Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 19 de junio de 2024


Escritorio

Fin a la Alerta Sanitaria: Fenpruss cuestiona desvinculación de 6 mil funcionarios y ministra Aguilera dice que “es una situación que tenemos que enfrentar”

Según el Ministerio de Salud, actualmente hay 12 mil trabajadores a honorarios que tras el fin de la emergencia sanitaria por el Covid-19, a partir de este 1 de septiembre, serán desincorporados de los servicios.

Bárbara Paillal

  Jueves 31 de agosto 2023 16:01 hrs. 
F43xy_oWIAAHDTx

Compartir en

El Ministerio de Salud decidió poner fin a la Alerta Sanitaria por el Covid-19 tras mil 300 días desde su implementación. En esa línea, la ministra Ximena Aguilera advirtió que esta medida “significa que el Covid-19 deja de constituir una emergencia para nosotros, sin embargo, no significa que la enfermedad desaparezca“.

El término de una de las emergencias más prolongadas en términos sanitarios en nuestro país comenzará a regir a partir de este primero de septiembre, lo que implica, según la titular de salud, “el fin del uso obligatorio de la mascarilla, sin embargo, nosotros como sistema de salud recomendamos que las personas con síntomas respiratorios sigan usando mascarilla para no contagiar al resto”.

Es decir, tanto en establecimientos educacionales como en centros de salud ya no será una exigencia usar cubre bocas. En cuanto al personal de salud, la ministra señaló que “deben usar los medios de control de infecciones dependiendo del nivel de riesgo en el que están, o sea las mascarillas son un elemento habitual de uso en los establecimientos asistenciales, pero no hay obligatoriedad como hay ahora de usarla en todo el establecimiento”.

No obstante, desde el Senado y los trabajadores de la salud pública han cuestionado la desvinculación de más de 6 mil funcionarios que se verían afectados dada la disminución de los recursos que van aparejados al fin de la emergencia.

Según datos del Ministerio de Salud, desde el 2019 a la fecha se han incorporado al sistema 55 mil nuevos trabajadores a lo largo del país y, en los años más cruciales de la pandemia, 32 mil de ellos trabajaron a honorarios por Covid-19. “A la fecha actual nosotros mantenemos 12 mil 400 funcionarios que están como honorarios Covid“, aseguró la ministra.

Sin embargo, más de la mitad de dichos funcionarios perderían su fuente laboral. “Efectivamente tenemos recursos para mantener 6 mil hasta final del año, otras 6 mil personas se van a ir desincorporado del sistema de salud en los dos meses que vienen, y nosotros hemos solicitado recursos adicionales en el presupuesto del 2024 para mantener a esas personas”, explicó Aguilera.

“Es un momento complejo, van a ser meses en los que nosotros hemos priorizado las unidades de pacientes críticos para que mantengan la dotación y justamente los puntos donde se generaron nuevas capacidades, que antes no existían, unidades de pacientes, de complejización de camas y también mantener la cobertura territorial pero, bueno, es una situación que tenemos que enfrentar, el fin de la alerta implica que tengamos menos recursos“, declaró Aguilera.

Ante dicho escenario, el presidente de la Confederación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de la Salud (Fenpruss), Aldo Santibáñez, se declaró sumamente preocupado con la desvinculación de funcionarios que hoy se encuentran realizando labores ya no relacionadas a la emergencia sanitaria, sino que a la atención permanente y regular de los servicios de salud.

Por eso, Santibáñez realizó un llamado al Presidente Gabriel Boric para que “defina que estos trabajadores permanezcan en los servicios de salud y vengan a reforzar los hospitales públicos sobre todo con los desafíos sanitarios que existen todavía”.

“La dotación de trabajadores y trabajadoras del sistema de salud pública en Chile aumentó notablemente a partir de la pandemia, pero lo que no se dice es que aún con ese aumento de más de 50 mil trabajadores y trabajadoras todavía estamos bajo la media de los países OCDE en términos de horas médicas, en términos de profesionales no médicos que atienden en hospitales públicos del país”, añadió Santibáñez.

En esa línea, el dirigente explicó que la necesidad de abordar el desafío del sistema sanitario en Chile “en materia de lista de espera quirúrgicas, en atención de especialidades y en atenciones profesionales es altísima y no podemos hacerlo con el personal que trabajaba antes de la pandemia ni tampoco con el personal que se ha ido incorporando porque todavía falta”.

De lo contrario, señaló el presidente de la Fenpruss, se enfrentan al dilema de cómo el sistema va a abordar todos los desafíos sanitarios considerando además la crisis de las Isapres.

“Hemos conocido hace un par de días atrás la incorporación de casi dos millones de nuevos cotizantes de Fonasa ¿Cómo va a atender a esas personas el sistema salud público? Eso es un elemento central para las decisiones que tiene que tomar el Gobierno de Chile respecto al reforzamiento de la salud pública que además fue uno de los compromisos de gobierno del Presidente”, añadió Santibáñez.

El dirigente de la Fenpruss comentó que les parece “un poco en contra sentido que se promueva el fortalecimiento de la salud pública cuando tiene la oportunidad de mantener una dotación que se acerca a los niveles internacionales de trabajadores para atender las necesidades de la población y estamos dando una señal contraria desvinculando a más de 6 mil trabajadores que además tienen formación, tienen experiencia por más de tres años y son parte de los equipos de trabajo que atienden ya no temas de Covid, sino que muchos temas que son permanentes”.

Imagen de Portada: Ministerio de Salud
Síguenos en