Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 30 de mayo de 2024


Escritorio

Carlos Ruiz por caso Fundaciones: “Dan lugar a una nueva variante de clientelismo político”

El sociólogo dijo que estos hechos de corrupción se pueden explicar por "esa renuncia del Estado en ejecutar directamente las políticas en el combate a la pobreza y venía creciendo en unos montos gigantescos la delegación de esa voluntad estatal".

Diario UChile

  Lunes 10 de julio 2023 10:33 hrs. 
carlos-ruiz

Compartir en

En conversación con la primera edición de Radioanálisis, el sociólogo y académico de la Universidad de Chile, Carlos Ruiz, comentó sobre los alcances políticos que ha tenido para el Gobierno el denominado caso Convenios en el país.

Según Ruiz una de las consecuencias más inmediatas que ha traído estos hechos de corrupción es la crisis en el Frente Amplio, particularmente en Revolución Democrática que, a su juicio, “tiene connotaciones bastante trascendentes, o sea, al punto de que vamos a dejar de verlos como lo que eran ya, lo cual no significa que desaparezcan, pero se van a asimilar quizás al panorama político que decían transformar”.

Asimismo, apuntó a la agudización de una crisis de articulación que ya se venía arrastrando entre las dos coaliciones oficialistas que, a su vez, “profundiza la incapacidad de empujar los proyectos de transformación en este rato, que entran en una situación completamente defensiva de todo tipo, pensiones, tributaria, del CAE ya prácticamente no se habla y revela una dificultad de conducción estratégica frente a la crisis”.

“Creo que el problema principal es que lo que observamos es que es un proceso en el cual la emergencia de un grupo de organizaciones políticas que en el fondo se proyectaban con la expectativa de renovar la política, al renunciar a construir un proyecto histórico, al renunciar a construir una crítica a la transición, evitarla al asumir ese discurso de que somos la nueva Nueva Mayoría y, por lo tanto, replegarse por todo valor al hecho de que la probidad fuese capaz de sostener una especie de calidad moral que por sí sola renovaría la política, significa que cuando se le golpea ese punto, lo que bota es el único mástil en el que se sostenía todo”, expresó.

En esa línea, el académico sostuvo que en el Frente Amplio “se impuso y terminó dominando un sector que negaba la posibilidad de construir un proyecto de otras características que se basara en un balance crítico de la historia anterior y, por lo tanto, pudiese abrir un horizonte ‘post transición’, con un ciclo de modernizaciones políticas, sociales y económicas que se incluyeran dentro de un proyecto. Esa famosa idea de que no había nada más revolucionario que sacar la basura bien en los municipios te lo decía todo, era la reducción de la aspiración política a una buena administración, era toda la oferta en la cual terminó concluyendo eso”.

Para el sociólogo, este fenómeno “se ampara en un vacío estatal del cual no teníamos suficiente consciencia, que era esa renuncia del Estado en ejecutar directamente las políticas en el combate a la pobreza y venía creciendo en unos montos gigantescos la delegación de esa voluntad estatal. Alrededor de eso, entonces, la crisis se termina construyendo en una suerte de industria de fundaciones con montos que todavía no sabemos hasta dónde van a quedar escalados, ni figuras ni dependencias en esto y ante la cual, como ninguna otra fuerza, este tipo de agrupaciones políticas se construyen, reclutan, forman gente, constituyen sus estructuras y, por tanto, dan lugar a una nueva variante de clientelismo político”.  

“Lo que se produce es una especie de derrame en la avalancha, no es simplemente haber tocado cualquier punto como podría haber sido asimilado en un análisis político tradicional respecto a lo que conocíamos como fuerzas políticas, no es que esté defendiendo la política tradicional, pero aquí prácticamente todo dependía de eso. Entonces, obviamente que el golpe a la fisonomía que tenía ese conglomerado político es total”, remarcó.

Síguenos en