Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 24 de febrero de 2024


Escritorio

Ricardo Camargo: “Quien no ha estado a la altura ha sido la política chilena y no el pueblo que irrumpió bregando por nuevos espacios”

El 12 de diciembre el académico de la Universidad de Chile presentará su libro "Sinuosidades de lo político", obra que pone especial atención a quienes viven en los márgenes de la política institucional y exigen una sociedad más inclusiva.

Fernanda Araneda

  Lunes 11 de diciembre 2023 18:53 hrs. 
Ricardo Camargo, , autor de "Sinuosidades de lo político".

Compartir en

Este martes 12 de diciembre, en la Sala Matilde Brandau (Avenida Santa María 076, Providencia), el académico de nuestra casa de estudios, Ricardo Camargo, realizará el lanzamiento de su libro “Sinuosidades de lo político”.

La obra que tiene un fuerte componente teórico, al mismo tiempo que un análisis de los últimos años de la contingencia nacional, recopila textos escritos entre 2007 y 2023 y pone, de acuerdo a su propio autor, un especial énfasis en la distinción entre la política y lo político.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, Camargo explicó que la política, “alude siempre a la constitución de un orden institucional que obviamente todas las sociedades requieren para poder existir”, mientras que lo político tiene que ver con “el resto, el conjunto de individuos, identidades, subjetividades que habitualmente quedan al margen de ese orden que se transa en algún momento”.

“Lo político alude a los que quedan sobrando, los que quedan pateando piedras como tradujo el grupo de rock Los Prisioneros”, precisó.

De acuerdo al académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, es precisamente desde lo político que surge la ambivalencia y la sinuosidad. “Obviamente representa un punto de crítica, de contestación al orden de la política, que siempre está demandando mayor inclusión, cultural, socioeconómica e identitaria. Obliga al orden institucional de la política a encontrar nuevas formas, nuevas herramientas y espacios institucionales para que dé cabida a esa gente que queda afuera”, dijo.

En ese contexto, Camargo aseguró que el estallido social de octubre de 2019 es un buen ejemplo de cuando “la energía de los que quedan afuera, de los que permanentemente han quedado fuera del orden político institucional irrumpen casi telúricamente”.

Sin embargo, el académico también advirtió que en el Chile actual, en el que se está ad portas de votar una nueva propuesta constitucional, no se está aprovechando lo que él considera como una oportunidad.

“Yo soy un convencido de que el estallido social tiene que leerse como un recordatorio de que nuestro país y nuestra institucionalidad democrática, económica y social, tienen que diversificarse, tienen que hacerse más equitativas, más igualitarias y más inclusivas, esa es la gran demanda que estaba detrás del estallido social. Hacer de Chile un país con mejores oportunidades, con mejores tránsitos de trayectorias humanas para todos y todas, pero lamentablemente creo que estamos arribando a un momento de regresión de la respuesta a esa gran demanda”, afirmó.

En esa misma línea, Camargo criticó el que “el único consenso que pareciera haber hoy día es que hay que cerrar el proceso constituyente, como si uno estuviera anunciando el cierre de una pesadilla y de algo que no debió ocurrir. Yo creo, en cambio, que es todo lo contrario, nosotros debemos seguir intentando búsquedas y ajustes institucionales y quien no ha estado a la altura ha sido la política chilena y no el pueblo que irrumpió bregando por nuevos espacios”, planteó.

Los años de la Concertación y el futuro del Frente Amplio

En “Sinuosidades de lo político”, Camargo también realiza un análisis de la clase política que dirigió el país tras el fin de la dictadura y que a su juicio se conformó con el modelo neoliberal. Esto último, porque se habría visto traumatizada tras el Golpe Militar.

“Me parece a mí, que la generación del golpe, que también es la generación del inicio de la transición, generó un derrotero bastante traumático. Se negaron a reflexionar en torno a cuestiones que habían reflexionado en los 60, que era qué tipo de calidad democrática se requería para el país y simplemente se asumió que había que seguir con el modelo neoliberal, simplemente haciendo ajustes que no van a la médula del modelo. Ahí hubo una renuncia y diría que más que una renuncia ideológica es una renuncia de negación”, indicó.

Asimismo, Camargo estimó que aunque no hubieran existido los llamados “enclaves autoritarios”, “esta generación no habría avanzado mucho más de lo que avanzó, porque tenía una convicción traumática de que ese era el modelo que había que seguir impulsando”, opinó.

El académico además se refirió al futuro de la actual coalición gobernante, señalando, al igual que en su libro, que para realizar una auténtica transformación, el Frente Amplio debe constituir un “pueblo frenteamplista”.

“En la teoría política democrática la idea de la constitución de un pueblo no es igual al conjunto de votantes que participan en elecciones democráticas, los que van a concurrir el próximo domingo a votar, por ejemplo. Constituir un pueblo significa constituir identidades populares, identidades populares que piden cierta densidad histórica, ideológica, pero sobre todo una densidad política en el sentido de adhesión a un proyecto político del cual se sienten parte y que no sea simplemente la elección de un Presidente por las coyunturas que le correspondieron. En el caso del Presidente Boric, sabemos la coyuntura: el pierde en la primera vuelta y gana a la segunda porque la coyuntura era Boric o Kast”, apuntó.

En otras palabras, se haría necesaria una “articulación”, ya que “uno no puede tener un proyecto de transformación, como se plasmó en el programa del Frente Amplio, si no se pone como objetivo también la constitución de un sujeto político. Si no, se cae en un mero ejercicio de retórica que a poco andar se vuelve una retórica vacía y la gente se da cuenta de aquello”, concluyó Camargo.

Síguenos en