Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 6 de diciembre de 2022

Escritorio

Acuerdo constituyente ¿A cualquier costo?: El balance que hacen ex convencionales de las negociaciones que lleva el Congreso

En conversación con nuestro medio, ex convencionales del FA, PP.OO y Movimientos Sociales se manifestaron contra la idea de establecer un órgano redactor designado 100% por el Congreso Nacional, abogando por mantener el estándar democrático.

Maria Luisa Cisternas

  Miércoles 23 de noviembre 2022 19:39 hrs. 
Santiago, 23 de septiembre de 2022.
El presidente del Senado, Álvaro Elizalde, y el presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados, Raúl Soto, se reúnen con representantes de partidos políticos por diálogos para nuevo proceso constituyente. Confirmó su participación la presidenta del Partido Republicano, Ruth Hurtado.
Juan Eduardo Lopez/Aton Chile

Compartir en

En un punto muerto aparentan estar los diálogos constituyentes radicados en el Congreso Nacional. Si bien, la de este martes se vaticinaba como una reunión clave para zanjar el acuerdo que habilitaría un proceso 2.0, las colectividades con representación parlamentaria no llegaron a un consenso sobre el mecanismo de redacción, motivo por la que acordaron delegar a una comisión de expertos electorales -con miembros elegidos por los partidos- la tarea de proponer una fórmula para redactar la próxima propuesta constitucional.

Y pese a que la cantidad de integrantes que fueran a conformar el órgano redactor se hacía ver como el último escollo -considerando que hasta ayer, todos los partidos sentados a la mesa de negociación iban por un órgano 100% electo por la ciudadanía- resulta ser el estándar democratico del proceso el epicentro de la discusión. 

Irrumpiendo en el debate de los partidos, Amarillos por Chile propuso erigir un Consejo Constitucional “elegido democrática e íntegramente por el Congreso Nacional”, idea a la que se mostraron favorables personeros de Chile Vamos en la reunión en Valparaíso. Antes incluso, el timonel de la UDI, Javier Macaya, se había manifestado contra un órgano completamente elegido por la ciudadanía, pese a que la propuesta oficial de la oposición lo contemplaba.

“Acá se plantea que si no es electo en un 100% no va a ser legítimo. Yo invito a mirar las encuestas de qué piensan los chilenos respecto de tener un ejercicio igual al que fracasó el 4 de septiembre pasado, de la importancia que le dan los chilenos al rol de los expertos”, sostuvo este lunes.

A ello se suma la ambivalencia del oficialismo sobre esta materia. Si bien los partidos de Gobierno junto a la DC cerraron filas por una instancia íntegramente elegida por la ciudadanía, ha trascendido una minuta del PPD con la propuesta de un órgano redactor completamente electo por el Congreso, documento que no sería del todo desconocido por el resto de los legisladores de Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad. 

Haciendo un balance de las negociaciones, ex convencionales del Frente Amplio, Movimientos Sociales Constituyentes y Pueblos Originarios, consideraron improcedente insistir en un acuerdo a costa de reducir el estándar democrático que caracterizó el primer proceso. 

Así lo hizo ver la otrora constituyente del distrito 23, Manuela Royo. “Consideramos que no podemos hacer un proceso constituyente a cualquier costo, que no tenga representatividad, que sea escrito por consenso elitarios que no representen a la ciudadanía, porque una Constitución es esencialmente democrática”, señaló.

Y añadió que “con todos los reparos que pudimos haber tenido y sigamos teniendo sobre el proceso constituyente, nadie puede decir que no fue un proceso democrático, donde fueron electas todas las personas y eso fue un valor muy importante, entonces quizás hay que esperar un momento adecuado, pertinente que nos permita a todos y todas quienes queremos realmente justicia y transformación social en ese país, poder tener una respuesta en conjunto que incluya también a los movimientos sociales, a los partidos que están trabajando por una nueva Constitución y que sea capaz y que tenga la fortaleza suficiente para darle cara a todas estrategias y triquiñuelas de la derecha y de sus cómplices”.

