Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 8 de diciembre de 2022

Escritorio

Femicidios en Chile ¿Cómo sensibilizar a la sociedad civil en el trabajo de prevención respecto a las conductas de riesgo?

Columna de opinión por Arnaldo Canales
Miércoles 16 de noviembre 2022 8:24 hrs.


Compartir en


Arnaldo Canales Benítez
Experto en educación emocional
Director ejecutivo de la Fundación Liderazgo Chile (FLICH)

Este último tiempo hemos visto un aumento de la violencia hacia la mujer y los casos de femicidio no solo en Chile, sino en todo el mundo ¿Qué sucede?

Conmoción provocó recientemente en los vecinos de San Ramón un crimen en el que se descubrió cómo un hombre trasladaba el cadáver de una mujer por medio de un tambor en plena calle.

Las causas del femicidio están siempre relacionados al cónyuge o conviviente de la víctima, vulnerabilidad, antecedentes psicológicos, psiquiátricos, alcoholismo, drogadicción, entre otros factores.

Debemos entender que el femicidio que ocurre hoy es el resultado de la violencia intrafamiliar contra la mujer que se vivió antes y por diferentes razones siguió sometida a esa agresión.

El femicidio tiene directa relación con la violencia intrafamiliar. La clave está en poder trabajar la prevención de las conductas de riesgo a la desregulación de la rabia como factor principal del desbalance frente a las distintas situaciones que vive un hombre o una persona dentro de una relación. En la medida que eso no se aborde ni se trabaje el temperamento y la impulsividad siempre van a terminar ganando la batalla.

Los patrones y estilo de crianza que vivieron los agresores hace que actúen de tal manera. Hay heridas de infancia que no supieron sanar y tratar, es una consecuencia de…  por eso es tan importante la educación emocional desde 20 años antes que nazcan los niños, ósea con los papás. si no supieron reconocer, validar sus emociones e identificarlas claramente los estilos de crianza para ese futuro hijo va a generar que no se pueda regular emocionalmente.

Es necesario implementar programas, sistemáticos, continuos y permanentes de trabajo contra los diferentes tipos de agresiones. Además, es importante trabajar en escuelas para padres, principalmente el rol que tiene la mujer y el hombre en construir desde los conflictos una sana convivencia.

El Congreso Nacional retomó el debate del proyecto de ley de reparación integral a las víctimas de femicidio. La propuesta tiene como principal objetivo crear y fortalecer los mecanismos para la atención, protección y reparación integral para las víctimas de este delito y sus familias.

Debemos buscar el derecho a la reparación del daño, la cual debe ser integral, adecuada y efectiva.

“Denunciar y detener la violencia a tiempo”, pero ¿cómo hacerlo cuando la víctima está entrampada en esta agresión?

La carencia de autoestima de la mujer y el poder que ejerce el hombre sobre ella hace que no sea consiente del impacto que tiene las distintas formas de violencia que ejercen contra el género: violencia emocional, psicológica, verbal o económica cuando los proveedores son los hombres y condicionan la entrega a diferentes formas.

Para poder trabajar estas situaciones y lograr un justo equilibrio, las niñas, niños, mujeres y hombres debemos entender que la rabia es una emoción valida, es la que pone límites, del autocuidado y de la justicia, por lo tanto, si mi hija o hijo siente rabia y pone límites frente a situaciones donde se ve expuesto frente a posibles abusos, va a evitar que el día de mañana pueda ser violentada por un adulto.

Cuando una mujer se empodera y no permite ningún intento de violencia vive la rabia desde la posición de poner límites y el acosador cambia su conducta.

Si eres mujer y estás siendo violentada, trabaja tu salud mental, tu amor propio y entenderás que no debes aceptar ningún acto de violencia. Visita www.flich.org y trabaja tu autoestima.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.