Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 23 de abril de 2024


Escritorio

Víctor Salas: “Es un buen paso que Hacienda haga ajustes en el PIB, pero no me parecen muy buenas sus proyecciones de la inflación”

El economista advirtió que EE.UU., Japón y Europa presentarán cuadros recesivos que terminarán afectando al país. Con ese dato además de las leves contracciones en el IMACEC, consideró necesario que el Banco Central mantenga alta la tasa de interés.

Maria Luisa Cisternas

  Viernes 17 de febrero 2023 15:42 hrs. 
Víctor Salas.
Víctor Salas.

Compartir en

La Dirección de Presupuestos (Dipres) corrigió a la baja su proyección de crecimiento para la economía chilena en 2023 y ahora, a diferencia de su estimación de octubre -donde proyectó una baja de 0,5% del Producto Interno Bruto- espera que el PIB se contraiga 0,7% este año. Así todo, la proyección que hace Hacienda es más optimista a la presentada por el Banco Central en su último Informe de Política Monetaria (IPoM), en el cual proyectó una caída de la economía de entre 0,75% y 1,75%.

En cuanto a los motivos de este recorte en la proyección del PIB, la cartera apuntó al efecto base que deja el crecimiento por sobre lo esperado del 2022 y la proyección de menor impulso externo dadas las peores perspectivas globales que perjudicarán el aumento anual de las exportaciones.

Un punto que desarrolló el economista de la Universidad de Santiago de Chile, Víctor Salas, en conversación con Radio y Diario Universidad de Chile.

“La crisis internacional que estamos empezando a ver o a vivir, todavía con la inflación mundial o con las alzas de Tasa de Política Monetaria por todos los bancos del mundo, están todavía pendientes esos aumentos y entonces, eso va a hacer que se produzca un efecto recesivo en esas economías, Estados Unidos, la Zona Euro, Japón, en fin. Todos esos países van a ir en una especie de proceso recesivo y eso obviamente nos va a afectar a nosotros“, señaló.

Y acotó que “lo malo es que nos han dejado solos. El Fondo Monetario por lo menos dice que los únicos que van a caer en América Latina en términos de su PIB es Chile”.

Ahora bien, más importante que el PIB es lo que pasará con la inflación, señaló Salas, sobre lo cual vio una proyección bastante optimista de parte del Gobierno y del Banco Central, quienes proyectaron una inflación de 4% y 3,7%, respectivamente, para este año. “Yo creo que es un buen paso que Hacienda haga ajustes en el PIB, pero no me parecen muy buenas sus proyecciones de la inflación, porque creo que ahí el ajuste va a ser más fácil de realizar”, afirmó.

“Yo diría que la proyección es muy débil desde el punto de vista de lo que efectivamente va a pasar porque la inflación no solo es de Chile (….) Hay que pensar que los efectos van a ser por el lado de la recesión mundial y curiosamente también en la mantención de las altas tasas de inflación en esos países. No va ser tan fácil bajar la inflación de 6,5 que está en Estados Unidos al 2% que quiere tener la Reserva Federal”, sostuvo.

En esa línea, advirtió que la Tasa de Política Monetaria podría mantenerse en 11,25% hasta junio de este año, aún más si el IMACECc se mantiene con contracciones moderadas.

“En Estados Unidos están pensando de una manera bastante similar a la nuestra. Allá se ha visto un aumento de la situación del mercado laboral, una mejora ahí y lo que significa un aumento del consumo interno, entonces lo que dicen ellos en la FED, es que van a tener que volver a subir un poco más, abrir a un nuevo plano dicen ellos, la Tasa de Política Monetaria o tasa de referencia”.

En el caso nuestro, si el IMACEC no cae tanto como debería caer, entonces quiere decir que estamos en una situación más o menos parecida. Es decir, el Banco Central no debería bajar tan rápidamente la Tasa de Política Monetaria porque entonces la inflación se les va a volver a ir para arriba”, explicó.

Por tanto, el economista dijo estar en la línea de morigerar el optimismo que manifestó el ministro Marcel. “Yo digo, es bueno alegrarse de buenas noticias, pero eso de repente es como una ilusión, la realidad me dice a mí que tengo que bajar la actividad productiva porque sino, no controlo los precios internos y eso es lo que tengo que hacer o conseguir como éxito”. 

“Lo que nos está pasando es lo que le está pasando a los norteamericanos: tienen una buena situación laboral que se ha mejorado mucho la demanda, la generación de puestos de trabajo y entonces están preocupados porque la inflación se les va a destapar, porque va a aumentar la demanda porque la gente tiene más renta. Lo mismo pasa si nuestro IMACEC no cae todo lo que tiene que caer, va a haber gente que tenga rentas”, insistió, acotando que “no es bonito decirlo, claro, porque afecta al ingreso de las familias, pero es parte del ajuste macroeconómico que tiene que ocurrir porque sino, no nos alegremos de cosas que nos va a seguir afectando con la inflación, porque ese es el problema, no es el Producto”. 

Por otro lado, consideró previsible que el dólar se sitúe en su rango normal de $850. “El tipo de cambio es una cuestión que se va a ir dando en función de los precios del cobre, del petróleo, de todos los productos que se intercambian a nivel internacional y además de las expectativas de los agentes económicos”.

“Si los agentes de la economía en Chile se espantan por cualquier razón política o social entonces van a ir a comprar dólares independientemente de lo que quiera ser controlado por el Banco Central o de Hacienda, que ha estado vendiendo dólares al mercado para hacer dinero dentro del presupuesto, lo cual es una operación normal, pero obviamente si estás metiendo mucho logras mantener la tasa de cambio por debajo de 800”, indicó.

 

Síguenos en