Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 16 de abril de 2024


Escritorio

Juan Penna: “El deporte paralímpico se está potenciando, hay que aprovechar y ponerle ojo”

Cursa segundo año de Lic. en Historia, entrena con la selección paralímpica de tenis de mesa e integra la selección de la U. de Chile. Aquí cuenta su experiencia de los últimos años en una disciplina en la que espera competir a nivel internacional.

Aldo Vidal - VAEC

  Miércoles 2 de agosto 2023 12:03 hrs. 
juan penna

Compartir en

Juan Manuel Penna (19) lleva 45 minutos de entrenamiento frente a la mesa rectangular con pelotas de 40 milímetros volando de ida y vuelta a toda velocidad. Coordinación y reacción lo son todo. Luego deberá volver a los libros de historia, una combinación inusual, que muestra sus dos facetas: “ratón de biblioteca” y deportista incansable. “Entreno todos los días. Este semestre me organicé para poder entrenar más y venir todos los días. Tengo clases en las mañanas hasta la hora de almuerzo y después entreno toda la tarde. Primero con los Paralímpicos, de cuatro a siete, después me vengo a entrenar acá”, cuenta.

Juan, oriundo de Ovalle, es estudiante de Licenciatura en Historia en la Facultad de Filosofía y Humanidades, entrena con la selección paralímpica de tenis de mesa e integra la selección de la U. de Chile. “Mi diagnóstico es una hemiparesia espástica derecha por infarto cerebral. Infarto cerebral antes de nacer. Yo caminaba con el pie en punta, tenía pie equino, caminaba solo con la punta del pie. En 2021 tuve una cirugía y ahora piso con el pie completo”, explica.

Con padres deportistas, desde niño practicó varias disciplinas hasta que se decantó por el tenis de mesa. “Era lo que más me gustaba, pero siempre andaba metido en fútbol, en básquetbol. Nunca fui un niño de quedarme en la casa. Los fines de semana salía a andar en bicicleta. Siempre harta actividad física”, relata.

Partir de cero

Los últimos años han sido de grandes cambios y nuevos desafíos. En 2019, a los 15 años, participó en su primera competencia nacional. Ahí decidió que quería concentrarse en el deporte y se unió a la Federación de Melipilla. Pero en 2021 tuvo una operación que lo dejó postrado por varios meses.

“Fueron casi dos meses en reposo total sin hacer nada, para mi fue horrible. Y cuatro meses sin entrenar, sin tomar la paleta. Volver a entrenar fue muy complicado. Tuve que aprender a caminar de nuevo, porque ahora caminaba bien, pisaba con el pie completo. Antes tenía una cadera sobre la otra, entonces los médicos tuvieron que romper una cadera para que quedaran niveladas. Entonces, fue muy largo ese proceso”, recuerda.

Al año siguiente, llegó desde Ovalle a vivir con su hermano y estudiar en la U. de Chile. Aquí ha tenido que aprender a combinar la carga académica y la exigencia deportiva. “Entreno, entreno y después llego a mi casa a leer. Igual es algo que me cuestioné mucho en su tiempo. Llegar aquí a mezclar deporte y estudio se me hizo muy difícil. Se me hacía muy complicado, me costó mucho el primer año”, reconoce.

Pasión deportiva

En la Universidad, además, se unió a la selección, donde compite con deportistas convencionales. “A mí eso me sirve demasiado, entrenar con gente de la Universidad, gente que se mueva más que yo, que le pegue más fuerte que yo, eso me suma mucho porque me juegan donde me cuesta, dónde me cuesta moverme, entonces voy viendo adónde me juegan para mejorarlo, para aguantar más también. Me suma mucho jugar en competencia con alguien que me gane fácil, me sirve”, dice.

En cuanto a los resultados, en diciembre del año pasado tuvo su mejor rendimiento hasta el momento. “Tuve tercer lugar en todo competidor, quedé tres de Chile en mi clase que es 6 y 7”, dice sobre la escala que divide a los jugadores paralímpicos de acuerdo a sus capacidades físicas.

Precisamente, sobre este tipo de deportes, cree que es un momento alto y que es necesario darle mayor atención, considerando los últimos resultados de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, donde Chile quedó en el puesto 45 y tuvo una participación histórica con seis medallas: dos de oro, tres de plata y una de bronce. “Ha subido mucho en los últimos años. El deporte paralímpico se está potenciando, hay que aprovechar y ponerle ojo”, asegura.

Sobre sus propios desafíos, cuenta que su próxima meta es participar en la Copa Tango de Argentina en octubre próximo. “Estoy en un proceso en que quizás todavía no voy a tener resultados, pero quiero empezar a ir a competencias internacionales y para eso estoy trabajando mucho”, concluye.

Foto: Aldo Vidal.
Síguenos en