Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 18 de julio de 2024


Escritorio

Sectores público y privado coinciden en mejorar Planes de Integración Social para enfrentar emergencia habitacional

La iniciativa busca cumplir con la meta de entrega de viviendas para paliar el déficit en esta área en un contexto económico complejo que está golpeando particularmente al rubro de la construcción.

Diario UChile

  Martes 20 de diciembre 2022 15:29 hrs. 
seminario-FUS-10

Compartir en

En el marco del complejo escenario económico, se han levantado alertas sobre la continuidad de proyectos de viviendas sociales, incluyendo a las viviendas que son parte del Plan de Integración Social (DS19), que desde su creación a la fecha, han generado soluciones habitacionales para 204 mil 434 familias.

El Plan de Emergencia Habitacional contempla que de las 260 mil nuevas viviendas que se debieran construir de aquí al 2026, el 37,3% corresponden a viviendas DS19. El programa se alza como un eje estratégico para avanzar en terminar con el déficit habitacional, razón por la que desde el propio Ministerio de Vivienda se han estado reevaluando las herramientas que son parte de este programa, para que mantenga sus metas de cumplimiento, pero también para que no pierda una de sus características principales que es generar cohesión e integración social.

Desde el mundo privado han manifestado su preocupación por la eventual paralización de proyectos sociales por problemas de financiamiento, sin embargo, ven en los DS19 una buena respuesta para este este escenario económico, pues son proyectos de rápida ejecución.

Para Claudio Barros, vicepresidente del Comité de Vivienda de la Cámara Chilena de la Construcción los PIS son un “programa de ejecución rápida, no tiene la latencia de los DS49, que pueden estar cinco años en desarrollo. Este es un programa que se aprueba, ejecuta, construye y entrega muy rápido, por lo tanto en tres años las familias ya están habitando el proyecto”.

Barros, si bien mantiene presente las preocupaciones por la situación económica, advierte que ya se están tomando las medidas pertinentes para realizar un trabajo multisectorial que permita la construcción de las viviendas DS19 comprometidas en los 125 proyectos seleccionados en el concurso 2022 y que contemplan 25 mil nuevos hogares.

“Como la situación ha estado tan crítica, se han puesto muchas más exigencias para aprobar los financiamientos de los proyectos. Es una ecuación que involucra muchas variables, pero estamos trabajando en conjunto con el Minvu para que el Plan de Emergencia Habitacional se pueda desarrollar sin inconvenientes”, detalló.

Los Planes de Integración Social, desde su creación a la fecha han entregado soluciones habitacionales a 204 mil 434 familias (incluyendo las que están prontas a ser entregadas), de las cuales el 35% corresponden a los sectores vulnerables.

Junto con el cumplimiento de las metas, también existe preocupación porque estos proyectos no pierdan un elemento central, que es generar un proceso de integración social en las comunidades que se conforman.

En el seminario “Integración social y territorial: El verdadero desafío de los proyectos habitacionales DS19”, realizado por la Fundación Urbanismo Social en la Asociación de Oficinas de Arquitectos de Chile (AOA), se abordaron las recomendaciones que son necesarias para que los DS19 puedan desarrollarse sin perder de vista la necesidad de generar procesos de integración.

Dentro de las recomendaciones señaladas durante el seminario se propone generar indicadores cualitativamente más adecuados al objetivo de la política, que incluyan conformación de comités de administración, generar y validar el reglamento de copropiedad de forma participativa, coordinación con municipalidad o aplicar evaluaciones de cierre, entre otros.

Camila Ramírez, directora ejecutiva de Fundación Urbanismo Social sostuvo que estas recomendaciones serán fundamentales para mejorar los PIS a fin de poder replicarlos a nivel nacional y ser un insumo central en la estrategia del Plan de Emergencia Habitacional.

“En un contexto de emergencia habitacional, en el que se van a construir muchos nuevos proyectos bajo este programa, es importante poder avanzar en mejorar los Planes de Integración Social en el corto plazo y hacerlos escalables para que lleguen a todos los PIS que se desarrollan en el país”, sostuvo.

Para Claudia Castillo, jefa del Departamento de Gestión Habitacional del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, las propuestas en torno a los DS19 “han dado una nueva mirada a los instrumentos de los planes que propone el Minvu. Se sale de la lógica del cumplimiento de talleres y se propone pasar al cumplimiento de productos que hagan más sentido a la conformación de comunidad. Nosotros como ministerio estamos súper de acuerdo con esa mirada”, detalló.

Finalmente, Anita Lamilla, reconocida dirigenta social en temas de vivienda, concluyó que toda mejora de la política pública y planificación debe reforzar elementos que faciliten la cohesión social. “Me pueden entregar la mejor infraestructura, el mejor equipamiento de vivienda, pero si no hay estos procesos sociales bien implementados, difícilmente voy a tener un buen barrio. Lo que nosotros buscamos como seres humanos, desde la perspectiva de que somos todos iguales, es cómo vivir mejor. No buscamos nada más como personas”, expresó.

El seminario “Integración social y territorial: El verdadero desafío de los proyectos habitacionales DS19” estuvo marcado por la entrega de un estudio sobre los alcances que tuvo la ejecución del Plan de Integración Social (PIS) Puerta Sur, en Puerto Montt, Región de Los Lagos, antes y durante la pandemia. El estudio forma parte de un proyecto financiado por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, a través del fondo Chile Compromiso de Todos 2021, que busca evaluar el impacto de las intervenciones ejecutadas junto a la comunidad, así como proponer mejoras a esta política pública.

Síguenos en