Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 7 de febrero de 2023

Escritorio

Ministra Antonia Orellana y campaña Sí me importa: “Un agresor no es un buen padre”

La titular de la Mujer y Equidad de Género comentó el trabajo con organizaciones de todo el país para avanzar en esta iniciativa donde todos pueden hacer un aporte, precisó. Además, se refirió a la mirada de género en estos ocho meses de gobierno.

Diario UChile

  Lunes 28 de noviembre 2022 16:36 hrs. 
Santiago, 17  de Noviembre  2022.
 La ministra de la Mujer, Antonia Orellana, junto a la subsecretaria de Hacienda, Claudia Sanhueza y el director del Servicio Civil, Felipe Melo, lanza iniciativa Mujeres para Liderar, que busca revertir la baja postulacion de mujeres a los cargos de Alta Dirección Pública.


Javier Salvo/Aton Chile

Compartir en

Con el énfasis en el proyecto de Ley Integral está por estos días la ministra de la Mujer y Equidad de Género Antonia Orellana, quien espera que la iniciativa avance en el Parlamento para entregar mejores condiciones de justicia para las mujeres del país.

La secretaria de Estado comentó junto al director de Radio Universidad de Chile, Patricio López, los principales aspectos de esta propuesta que busca aunar criterios y actuar antes de que la violencia machista se convierta en una realidad irreversible.

“Tenemos dos principales motivos por el que las mujeres no están denunciando. El primero que es muy grave es que no tienen consciencia que su denuncia va a servir para algo y por eso estamos trabajando en el Congreso a toda máquina con la ley integral para que la justicia sea efectiva” indicó en la primera edición de Radioanálisis. 

Orellana agregó que “otro motivo por el que se demoran en promedio seis años en denunciar las mujeres es porque sienten que nadie las va a apoyar, que su entorno no le va a creer, las va a aislar”, provocando que la violencia avance e incluso se pueda transformar en casos severos incluso llegando al femicidio.

Otro aspecto que busca abordar la normativa es que hay un porcentaje importante, alrededor de un 45 por ciento de los casos, en que el femicidio ocurre cuando la mujer ya ha denunciado.

“Qué estamos haciendo al respecto y por eso para nosotras es muy importante la ley integral, no por el hecho de tener una ley integral y que se llame así es bonito, no: Nos permite unificar criterios y que las medidas cautelares no lleguen cuando son una violencia muy aguda”, indicó.

Además, la propuesta busca unificar criterios ya que ahora la denuncia por violencia la tramita un tribunal que analiza materias penales, pero las visitas y la tuición compartida son temas que abordan tribunales de familia.

“En la ley estamos disponiendo y esto es muy importante, porque un ocho por ciento de los femicidios se concreta en circunstancias en situación de visitas o tuición compartida, por lo tanto, se desprende que los espacios de interacción de la relación son espacios de violencia”, apuntó Orellana.

En ese sentido subrayó que “lo que estamos buscando evitar con la ley es que los tribunales paren con esta cosa de dictar cautelares de alejamiento, pero con visitas. Son dos tribunales, uno penal y el otro de familia, que le están dando una instrucción contradictoria a la mujer”.

Orellana indicó que “lo de fondo acá es lograr instalar que un agresor no es un buen padre, no es una persona que acepta de por vida a sus hijos y que por lo tanto la tuición compartida, las visitas, por supuesto, pero primero hay que despejar siempre la denuncia por maltrato”. 

“Sí es mi problema”

Fueron más de un centenar de organizaciones desde Arica a Porvenir en el extremo austral del país que participaron de la construcción de esta campaña “Sí es mi problema” la que busca convocar a la sociedad a involucrarse contra la violencia hacia la mujer.

La ministra del ramo precisó que esas conversaciones permitieron establecer elementos centrales de la iniciativa que apunta que se le debe hablar a toda la sociedad, no solamente a las mujeres. “Había que hablarles a los hombres también”, comentó Orellana.

Otro aspecto fue que “también había que hablarles a las comunidades de primera detección o de acogida que son las que suelen darse cuenta de que algo pasa, pero que no saben bien cómo actuar”.

