Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 7 de febrero de 2023

Escritorio

“La inflación importada está empezando a ceder”: Grupo de Política Monetaria recomendó mantener tasa de interés en un 11,25%

En la instancia, economistas resaltaron la depreciación del dólar como un elemento clave en la decisión, la cual deberá ser evaluada próximamente por el Banco Central.

Natalia Palma

  Miércoles 25 de enero 2023 15:27 hrs. 
Santiago, 13 julio 2022.
Imagenes referenciales del Banco Central.
Jonnathan Oyarzun/Aton Chile

Compartir en

Ad portar de la primera Reunión de Política Monetaria que sostendrá el Banco Central, este miércoles el Grupo de Política Monetaria (GPM) de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile recomendó al ente emisor mantener la tasa de interés en un 11,25%.

Para esta decisión entre los antecedentes entregados por el grupo integrado por los expertos Eugenia Andreasen, Carlos Budnevich, Tomás Izquierdo, Juan Pablo Medina y Andrea Tokman se consideró una posible baja en la inflación en Chile y la depreciación del dólar.

Además, el GPM detalló  a través de un comunicado que “las condiciones externas para Chile deberían ir mejorando a lo largo del año, con alguna recuperación en la actividad global hacia fines del período y una eventual tendencia a la baja en las tasas de interés internacionales a partir del segundo semestre”.

De todos modos, puntualizaron que “la inflación aún se sitúa sobre los dos dígitos en su variación anual, mientras las expectativas para su trayectoria futura todavía se encuentran por sobre el objetivo de la autoridad en el horizonte meta de 24 meses”, en referencia al rango establecido por el Banco Central de 3%.

En la instancia, el economista Tomás Izquierdo, expresó que “sin duda el hecho de que se haya apreciado nuestra moneda en la forma en que lo hemos observado hace un aporte relevante en contener la inflación de los bienes importados. Es algo que ya ha sido parcialmente recogido en los indicadores de inflación transable y que probablemente va a seguir recogiéndose y teniendo un efecto positivo, en el sentido de que baja la presión inflacionaria en los próximos meses”.

“Eso junto con precios afuera que también han corregido a la baja en la medida que la economía post Covid se ha ido normalizando a nivel global, las cadenas de suministros se han ido normalizando, los costos a los fletes han bajado de forma considerable, los combustibles, los alimentos, la suma de todos estos elementos, donde el tipo cambio es un aporte muy relevante, explica que la inflación importada está empezando a ceder y que probablemente en el transcurso de los próximos meses siga cediendo”, añadió.

Por su parte, la académica de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago, Marcela Vera, manifestó sus reparos ante esta determinación, señalando que “a mí me parece una decisión demasiado neutral para lo que se requiere hoy día como política monetaria en Chile, debido fundamentalmente a las proyecciones que hay de recesión durante todo este año y eso hace que este anuncio del Grupo de Política Monetaria sitúe a la economía todavía en una situación en la cual se va a profundizar la recesión económica, producto de que la política monetaria no se estaría utilizando para generar una reactivación económica como debería ser”.

En esa línea, apuntó que “un anuncio esperable, por ejemplo, podría haber sido que el Grupo de Política Monetaria dijera que el Banco Central debía situar la tasa de política monetaria alrededor de un 11% e, incluso, llegando a un margen de 10,5% como algunos plantean que podría ocurrir para el mes de abril”.

Esto, porque según la economista “cada vez que observamos el primer trimestre a nivel económico, también tenemos que saber que es necesario preparar la economía chilena para el ingreso de marzo. En este sentido, entonces, va a ser fundamental que exista una reducción temprana de la tasa de política monetaria para que en definitiva sirva de colchón para un proceso de reactivación que va a ser muy paulatino, si es que utilizamos esta política”.

Sin embargo, advirtió que “como no se va a utilizar, lo que vamos a tener es una profundización de la recesión económica y eso va a impactar fuertemente en muchos sectores como lo es el sector de la construcción, que ya nos entregaba la Cámara Chilena de la Construcción un indicador que es central, que es que la inversión estaría cayendo este período en un 6,3%”.

Esto último se traduce según Vera “en un proceso de recesión mayor, producto de que se genera desempleo y eso hace que, entonces, la demanda agregada se contraiga aún más y eso por su puesto impacta de forma muy negativa no solo la macroeconomía, sino que también la economía de los hogares”.

“Siempre que tú aplicas una política económica esa política tiene un proceso, tiene un retardo en cómo se desarrolla para observar su efectividad. Por tanto, tenemos que observar que una caída en la tasa de interés no va a ser inmediata para generar una reactivación en el sector de la construcción, va a ser paulatina. Por tanto, mientras antes eso se realice, mejor desempeño vamos a tener tanto a nivel económico como también a nivel de la inflación”, afirmó.

En ese sentido, explicó que “ocurre que pensamos que la tasa de política monetaria va a actuar como un control inflacionario y lo que hemos visto es que más bien han caído las ventas, por ejemplo, del comercio minorista, se han producido mayores quiebras en el sector de las Pymes y eso hace que uno pueda observar que no hay un control sobre la inflación, sino que hay una pérdida de la infraestructura, de la capacidad productiva que tiene el país en torno a esa variable”.

El Banco Central desarrollará su primera Reunión de Política Monetaria este jueves 26 de enero, en la que comunicará su decisión.

Síguenos en