Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 1 de marzo de 2024


Escritorio

Isadora Castillo y caso de Fernanda Maciel: “La justicia no está dada para las mujeres”

La vocera de la Red Chilena Contra la Violencia hacia la Mujer recordó que en el 2019 la organización emitió un estudio que devela que el 81% de las mujeres que realiza una denuncia ante Carabineros por haber sufrido violencia, tiene una mala acogida

Joana Carvalho

  Miércoles 12 de abril 2023 20:46 hrs. 
isadora castillo

Compartir en

Luego de un tortuoso proceso investigativo y judicial para los familiares de Fernanda Maciel, Felipe Andrés Rojas Lobos fue declarado culpable de los delitos de violación con homicidio y aborto. Un caso que conmocionó al país especialmente por los errores cometidos en la búsqueda del cuerpo de la víctima, así como por los comentarios sexistas y clasistas de los funcionarios del Poder Judicial involucrados en el caso.

Radio y Diario Universidad de Chile conversó con Isadora Castillo, vocera de la Red Chilena Contra la Violencia hacia la Mujer, organización que tras el hallazgo del cuerpo de Maciel en el 2019 -el cual fue encontrado en el patio de un recinto que era utilizado como bodega en calle Llaima, a metros de su casa, después de que la policía la buscara en el mismo lugar reiteradas veces- denunció que el Estado aborda como crímenes “de segundo orden” aquellos que sufren las mujeres en el país.

En ese entonces acusaron a Carabineros, la PDI y el Gobierno por “negligencia y desidia” por el caso de Fernanda Maciel. Después de tres años de la investigación de este lamentable suceso y próximas a saber la condena del victimario, ¿sostienen la misma postura?

La mantenemos, de hecho en el veredicto los jueces asumen las falencias de la investigación por parte de Fiscalía. Además, no es primera vez que vemos errores de este tipo en crímenes contra mujeres, podemos pensar en la situación de la familia Casilla con su hija Nicole, el juicio terminó recientemente y finalizó con la absolución del único imputado por falta de pruebas. Podemos recordar el caso de Nicole Saavedra, Daniela Reyes, Marta Bustos y así otras mujeres que la Red tiene en sus registros de femicidio. Las falencias se evidencian también en el caso de la muerte de Bárbara Krumm, que hace seis años fue considerado como suicidio y ahora hay evidencia que hubo intervención de terceros.

En las últimas dos semanas se ha debatido álgidamente respecto a la necesidad de mejorar los procedimientos de Carabineros, ¿Cuáles son los principales elementos que crees se deben plantear para que esta discusión aborde la perspectiva de género?

Desde la Red el hincapié ha sido en eso, en la necesidad de la perspectiva de género cuando se trata de crímenes contra mujeres. En ese sentido, la institucionalidad en general tiene que revisar sus propios procedimientos. Cuando se trata de estos casos tienen que considerar que la víctima es una mujer y lo que ello implica, que es acorde al acuerdo internacional del Convenio Belem do Para.

En cuanto a Carabineros, ¿por qué es necesario que tengan procedimientos con perspectiva de género? 

Carabineros es la institucionalidad que recibe las denuncias de violencia hacia mujeres en contexto de pareja, también son quienes están mandatados a investigar este tipo de crímenes. En el 2019 hicimos un estudio sobre mujeres que denunciaron ante Carabineros el cual devela que en muchos casos, al menos el 81% de las encuestadas, tuvo una experiencia negativa mientras que quienes tuvieron una experiencia positiva lo describieron como algo fuera de la norma. El estudio también develó que aquella falencia en la recepción de las denuncias no es solo de una comisaría, sino que es sistemático de la institución. No se produce la primera acogida y en muchos casos se dan el derecho de definir si hubo o no delito, si procede la denuncia y cuáles son las características que debe tener, cuando esos son atribuciones del Ministerio Público.

Así como Carabineros cometió errores en el caso de Fernanda Maciel, también lo hizo el Ministerio Público, ¿consideran que urge la implementación de perspectiva de género también en este poder del Estado? 

Claro, es necesario porque digamos que no existe un efectivo acceso a la justicia para las mujeres. Eso se ve en los activismos a los que se ven obligados a realizar las familias y amistades de las víctimas. Se ve que la justicia no es algo dado, sino que hay una búsqueda incesante y hay que tocar puertas. En el caso de la mamá de Fernanda, ella estuvo acompañada de una fundación que se llama “Hermana/os en el dolor”, una agrupación de familiares de mujeres víctimas de femicidio que se dan contención y apoyo.

La necesidad de salir a buscar justicia es prueba elocuente de que la propia justicia no ha estado para las mujeres, y esto no afecta solo a las víctimas directas sino que también es un mensaje para todas las mujeres y niñas de que sus vidas y sus cuerpos son desechables. Es una forma de violencia simbólica que contribuye con la naturalización y la violencia hacia las mujeres, porque da a entender que la sociedad no considera que un femicidio sea relevante.

El martes 25 de abril, a las 13.00 horas, se dará a conocer la sentencia de Felipe Andrés Rojas Lobos y la Fiscalía Metropolitana Centro Norte pide que se le imponga la pena de presidio perpetuo calificado, la más alta en la legislación chilena. ¿Qué espera la Red de esa sentencia? 

La sentencia se ajusta al derecho internacional porque hace referencia al Belem do Para y se releva la perspectiva de género. Que se le condene con la pena más alta de alguna forma hace que quien cometió el crimen se haga responsable de ellos, que las familias puedan darle cierre al proceso y que puedan sentir que se hizo justicia y eso es muy importante. Esperamos que en este tipo de casos también exista reparación para las familias, no nos podemos quedar solo en el castigo. El Estado debe tener una mirada multidimensional sobre la violencia de género, que reconozca el tipo de violencia que vivimos y que se trabaje desde distintas instituciones tanto en la prevención de la violencia contra las mujeres y en promover otro tipo de relaciones en la sociedad que contribuyan a su erradicación.

 

 

 

Síguenos en