Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 4 de marzo de 2024


Escritorio

Gloria Hutt, consejera electa: “No hay espacio para otro proceso fallido, ni para imponer posturas”

La dirigenta afirmó que el desafío más importante como integrante del Consejo Constitucional será “ser un vínculo entre la derecha más conservadora y la izquierda más radical”.

Osciel Moya Plaza

  Lunes 8 de mayo 2023 15:42 hrs. 
Santiago, 20 de abril de 2023.
Gloria Hutt participa en el Encuentro Nacional de la Empresa (Enade) 2023.

Dragomir Yankovic/Aton Chile

Compartir en

La presidenta de Evópoli y consejera constitucional electa por la Región Metropolitana, Gloria Hutt, afirmó que su posición en el proceso de redacción de la nueva constitución será la de buscar espacios para “unir posiciones y buscar acuerdo” ante el avance alcanzado por la extrema derecha.

La exministra del Transporte alcanzó un escaño por el Pacto Chile Seguro en la Región Metropolitana, junto a Luis Silva y Jorge Ossandón del Partido Republicano;  Karen Araya (PC) y Yerko Ljúbetic (CS) del pacto Unidad por Chile.

En su análisis sobre el proceso electoral, Hutt reconoció a nuestro medio que hubo sorpresa por la alta votación obtenida por el Partido Republicano que, si bien esperaban una mayoría de este sector político, “el resultado fue mucho más que la diferencia que teníamos prevista, en términos de la proporción”. Lo mismo, dijo, con figuras emblemáticas de la ex Concertación como Carmen Frei, Andrés Zaldívar y Jaime Ravinet, este último incluido en el Pacto Chile Seguro.

La dirigenta política afirmó que, dado este escenario, el desafío más importante para Evópoli y en parte para el pacto es “ser un vínculo entre la derecha más conservadora, que va a ser el Partido Republicano, y la izquierda que uno podría decir más radical, porque la centro izquierda no quedó representada en el Consejo Constitucional, entonces nosotros inevitablemente vamos a tener un rol de puente para unir posiciones y para buscar acuerdos”.

Hutt indicó que si bien la redacción de la nueva constitución estará controlada por el sector que no quiere los cambios, hasta el momento “los republicanos han expresado la voluntad de trabajar con todos los integrantes del Consejo desde sus posiciones, incluido el hecho que no quieran hacer cambios a la institucionalidad actual”.

“Mi impresión es que como no quieren hacer cambios a la Constitución, eso es legítimo, pero yo creo que la Constitución actual más que cambios necesita agregados, cosas adicionales que no tiene”, indicó Hutt.

Agregó que, por ello, “vamos a tener que hacer un ejercicio de innovación, de creatividad y transformación. Eso es inevitable y no me imagino que los republicanos vayan a impedir ese proceso porque nunca hay que perder de vista que el encargo que tenemos de la ciudadanía es escribir un buen texto constitucional y nosotros deberíamos lograr, si cumplimos con ese encargo bien, que se apruebe por mayoría en diciembre y así se hace legítimo. No hay espacio para otro proceso fallido, ni espacio para imponer posturas. Creo que un aprendizaje del proceso anterior fue el mensaje arrogante de los que dominaban y si eso se repite ahora, condena el proceso al fracaso”.

Consultada sobre el futuro de los llamados 12 bordes que deben estar contenidos en el texto constitucional definidos por las fuerzas políticas, excepto por republicanos, la consejera electa afirmó que “hay aspectos que no necesariamente deben ir la Constitución, como el aborto que es un tema valórico donde los republicanos han sido muy categóricos y coincido en que no debe estar en la Constitución y sí en las leyes, como en la Ley de tres causales”.

Agregó que, respecto del modelo económico, este sector ha planteado “la continuidad del modelo basado en el Estado subsidiario que no es incompatible con el Estado social de derecho. Un Estado subsidiario activo que defiende el interés de los ciudadanos puede ser muy similar a un Estado de derecho en que hay provisión de derechos públicos y privados”.

En esa línea recordó que cuando fue ministra del Transporte en el gobierno de Sebastián Piñera y le correspondió ver los contratos con las empresas operadoras del Transantiago, “le di más poder y atribuciones al Estado en contraposición a lo que pudiera ser un Estado subsidiario, donde el Estado no entra si hay privados que están dispuestos a dar los servicios”.

Hutt agregó que hay mecanismos en que uno “puede defender el interés ciudadano, teniendo una visión de Estado subsidiario, pero creo que es más consistente con la expectativa ciudadana y mirarlo desde el otro lado y decir en un Estado social de derecho es el Estado el que tiene un rol en la defensa del interés común y es uno de los 12 puntos del acuerdo. Tampoco hay espacio para no considerarlo y definir bien cuál es el alcance en que el Estado o es un prestador social o es el que regula y defiende el interés común fiscalizando. Nuestra postura coincide más con eso”.

Asimismo, valoró que el Consejero electo del PR Luis Silva, haya reconocido que “lo que está en las 12 bases no se puede cambiar”.

Por otro lado, respecto de la hegemonía de los republicanos sobre la derecha más tradicional, la exministra afirmó que como Evópoli han tenido un rol importante en definiciones estructurales como en el Acuerdo por Chile y “espero que eso mismo lo podamos cumplir dentro del Consejo”.

“Hay que separar la contingencia y la discusión de dominios de partidos del encargo ciudadano que es escribir una constitución, de elegir a las 50 personas que están propuestas por los partidos, para entregar un texto que refleje la visión de país que la mayoría quiere. Por eso, no hay espacio para posturas ideológicas intransables. Hay que partir de la base que se necesita una conversación más abierta para cumplir con ese objetivo”, puntualizó Hutt.

 

Síguenos en