Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 29 de mayo de 2024


Escritorio

Familiares de víctimas en Operación Alfa Carbón cuestionan a la Justicia luego de suicidio de ex-CNI

A través de una declaración, los familiares de las víctimas en este caso criticaron la demora del proceso que permitió, a su juicio, que los responsables vivieran durante 40 años en la impunidad.

Diario UChile

  Martes 19 de marzo 2024 9:12 hrs. 
Santiago, 18 de marzo de 2024
Investigan muerte de Marcos Derpich en las inmediaciones de plaza Las Lilas, Marcos Derpich es exagente de la CNI condenado por crímenes durante la dictadura.
Jonnathan Oyarzun/Aton Chile.Santiago, 18 de marzo de 2024 Investigan muerte de Marcos Derpich en las inmediaciones de plaza Las Lilas, Marcos Derpich es exagente de la CNI condenado por crímenes durante la dictadura. Jonnathan Oyarzun/Aton Chile.

Compartir en

Los familiares de las víctimas de la Operación Alfa Carbón, se pronunciaron luego de conocerse la noticia del eventual suicidio del exagente de la CNI, Marcos Derpich Miranda, brigadier de ejército, jefe de la División Regional de la Central Nacional de Inteligencia (CNI) y vicedirector de esta entidad entre marzo de 1988 y septiembre de 1990.

Días atrás, el 4 de marzo del presente año, la Corte Suprema había confirmado su condena a 20 años por el homicidio calificado de siete militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), y a cinco años por asociación ilícita.

En total, fueron diecisiete los condenados en la llamada “Operación Alfa Carbón”, entre cerca de un centenar de agentes que se desplazaron a distintas ciudades del sur de Chile para ejecutar a Nelson Herrera, Mario Lagos y Luciano Aedo, en Concepción; Mario Mujica, en Los Ángeles; y Rogelio Tapia, Raúl Barrientos y Juan José Boncompte, en Valdivia, los días 23 y 24 de agosto de 1984.

Previo a su detención y posterior traslado al penal de Punta Peuco, Marcos Derpich se habría suicidado, dejando el siguiente mensaje en una carta: “un militar nunca se va a ir preso”.

En su declaración, los familiares de las víctimas sostienen que “nuestros familiares asesinados no contaron con piedad alguna por parte de sus perpetradores. Los crímenes contra ellos se cometieron estando ya capturados y reducidos, con los brazos en alto o esposados”.

Asimismo, sostienen que “la participación de Marcos Derpich aparece clara en el mando de toda la operación: el expediente del caso señala que uno de los jefes, el mismo Derpich, dio un mensaje radial indicando que el detenido Nelson Herrera Riveros no podía llegar vivo al hospital y que debía ser eliminado, orden que se concretó mediante un tiro en la nuca, mientras Nelson Herrera estaba esposado.

Los familiares recalcan que “Marcos Derpich gozó de espléndida libertad, y pensión onerosa, durante cuatro décadas, al igual que los demás condenados. Durante este mismo periodo, los familiares de los miristas asesinados hemos perseguido verdad y justicia, empujando junto a nuestras abogadas, un engorroso y largo proceso judicial que pueda establecer la verdad de los hechos y la aplicación de condenas justas”.

Finalmente, los familiares de las víctimas de la Operación Alfa Carbón, cuestionaron a la justicia por el resultado de este proceso y se preguntaron “¿es justicia, un proceso infinito que ha durado más de la mitas de nuestras vidas, para las esposas: y la vida completa de los hijos y las hijas? ¿Es justicia, que el ministro de primera instancia, haya procesado tan sólo a 17 agentes (2 de ellos murieron durante el proceso), cuando la Operación Alfa Carbón desplegó a decenas de miembros operativos de la CNI, desde el Cuartel Borgoño hacia el sur? ¿Es justicia, que cuando por fin contamos con un fallo que confirma las condenas, haya una tardanza de dos semanas para detener a los criminales, permitiendo preparar su fuga o suicidarse cobardemente, en lugar de enfrentar sus responsabilidades?”

Foto: ATON Chile.
Síguenos en