Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 22 de julio de 2024


Escritorio

Alicia Lira por muerte de médico de la CNI: “La impunidad biológica se ha ido imponiendo”

La presidenta de la AFEP subrayó que este hecho se suma a varios donde la justicia ha llegado tarde. La idea fue reforzada por Francisco Bustos, querellante en el caso del homicidio del profesor Federico Álvarez.

Raúl Martínez

  Jueves 15 de junio 2023 18:25 hrs. 
Santiago 30 de agosto 2018
El Museo de la Memoria y los DDHH conmemora el Dia Nacional del Detenido Desaparecido con un homenaje a Sola Sierra, activista de derechos humanos y quien lidero la Agrupacion de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) hasta su fallecimiento en 1999
Karin Pozo/Aton ChileSantiago 30 de agosto 2018 El Museo de la Memoria y los DDHH conmemora el Dia Nacional del Detenido Desaparecido con un homenaje a Sola Sierra, activista de derechos humanos y quien lidero la Agrupacion de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) hasta su fallecimiento en 1999 Karin Pozo/Aton Chile

Compartir en

La muerte del médico y agente de la CNI Manfredo Jurgensen Caesar fue calificada como una forma de imponerse la impunidad biológica, según comentaron la presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, Alicia Lira, y el abogado Francisco Bustos, querellante en el caso del homicidio del profesor y militante del MIR Federico Álvarez Santibáñez.

Para Lira, “nos quedamos con la verdad de que la impunidad biológica se ha ido imponiendo”.

La dirigenta del organismo humanitario recordó que Jurgensen “fue doctor de la CNI y tuvo que ver en muchos casos de hombres y mujeres, viendo hasta dónde podían soportar el dolor mientras les entregaran información que ellos buscaban sobre los que resistían a la dictadura”.

A eso sumó que el médico del temido organismo represivo de la dictadura “fue condenado en el caso del profesor Federico Álvarez quien murió en la tortura y él tuvo que ver hasta el momento que agonizó después de los salvajes elementos y formas de torturarlo”.

Por eso consideró que se trata de “una ley tardía para nosotros”, pero destacó que el envío de una solicitud de la ministra en visita Paola Plaza “logró la policía detenerlo en el aeropuerto de Ezeiza cuando se fugaba a Alemania con su pasaporte alemán”.

Lira insistió en que “las fuerzas armadas y las policías tienen un pacto de protección porque no es posible que un condenado de la justicia se fugue por avión o por tierra, o si se queda en Chile, en lugares que nadie identifica, aunque la policía busque en todas partes”.

Francisco Bustos, abogado querellante en el caso del profesor Federico Álvarez, comentó que efectivamente este “es un caso de impunidad biológica”, aunque recalcó que el intercambio entre las autoridades judiciales chilenas y argentinas impidió que saliera del territorio trasandino con destino a Frankfurt.

“En esta situación todos los mecanismos de cooperación funcionaron. La policía argentina detuvo al ahora fallecido señor Jurgensen antes de que pudiera abordar un vuelo a un país con el cual es imposible la extradición por tener doble nacionalidad”, subrayó el profesional.

De todas formas, Bustos indicó que “esto debiera llevarnos a pensar en los factores que han incidido en general en la demora de juicios y también en recordar que existen muchos otros casos de prófugos”.

De hecho, apuntó que “en la misma causa por el homicidio de Federico Álvarez Santibáñez sigue prófugo el agente CNI Jorge Octavio Vargas Bories, coautor del delito, condenado a una pena de 10 años y asimismo nosotros hicimos la denuncia de otros agentes que incluso llevan más de un año en calidad de prófugos y respecto de los cuales el Estado chileno debiera tomar medidas mucho más enérgicas”.

Manfredo Jurgensen fue detenido el 6 de junio recién pasado y el momento de su aprehensión sufrió un infarto lo que llevó a que se le dejara en un coma inducido, falleciendo durante esta jornada en la capital argentina.

Síguenos en