“Lo que estamos enseñando con esta campaña es que hay distintos tipos de violencia y que todas y todos podemos tomar una decisión firme al respecto", comentó la ministra Antonia Orellana.

“Lo que estamos enseñando con esta campaña es que hay distintos tipos de violencia y que todas y todos podemos tomar una decisión firme al respecto”, comentó la ministra Antonia Orellana.

Un elemento que surgió en el debate con las organizaciones fue que la campaña no debía mostrar violencia explícita, “porque eso termina sólo en el estereotipo de que esto es sólo la violencia física directamente”, precisó Orellana, quien explicó que la violencia tiene también otra serie de variables que deben ser enfrentadas.

“Lo que estamos enseñando con esta campaña es que hay distintos tipos de violencia y que todas y todos podemos tomar una decisión firme al respecto. Es una invitación a la sociedad”, agregó.

La ministra de la Mujer precisó además que “el problema de la violencia contra las mujeres es estructural y por lo tanto ocurren muchas más cosas entre medio, hay muchos más factores que la sola existencia del agresor y una potencial víctima. Lo que invitamos es que todos podemos hacer una pequeña acción”.

Gobierno feminista y reforma de pensiones: “Las principales beneficiadas del seguro social son las mujeres”

Consultada por la perspectiva de género del gobierno del presidente Gabriel Boric, la ministra de la Mujer destacó que se trata de una decisión explicitada por el propio mandatario desde antes de asumir la primera magistratura del país.

Esto se ha traducido en un trabajo entre los distintos ministerios para avanzar en políticas públicas que respalden a la mujer.

Orellana indicó que uno de los ejemplos fundamentales respecto a la mirada de género es el proyecto de reforma al sistema de pensiones ingresado por el Gobierno al Congreso, el cual reconoce a las personas a cargo del cuidado y la maternidad.

“La reforma previsional, la reforma para un sistema mixto con mejores pensiones donde las principales beneficiadas del seguro social son las mujeres, porque se reconoce y se complementan no sólo dos años por cada hijo nacido vivo o adoptado, sino también para quienes estén en el Registro Social de Hogares como cuidadoras”, subrayó.

Otras iniciativas destacadas por Orellana fueron las implementadas junto al Ministerio de Agricultura y, desde el inicio del trabajo del actual Ejecutivo, la mantención de beneficios como el IFE Laboral.

“Tuvimos medidas específicas dirigidas hacia las mujeres que fueron muy golpeadas por la pandemia en términos económicos y laborales, como por ejemplo la extensión del IFE Laboral para mujeres, como por ejemplo la ampliación del subsidio protege para cubrir también niños de cero a dos años, sino también a los cuatro años”, agregó.

En el caso de la ruralidad, Orellana apuntó a la distribución de recursos para el mejoramiento de riego especialmente para mujeres agricultoras.

“En el concurso de riego tradicional no participaban las mujeres. Y bueno, la gran pregunta que nos hacemos es por qué. Y resulta que revisando las bases del concurso se pedía un trámite que la mayoría de las mujeres en el campo no tienen que deben ser las dueñas, las titulares de derecho”, relató.

La ministra sostuvo que la salida que se consiguió fue “con una autorización simple, (lo que) causó que se presentaran más de 90 proyectos para poder mejorar el riego para pequeñas agricultoras”.

“Ese tipo de cosas son la aplicación de la perspectiva de género, ver cómo de repente hay barreras que no vemos, porque no son evidentes, pero que sí tienen que ver con la desigualdad y hace que a las mujeres no les lleguen las políticas públicas”, indicó.

La ministra de la Mujer y Equidad de Género sostuvo que “poner a las mujeres en primera línea de las políticas públicas es una decisión del Presidente y así lo ha expresado. Hemos tenido mucha colaboración. Hace una semana lanzamos en áreas en las que no se había avanzado tanto, la campaña para los concursos de Alta Dirección Pública porque sólo un 23 por ciento de mujeres concursan a estos cargos. Hemos tenido un trabajo que ha logrado articularse con los ministerios y servicios”, concluyó.

Síguenos en