Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 18 de junio de 2024


Escritorio

Consejeros descartan la facultad del Presidente de la República para regular la huelga

Con todo, el hemiciclo aprobó una enmienda presentada por Chile Vamos que permite a la figura del mandatario tener iniciativa exclusiva sobre aquellas materias en las que se "establezca las modalidades y procedimientos de la negociación colectiva".

Natalia Palma

  Lunes 25 de septiembre 2023 20:11 hrs. 
CONSEJO

Compartir en

Durante la sesión de la tarde el Pleno del Consejo Constitucional terminó de despachar las normas contempladas en el Capítulo IV sobre Congreso Nacional.

Previamente, los consejeros aprobaron artículos sobre la limitación de la dieta parlamentaria; al “antidiscolaje”, que involucra la pérdida del escaño en el Congreso; y una serie de inhabilidades.

En esta ocasión, el foco estuvo centrado en disposiciones orientadas a la formación de la ley. Así, por ejemplo, destacó el rechazó por 1 votos a favor, 18 en contra y 31 abstenciones el primer párrafo del literal f) del artículo 80, que consagraba la facultad del Presidente de la República para iniciar proyectos en materia de huelga.

En concreto, esta modificación impulsada por consejeros de derecha mencionaba que corresponderá, asimismo, al Presidente de la República la iniciativa exclusiva para: “La que establezca las modalidades y procedimientos de negociación colectiva y determinar los casos en que no se podrá negociar”.

Asimismo, se descartó por 47 votos en contra y 3 abstenciones el segundo párrafo de este literal, que establece que “a su vez, corresponderá al Presidente de la República la regulación de la huelga”.

Mismo destino corrió con 1 voto a favor, 16 en contra y 33 abstenciones la redacción impulsada en el anteproyecto de los expertos sobre esta materia, que señalaba la expresión “la que establezca las modalidades y procedimientos de la negociación colectiva de los funcionarios públicos y las limitaciones de la huelga”.

En cambio, fue aprobada por 33 votos a favor y 17 en contra (todos del oficialismo) la enmienda renovada 80/4 propuesta por los consejeros de Chile Vamos, que indica la siguiente redacción: “La que establezca las modalidades y procedimientos de la negociación colectiva”.

Sobre este tema, el consejero mapuche de Revolución Democrática, Julio Ñanco, manifestó que “la constitución actual en su artículo 65, número cinco, establece las modalidades y procedimientos de la negociación colectiva y determina los casos en que no se puede negociar. La norma propuesta amplía el poder del Presidente de la República al permitirle regular la huelga, lo que representa un retroceso en estos derechos fundamentales y una atribución de funciones legislativas al Ejecutivo”.

En la misma línea, la consejera comunista, Karen Araya, consideró que la norma propuesta “es simplemente absurda. Se establece que el Ejecutivo, el Presidente es quien regule la huelga, excluyendo el rol de la ley; mientras en el resto de los derechos fundamentales establecen un principio de legalidad exagerado y poco razonable reducen la huelga a un nivel tan bajo que, incluso, deja de ser tema de ley y es abandonado a la voluntad del Presidente de turno”.

“Esta es una manifestación más de la desconfianza que la derecha tiene de la organización social. El texto que está escribiendo Chile Vamos y republicanos está lleno de cortapisas a los movimientos sociales”, acusó.

En Chile Vamos, en tanto, la consejera de Evópoli, Gloria Hutt, si bien defendió el diseño del articulado sobre el Congreso Nacional e instó a ver de manera integral las materias abordadas en la propuesta, manifestó su preocupación ante el rumbo del proceso constitucional.

“Creo sintonizar con la mayoría en esta Sala al manifestar mi preocupación por el destino del encargo que la ciudadanía nos hizo. Las encuestas publicadas recientemente marcan un muy bajo porcentaje de personas decididas a aprobar el texto, aun cuando no se ha publicado un borrador que permita juzgar en forma objetiva su alcance”, expresó.

En esa línea, remarcó que “junto con esa cifra, la opinión pública es clara para manifestar las condiciones que los llevaría a aprobar, con 45% o más. Uno, si la propuesta da estabilidad al país, que es lo que todos estamos buscando, con un 76%, (o) si la propuesta se aprueba de forma transversal por todos los partidos políticos, creo que ese es el llamado más importante que tenemos que atender”.

Síguenos en