Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 17 de abril de 2024


Escritorio

Beatrice Ávalos: “Hay que asegurar que los estudiantes tengan clases, que vuelvan”

La académica de la Universidad de Chile y Premio Nacional de Educación enfatizó en la necesidad de fortalecer los procesos de aprendizaje de los estudiantes y de comprometer a las comunidades educativas para repuntar los establecimientos públicos.

Natalia Palma

  Jueves 5 de enero 2023 20:21 hrs. 
beatrice ávalos

Compartir en

Tras la publicación de los resultados de la Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES), sigue provocando preocupación en los distintos actores de la comunidad la brecha entre alumnos y alumnas de colegios particulares pagados (PP) y municipales.

Según un ranking elaborado por la Pontificia Universidad Católica de los 100 colegios con los mejores puntajes en las pruebas de Comprensión Lectora y de Matemática, arrojó que 96 de los establecimientos corresponden a particulares y apenas tres son municipales. Uno de ellos se encuentra en Temuco y los otros dos en la Región Metropolitana.

En conversación con Radio Universidad de Chile, la profesora de la casa de estudios y Premio Nacional de Educación, Beatrice Ávalos, comentó que ante esta situación “hay que mirar todo esto todavía como algo transitorio, porque los colegios estuvieron cerrados durante mucho tiempo. Eso afecta más a los colegios municipales, ha habido deserción también, lo que afecta a la enseñanza”.

“Tenemos que tomar nota de que es preocupante, pero también tenemos que empezar a actuar de modo de levantar la calidad de la enseñanza en los colegios municipales. Ésa es una tarea que el Gobierno tiene que asumir luego, me parece que lo va a hacer”, expresó.

La docente apuntó que “hay que empezar desde hoy día a trabajar con fuerza la calidad de los procesos de enseñanza en los liceos y escuelas. Eso significa que hay que asegurar que los estudiantes tengan clases, que vuelvan y, segundo, trabajar quizá menos contenidos, que entiendo que eso es lo que está ocurriendo, pero con más calidad, asegurando que esos menos contenidos sí se van aprendiendo. Es una tarea de los profesores, pero también asistidos con las familias”.

Asimismo, destacó la necesidad de entablar una coordinación con los distintos actores del área educativa. “Yo pondría mucho énfasis en trabajar con los directores, los profesores y profesoras, las familias y ponerse de acuerdo cada comunidad escolar (sobre) cómo voy a levantar la enseñanza, como voy a asegurar que los niños y niñas estén sentados en la sala, cómo me voy a preocupar de los que perdieron mucho aprendizaje y que hay que ponerlos al día”, dijo.

De este modo, consideró que esta labor “más que una política nacional, es un trabajo de escuela a escuela, poniéndole mucho empeño a salir adelante y dándole publicidad a los que salen para que se vea cómo se hace”.

En esa línea, recalcó que “yo haría una campaña de ese estilo, de poner todo el acento en los liceos, escuelas más vulnerables y en otros también, pero comprometiendo a las comunidades educativas y utilizando para ello a los estudiantes de pedagogía. Yo no sé si necesitamos más leyes, estamos llenos de leyes y no necesariamente solucionan los problemas”.

Por otra parte, Beatrice Ávalos rechazó las declaraciones del analista Max Colodro, quien consultado por el medio Ex Ante por los resultados de la PAES y la caída de los liceos emblemáticos expresó que “la izquierda destruyó la educación pública” y que el deterioro se vio influenciado por los movimientos estudiantiles de 2011.

“Aquí no hay un tema de si la izquierda o la derecha destruyó la educación pública, creo que es un error empezar a echar la culpa. Más que andar echándole la culpa al pasado, es diciendo cómo construimos un presente y un futuro, cómo las comunidades se suben al carro y deciden ‘yo quiero buena educación para mis hijos’, ‘yo con mis compañeros quiero salir adelante’”, aseveró.

En ese sentido, apuntó a que “hubo buenos resultados en la PAES, de cabros que estudiaron como brutos y les fue bien. Miremos esos ejemplos, o sea, dejemos de echar la culpa porque así no llegamos a ninguna parte”.

Síguenos en