembre 2022 19:42 hrs. 
quintero puchuncaví

Compartir en

De acuerdo al director del documental “Chao Carbón”, Ladislao Palma, el arte, la creatividad y el material audiovisual son la clave para dar a conocer los conflictos socioambientales que existen tanto en Chile como en el mundo. Es por eso que la coalición que recibe el mismo nombre del documental, propuso este proyecto que busca que la sociedad se vuelva consciente de las urgencias climáticas, medioambientales y humanas buscando descarbonizar nuestro país de aquí al 2030.

La dirección de la pieza audiovisual es compartida con Zeta Fernández e impulsada por la Fundación Chile Sustentable, que es parte de la Coalición Chao Carbón.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, Ladislao Palma sostuvo que el objetivo del documental es hacer memoria y recordar la historia que parece olvidada luego de todos los sucesos sociales que han pasado en Chile, como el estallido social de 2019 y el plebiscito de salida por una Nueva Constitución en septiembre de este año.

Junto con el documental la agrupación también presentó una revista, ambas iniciativas enmarcadas en las actividades y contenidos anunciadas en el plan Descarbonización 2030 y Transición Energética Justa, que busca terminar con las termoeléctricas a carbón y los impactos negativos que tiene esta forma de generar energía, en el medio ambiente, nuestra salud y territorios.

Ambos, revista TransE Magazine y el documental “Chao Carbón”, son un registro colectivo con archivos desde el 2006 hasta el 2021.

 

El documental hace hincapié en las malas prácticas e irregularidades que tiene la empresa AES Gener, que lleva más de 50 años contaminando Chile con sus termoeléctricas, transformando una serie de ciudades en Zonas de Sacrificio. Mientras que la revista ofrece un importante foco en que esta renombrada transición, sea realmente justa y con perspectiva de género, en vista de que son las mujeres las principales y mayores afectadas de estas malas prácticas y contaminación.

“La relevancia de esto es volver a despertar y recordar que aún sigue muriendo gente en las zonas de sacrificio, en donde es necesario una transición justa para volver a entregarle voz a los protagonistas, que son los afectados en cada uno de estos lugares”, declaró Palma.

Informes de la Fundación Chile Sustentable dan cuenta de las diversas repercusiones en la salud de la población, producidas por Centrales Termoeléctricas a Carbón. El dióxido de carbono (CO2); material particulado (MP10); dióxido de azufre (SO2); óxido de nitrógeno (NOx) y metales pesados como el mercurio (Hg), vanadio (V), níquel (Ni) y plomo (Pb), son componentes que emiten las Termoeléctricas y a Organización Mundial de la Salud ha alertado sobre el efecto que estos contaminantes generan en el desarrollo pulmonar, el incremento en el riesgo poblacional de infartos y los efectos en la capacidad intelectual.

Un estudio de emisiones da ejemplos concretos de los efectos contaminantes en algunas localidades de nuestro país consideradas “zonas de sacrificio”. Entre ellos la comuna de Tocopilla, donde la población tiene un riesgo de morir por tumores malignos de tráquea, bronquios y pulmón 2,7 veces mayor que el resto del país. Mientras que en Huasco, se identificó un 71% más riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares que el resto de la población chilena.

Puede que los informes y estudios no sean la mejor manera de transmitir la gravedad de esta crisis o que los números no sean los elementos que permitan la reflexión de la población. Por eso el director señaló que a través del arte, la creatividad y el material audiovisual es posible que los conflictos socioambientales que afligen a niños, niñas, adolescentes y toda la población que respira el aire contaminado en las zonas de sacrificio de Chile y el mundo, sean visibilizados.

“Nos permite empatizar, mostrar la realidad, la belleza a proteger y los lugares que quieren destruir o los ya destruidos, desde los discursos locales. Para ser una voz que masifica el discurso callado que no aparece en los medios, a diferencia de aquel de las grandes empresas responsables de las condiciones de estos lugares”, destacó el realizador.

De esa manera, Palma denunció que la empresas culpables de tanta contaminación son, al mismo tiempo, las que controlan los medios de comunicación y la inversión digital. “A nosotros solo nos queda lo orgánico, mediante de las redes y mucho compañerismo a través de distintos colectivos”, señaló.

Según el director, la empresa AES Gener “está destruyendo el mundo completo”, por lo que el proyecto busca aumentar los lazos con otros contenidos, artes y materiales audiovisuales que existen en otros países. Así, levantar una gran red “para detener el cambio climático y vivir más de acuerdo con la naturaleza”.

Síguenos en