Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 20 de febrero de 2024


Escritorio

Sara Larraín y descarbonización a 2030: “Nos ayuda a cumplir los compromisos climáticos pero simultáneamente terminamos con las zonas de sacrificio”

El Ejecutivo aceleró en una década el retiro del carbón de la matriz eléctrica nacional. Para la directora de Chile Sustentable, esta decisión representa una disminución de un 25% en el total de emisiones de CO2 del país.

Bárbara Paillal

  Sábado 5 de agosto 2023 9:40 hrs. 
Las Ventanas, 11 de agosto de 2021.
Central termoelectrica Ventanas AES Gener.
Andres Pina/Aton Chile

Compartir en

Descarbonizar Chile a 2040 era la meta inicial que planteó la administración anterior del Presidente Sebastián Piñera para avanzar en la agenda de transición energética. Dada la acuciosa reconversión de las centrales a energías renovables, hoy, el Gobierno actual decidió adelantar el retiro del carbón de la matriz eléctrica en una década.

Esto en el marco de la Agenda Inicial para un Segundo Tiempo de la Transición Energética. Para analizar dicha medida Radio Universidad de Chile conversó con la directora de Chile Sustentable, Sara Larraín, quien calificó este avance como una decisión positiva.

Para la ecologista el cronograma de descarbonización voluntaria impuesto por el gobierno anterior tenía varios problemas porque “no solamente las carboneras en Chile emiten 30 millones de toneladas anuales que significan el 25% del total de las emisiones de CO2 del país, sino que además están concentradas en cinco comunas, cuatro de las cuales están saturadas de contaminantes y hace décadas tienen planes de descontaminación y todavía no se resuelve la situación”.

“Entonces, es muy relevante porque al terminar con las carboneras terminamos con los 30 millones de toneladas anuales de CO2, es decir, nos ayuda a cumplir los compromisos climáticos pero simultáneamente terminamos con las zonas de sacrificio por carbón, o sea, terminamos con el problema de Quintero y Puchuncaví, de Huasco, de Tocopilla, de Coronel y de Mejillones”, afirmó Larraín.

¿Por qué adelantar la descarbonización a 2030? La directora de Chile Sustentable explicó que esto se debe al enorme aumento de la generación con energías propias y a las inversiones renovables. Además, indicó que esa decisión es muy importante considerando el contexto de la guerra de Rusia con Ucrania que elevó el precio del gas natural y el petróleo.

De esta forma, Larraín afirmó que si caminamos a un paso más rápido para obtener una matriz enteramente de energías renovables más pronto Chile ganará autonomía y seguridad energética. 

En esa línea, la ecologista precisó que “nadie pensó el año 2019 que íbamos a tener ocho (centrales) cerradas el año 2022 y que habían doce comprometidas para el año 2025, los compromisos de descarbonización han sido mucho más rápido de lo que pensó el gobierno de Piñera“.

En ese sentido, el Ministerio de Energía y el Ministerio del Medio Ambiente dieron cuenta, además, de doce centrales que ya solicitaron fecha de cierre. De esa manera, Chile tendría 20 de 28 centrales cerradas o reconvertidas a gas natural u otros combustibles antes del 2025, quedando así solo ocho a la espera de un compromiso al respecto.

“Dentro de esas ocho centrales que no han manifestado voluntad ni fecha de cierre, están las cinco centrales Guacolda que están todas ubicadas en la ciudad de Huasco, los propietarios son Capital Advisors que es un grupo de capitales chilenos, pero Guacolda Energía tiene de presidente del directorio a Jorge Rodríguez Grossi, ex ministro de Energía del gobierno de la concertación. Entonces, es una persona que por lo tanto entenderá que Chile tiene que cerrar las carboneras por compromiso de cambio climático y para terminar con la zonas de sacrificio”, señaló Larraín.

Entre otros de los actores que indicó la directora de Chile Sustentable deben responder a la brevedad porque tienen la capacidad técnica y económica para cambiar su matriz energética se encuentran “AES que tiene dos centrales en Mejillones, las centrales Cochrane 1 y 2, y la última empresa es Colbún que no le ha puesto fecha de cierre ni reconversión a la central Santa María en Coronel”.

El pasado martes también se presentó un paquete de regulaciones que ayudarán a acelerar la descarbonización a 2030. Entre los puntos destacables, Larraín mencionó la licitación de almacenamiento que el Estado realizará puesto que las empresas de energías renovables están vertiendo por congestión de la transmisión la energía generada.

“El año pasado se vertieron aproximadamente mil 500 GW por hora, el año 2021 se virtieron 500, este año entiendo que ya van por los mil 500 en el primer semestre. Entonces, no sacas nada con seguir construyendo centrales de energías renovables si es que vas a tener que botar una parte importante de lo que generas porque no hay capacidad de transmisión”, concluyó Larraín.

 

Imagen de Portada: Agencia ATON
Síguenos en