Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 20 de mayo de 2024


Escritorio

“Tenemos una amenaza brutal”: Diputado Vlado Mirosevic emplazó al Consejo Constitucional a cuidar la convivencia cívica

Por otra parte, el presidente de la Cámara puso en duda la efectividad del umbral del 5% para partidos políticos y, en su lugar, abogó por el establecimiento de listas cerradas para garantizar una discusión programática en las elecciones.

Natalia Palma

  Viernes 14 de julio 2023 14:19 hrs. 
CONSEJO

Compartir en

Finalizando con las exposiciones programadas para esta semana, hoy viernes el Pleno del Consejo Constitucional recibió la evaluación del presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados, Vlado Mirosevic, sobre el anteproyecto de la nueva constitución.

En la sesión, el legislador apuntó a la necesidad de defender la solidez de la democracia a través de “un buen diseño, un buen pacto político y social que dé estabilidad y que permita, luego de eso, que se desprenda la justicia social y el crecimiento económico, que no son en ningún caso una contradicción”.

En ese sentido, Mirosevic abordó materias relativas al sistema político, en particular, sobre la fragmentación de partidos en el Congreso Nacional y a la instalación del umbral del 5% para el acceso a la representación legislativa, del que fue crítico: “Creo que hay un entendimiento un poco equivocado respecto de que este es un tema numérico, no es un problema numérico, es un problema de disciplina parlamentaria y eso se resuelve con normas que la incentiven y, por el contrario, desincentiven a aquellos que están involucrados en hacer una política individualista”, expresó.

Así, afirmó que para estos efectos “es clave y me parece mucho más relevante que lo anterior del 5%, por ejemplo, un sistema de listas cerradas (en simple, que el elector manifieste su preferencia solamente por una lista y no por el candidato individual), que garantice una discusión programática en la elección, es decir, que no se trate de un concurso de personalidades, ni de quién es más simpático, ni quién es mejor candidato; que se trate, entonces, de un debate de ideas”.

En cuanto a la organización del Congreso, destacó la importancia de avanzar en una mayor diferenciación respecto del trabajo que realiza cada una de las cámaras mediante, por ejemplo, la incorporación de atribuciones exclusivas, como en el caso del Senado en materias de organización territorial que, a su juicio, podrían fortalecerse.

Además, Mirosevic cuestionó que el anteproyecto de los expertos no hubiese profundizado sobre la tramitación legislativa, por lo que planteó establecer procedimientos para acelerar los procesos de formación de ley y repensar los mecanismos de urgencias e insistencias, valorando –eso sí- la mantención de la iniciativa exclusiva del Presidente de la República sobre proyectos que impliquen gasto fiscal.

Por otra parte, el presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados manifestó su preocupación ante un “deterioro de la convivencia cívica” en el país, por lo que llamó a los consejeros y consejeras a “cuidar como algo sagrado” este aspecto, advirtiendo que “un país que no tiene estabilidad democrática, que no tiene acuerdos, no va a tener ni justicia social ni crecimiento económico”.

“Creo que ustedes tienen entre manos una responsabilidad tremenda, creo que el tono de este proceso es muy importante. Si hay algo que falló en el proceso anterior fue justamente en el tono y creo que hay que abandonar la arrogancia y abrir camino a la humildad democrática para escuchar al que piensa distinto y reconquistar una convivencia cívica tan importante, que con mucha preocupación veo cómo se ha deteriorado en el país últimamente y, sobre todo con miras a los 50 años, creo que tenemos una amenaza brutal”, dijo.

En tanto, el secretario general de la Cámara, Miguel Landeros, complementó la presentación del diputado Mirosevic y enfatizó en definir de forma clara la labor que tienen las comisiones investigadoras, puesto que afirmó muchas veces estas instancias terminan investigando hechos “que no tienen que ver con actos de Gobierno”, añadiendo que en el caso del Presidente de la República “como es jefe Estado y es jefe de Gobierno, la Constitución del 80’ y las constituciones anteriores no define exactamente en cuál de los dos roles (se le indaga)”.

Asimismo, manifestó sus reparos hacia la creación de nuevas comisiones bicamerales en el Congreso, debido a la dificultad que suponen para el trabajo parlamentario. “El Senado tiene 50 miembros, la Cámara tiene 155. Nosotros tenemos una sola comisión bicameral, que es la comisión de Presupuesto y créanme que cuando funciona Presupuesto, el Senado se paraliza, porque tiene que sacar 13 senadores ¿Ustedes se imaginan una comisión bicameral funcionando para determinados temas que, además son coetáneos? Imagínense, vamos a tener la comisión de Presupuestos y la comisión, por ejemplo, analizando el reajuste del sector público simultáneamente, es decir, 26 senadores fuera. No funciona”, explicó.

Una vez finalizada esta exposición, se procedió, como es habitual, a que los consejeros tomaran la palabra para compartir sus reflexiones y requerimientos sobre la audiencia, instancia en la que fue consultado Mirosevic sobre diversos temas, tales como la reducción de escaños en la Cámara, el uso de la acusación constitucional como herramienta de fiscalización y consulta indígena.

Sobre lo primero, el legislador se excusó en ahondar en detalles, debido a “no tener un mandato por parte de la Cámara para hacerlo” y por tratarse “de un tema sensible”. Sin embargo, respecto de las acusaciones se mostró partidario de aumentar el número de respaldos requeridos para ingresar un libelo, considerando que la norma actual sólo requiere de 10 firmas y dejarlas “cuando hay de verdad graves violaciones a la constitución y las leyes y no puede ser utilizado como instrumento político porque hay un ministro que no me gusta”.

En tanto, en relación a las dudas en torno a la realización de la consulta indígena, cuya factibilidad finalmente fue aprobada en un documento del Ministerio de Desarrollo Social, el diputado reafirmó su postura en favor de garantizar la participación de los pueblos originarios, aunque reconoció que su falta de regulación se debió a que, al tratarse de una materia que no generó consenso en las negociaciones entre los partidos políticos, no se pudieron pronunciar al respecto en el acuerdo que dio paso al nuevo proceso constituyente.

Síguenos en