A su vez, para el ex convencional del distrito 10, Fernando Atria, “cualquier acuerdo que valga la pena tiene que respetar las dos decisiones fundamentales que el pueblo chileno tomó, que es que habrá una nueva Constitución y que esa Constitución va a ser hecha por un órgano íntegramente elegido”. 

“Ahora, habiendo dicho eso, yo creo que el órgano íntegramente elegido tiene que tener una cantidad de miembros suficientes para que pueda ser representativo, si ese órgano tuviera como algunos buscan 50 miembros a la manera del Senado, eso aplanaría la representación, como ocurre en el Senado, de la región Metropolitana respecto de otras regiones y con eso los 8 millones de chilenos que viven en la región Metropolitana quedarían notoriamente subrepresentados”.

No obstante, consideró poco probable que “eso se discuta en términos de cuál es la mejor representación para Chile, lo más probable es que eso se discuta en términos de qué es lo que más me conviene a mí según los cálculos electorales que yo hago”. 

Por lo demás, el jurista consideró un error la idea de que los expertos son “los que no son políticos pero vienen a solucionar los problema de los políticos”.

“El sentido de la referencia de los expertos en la discusión actual es totalmente contraria a esa”, apuntó, aduciendo que “no es conocimiento experto lo que se espera de ellos, no es una presentación no política, es una manera de vehícular la acción de los partidos políticos y la pregunta, porque yo digo esto en términos puramente descriptivos, es si eso es una buena idea“.

“A mi no me parece que sea una mala idea, simplemente estoy diciendo que es un error pensar que todas estas referencias a los expertos es en realidad una referencia al conocimiento técnico o es una equivalente a lo que el primer proceso constituyente fue la idea de independientes que venían fuera de la política”, añadió.

“Yo creo que no”, respondió el ex convencional del distrito 28, Mauricio Daza, a la pregunta sobre si vale la pena llegar a un acuerdo a cualquier costo. “Al día de hoy, lo máximo que vamos a tener es una Constitución que va a ser básicamente redactada por el actual Congreso”, agregó.

“Es tal la extensión de los denominados órganos constitucionales que básicamente el rayado de cancha tiene tantas reglas, que en el fondo la labor de esta entidad electa va a ser muy limitada, porque también se quiere establecer un grupo de expertos elegidos por parte del Congreso como una suerte de frenazo a las iniciativas que pueda hacer esta entidad electa y a eso hay que agregar, que también se pretende definir un órgano que sea un arbitrador”, señaló.

Por tanto indicó que “si es por eso yo creo que sería mucho más sincero decir ‘mire el Congreso va a hacer una propuesta de nueva Constitución’ más que tratar de blanquear aquello a partir de elegir un grupo de personas que no van a tener un ámbito de decisión que sea realmente importante o sustantivo en relación al contenido de una futura carta fundamental”.

A su vez, la ex convencional del pueblo Colla, Isabel Godoy, consideró que “avanzar en acuerdos es súper complejo, al menos los acuerdos que nos convenga a nosotros como país, como pueblo va a ser muy difícil, va a siempre primar lo que le convenga a la clase dominante, la que tiene los recursos, la que tiene los privilegios, la que son dueñas de las empresas, las que son dueñas del mar, las familias más ricas. Siempre ellos van a usar todos sus recursos para poder mantener el país como está”.

En cuanto a la reticencia por garantizar escaños reservados, Godoy aseguró que “va a ser más difícil para los pueblos originarios tener real representación. O sea, vamos a tener que sacarnos los ojos entre nosotros para poder ver qué pueblo podría eventualmente ir si es que llega a haber un proceso y siempre los pueblos más chicos van a ir quedando de lado, porque nos sacan en cara de que somos minoria, pero quién nos hizo minoría, quién casi nos extinguió, a quien se le cometió genocidio, sobre todo a los pueblos del norte”.

Por tanto, la ex convencional sostuvo que “yo no soy de los acuerdos a cualquier costo, de hecho cuando estuve en la Convención tampoco actué así porque uno tiene compromisos y tiene un mínimo moral que cumplir entonces si vamos a llegar a acuerdos para legitimar un texto que va a ser un maquillaje a lo que hay, por lo menos yo no estoy para eso”.

Imagen: Agencia ATON.
Síguenos en