Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 25 de mayo de 2024


Escritorio

En tensa antesala por votación en la Cámara: Comisión de Seguridad aprueba veto a Ley de Usurpaciones

La instancia evacuó con observación positiva once de catorce propuestas del Ejecutivo. Considerando el pronunciamiento, este miércoles la Sala tendrá que visar las indicaciones en medio de las últimas definiciones de las colectividades.

Bárbara Paillal

  Martes 7 de noviembre 2023 21:31 hrs. 
Valparaiso, 7 de noviembre de 2023
El ministro Alvaro Elizalde, la ministra Carolina Toha y el subsecretario Eduardo Vergara durante la sesion de la Camara de Diputados 
Sebastian Cisternas/Aton ChileValparaiso, 7 de noviembre de 2023 El ministro Alvaro Elizalde, la ministra Carolina Toha y el subsecretario Eduardo Vergara durante la sesion de la Camara de Diputados Sebastian Cisternas/Aton Chile

Compartir en

La Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados y Diputadas visó finalmente el veto a la Ley de Usurpaciones. La instancia, con mayoría opositora, aprobó once de las catorce observaciones del Ejecutivo quedando despachada a la Sala de la Corporación que este miércoles deberá votar la propuesta.

La comisión, presidida por el diputado de Renovación Nacional, Andrés Longton, recogió así la recomendación emitida desde el Senado, donde el veto presidencial fue despachado con mayoría de las observaciones aprobadas.

Las definiciones respecto a la votación de esta jornada fueron tomadas tempranamente. En un punto de prensa matutino, el diputado de la UDI, Henry Leal, anticipó que rechazaría la totalidad del veto. Lo mismo hizo, previo al inicio de la votación, el diputado Longton, afirmando que votaría “gran parte del veto en contra”.

Sin embargo, en esta jornada fue clave el descuelgue de la diputada opositora de la bancada Social Cristiana, Gloria Naveillán, quién se inclinó a votar a favor señalando que “no hay nada peor que quedarse sin Ley“. También fue decidor el respaldo entregado por el diputado de Amarillos por Chile, Andrés Jouannnet, a la propuesta del Gobierno.

Las observaciones aprobadas versan, por ejemplo, sobre la adición de las normas de gradualidad de las penas, la usurpación sin violencia o intimidación en las personas pero con daño en las cosas y la que elimina el marco penal rígido para dejarlo establecido al régimen general.

En tanto, fueron rechazadas indicaciones claves del Gobierno: la supresión de las normas de legítima defensa privilegiada, la eliminación del numeral 3 del artículo 1 sobre usurpación sin violencia en las personas y la del numeral sobre detención por flagrancia para llevarlo a régimen general. 

Tras la cita, el diputado Longton reiteró que desde Renovación Nacional se tomó el acuerdo de “rechazar el veto principalmente porque no queremos entregarle a la ciudadanía algo que no va a generar el efecto que espera la gran parte de los chilenos, que haya menos impunidad, más justicia y que los terrenos de aquellas familias usurpadas a lo largo de todo Chile puedan ser recuperados y los usurpadores puedan tener una pena de presidio como corresponde, como estableció el proyecto original”.

“Lo que establece el gobierno no solo nos aleja de eso, sino que en muchos casos nos pone en una situación peor que la que tenemos hoy día y a la ciudadanía no podemos mentirle y entregarle algo que el gobierno cree que va a dar la apariencia de que va a generar un cambio cuando va a seguir todo igual”, añadió.

En tanto, el diputado del Partido Socialista, Raúl Leiva, indicó que “la derecha lo que hizo fue forzar un veto para obligar al presidente a vetar. Todos están de acuerdo que la legítima defensa privilegiada del artículo primero era absolutamente un retroceso civilizatorio. Sin embargo, fuerzan al gobierno”.

“Yo lo que espero es que mañana impere la sensatez de que efectivamente la usurpación en muchos sectores de nuestro país es un delito muy complejo y que conculca muchos derechos y garantías. Mañana se apruebe porque de no aprobarse el veto, efectivamente nos quedamos con la ley que existe hoy día, 457 del Código Penal, que solo establece una multa para los usurpadores”, sostuvo.

Este miércoles será el turno de la Sala de la Cámara para pronunciarse sobre el veto donde el Ejecutivo solo necesita mayoría simple para que la propuesta sea aprobada. Con las definiciones de parte de la oposición -por rechazar el veto- es fundamental para el Gobierno contar con el apoyo transversal del oficialismo, eso sí la gran interrogante hasta el cierre de esta nota es la postura que adoptará el Partido Comunista.

En el Senado ambos representantes de la colectividad, Claudia Pascual y Daniel Núñez, decidieron rechazar y abstenerse en siete observaciones aludiendo “no estar en condiciones de respaldar las penalidades de cárcel en las tres figuras de usurpación que hace este veto”. Sobre ello, Tohá sostuvo hoy que “se ha hecho lo posible por convencerlos“.

Cabe destacar que la única diputada comunista de la Comisión, Alejandra Placencia, fue remplazada en esta jornada por el diputado de Convergencia Social, Gonzalo Winter.

“El Gobierno hizo una encerrona al Congreso Nacional”

En el curso de la instancia, como ha sido una constante dentro de las discusiones del veto presidencial existieron momentos álgidos cuando, por ejemplo, el diputado de Renovación Nacional, Diego Schalper, declaró que el Gobierno estaba realizando una “encerrona” al Parlamento.

“El Gobierno lo que ha hecho es hacerle una encerrona al Congreso Nacional, o usted me aprueba lo que le traigo o se queda sin ley, y aquí yo lamento mucho que un Gobierno que dice ser dialogante con el Congreso lo ha ejercido de la peor manera posible y en contraposición de las víctimas que hoy día lo que exigen no son fórmulas intermedias”, señaló el diputado opositor.

Como respuesta la ministra del Interior sostuvo que la interpelación de Schalper “realmente es un insulto porque la encerrona es un delito y lo que el Gobierno de Chile está haciendo es aplicar la Constitución”.

Se evita que terminemos con un mamarracho, se evita que a través del veto se debilite la ley porque el Presidente no quiere debilitar la ley, quiere hacer una bien planteada, efectiva, que no sea para ganar cuñas o likes sino para proteger a las víctimas y dar la señal de que la usurpación en Chile no se acepta y se sanciona con penas adecuadas a su gravedad”, zanjó.

Imagen de Portada: Agencia ATON
Síguenos en