Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 28 de febrero de 2024


Escritorio

Ricardo Hormazábal: “Cuando se dice que ese acuerdo le dio luz verde al golpe, es darle a la Cámara una relevancia que no tenía”

En agosto de 1973, un documento impulsado por la DC acusó un “grave quebrantamiento al orden constitucional". Según Hormazabal, quien era diputado del partido en ese momento, el acuerdo no planteaba que el Gobierno de Allende fuera ilegítimo.

Fernanda Araneda

  Miércoles 23 de agosto 2023 16:05 hrs. 
Santiago, 08 de enero 2017. 
Ricardo Homazabal  llega hasta la DC durante las elecciones internas de la Democracia Cristiana en las que compiten tres listas lideradas por Carolina Goic, Víctor Torres y Ricardo Hormazábal.
Karin Pozo/Aton Chile

Compartir en

Ayer martes, parlamentarios de Chile Vamos y el Partido Republicano expresaron su “absoluto respaldo jurídico y político” a un acuerdo tomado el 22 de agosto de 1973, en que la Cámara de Diputados, denunciaba un “grave quebrantamiento al orden constitucional y legal de la República”.

Lo anterior generó revuelo al interior del Congreso, sobre todo en las bancadas del Frente Amplio y el Partido Comunista, desde donde acusaron a los diputados de oposición de “negacionistas”.

En ese contexto, Radio y Diario Universidad de Chile conversó con el expresidente de la Democracia Cristiana, Ricardo Hormazábal, quien además era parlamentario al momento de ser aprobado el controvertido acuerdo.

De acuerdo a Hormazábal, fue la misma DC la que impulsó el documento, ya que “estaban fracasando diversas iniciativas para buscar una salida democrática a la crisis que se generó por parte del gobierno de la Unidad Popular y al abandono de la vida democrática de buena parte de los partidos de la UP y de la derecha”.

“En ese sentido, la Cámara de Diputados hizo un debate político y se presentó un proyecto de acuerdo, que fue apoyado por la derecha, en el cual se le hace presente al señor Presidente de la República, que existen una cantidad de hechos que configuran unas acciones inconstitucionales y que ponen en riesgo la continuidad del Estado de derecho”, detalló.

En todo caso, Hormazábal aseguró que el acuerdo no planteaba que el Gobierno de Allende era ilegítimo.

“La derecha tenía un proyecto en que declaraba la ilegitimidad del Gobierno, eso es así, es verdad, pero nosotros no aceptamos. No hay ninguna discusión sobre la ilegitimidad en el texto que se aprobó (…) La actitud nuestra fue ejercer de nuevo lo que era la política democrática de oposición a un Gobierno que estaba fracasado, así de claro para nosotros es la declaración de agosto”.

Asimismo, Hormazábal negó que el acuerdo diera pie al golpe de Estado del 11 de septiembre.

“Cuando se dice que ese acuerdo de la Cámara le dio luz verde al golpe, es darle a la Cámara de Diputados una relevancia que no tenía. Estaban ya los acuerdos de las distintas ramas de las Fuerzas Armadas, estaba en marcha la operación de la CIA, la cooperación completa de la derecha respecto a eso, que fue captando después a algunos demócratas cristianos. Algunos, porque nunca lograron sacar un acuerdo, en el partido, de llamar al golpe”, precisó.

De todas maneras, Hormazábal sí reconoció que: “Ese acuerdo se tomó por la propaganda como un adicional para facilitar el golpe. Ese es un hecho, indesmentible, tan indesmentible como que jamás los votos demócrata cristianos fueron para darle luz verde a un golpe”.

“No me arrepiento de haber sido opositor”

Los actuales diputados de la Democracia Cristiana no apoyaron la iniciativa de la derecha para reivindicar el acuerdo de hace 50 años, hecho que se suma a unas declaraciones del presidente del partido, Alberto Undurraga, quien en conversación con La Tercera, señaló que “nos habría gustado que la condena del golpe hubiese sido la posición oficial del partido en 1973”.

Por su parte, Ricardo Hormazábal insistió en que la Democracia Cristiana no tenía una posición pro golpe y que por lo tanto, no tendría porqué existir un mea culpa.

“Yo fui opositor y no me arrepiento de haber sido opositor. De lo que yo me arrepiento es de que no hayamos tenido más fuerza para poder servir de algo, pero la propia UP con la derecha generaron este clima horrible y como dice Radomiro Tomic, la primera responsabilidad es del Gobierno de la UP, sin duda”.

“En todo caso, nosotros éramos la primera fuerza política, alguna responsabilidad nos cabe, pero no podíamos cambiar, no había otra política democrática que la que hicimos. El diálogo, los acuerdos, las votaciones. Eso para mí es un tema esencial”, afirmó.

Por otra parte, consultado respecto a la pertinencia de dar respaldo al acuerdo de agosto del 73, a 50 años del golpe de Estado, Hormazábal indicó que “yo veo que de nuevo la Cámara de Diputados está olvidando sus deberes fundamentales, que son resolver los problemas en el país y no ahondarlos (…) El Partido Comunista pretende dejar sin efecto una declaración tomada hace 50 años, lo que demuestra que está en otro mundo”, concluyó.

Síguenos en