Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 30 de mayo de 2024


Escritorio

Descoordinación y tensión: el complejo escenario que revela la disputa por Santiago en Chile Vamos

La cientista política, Nerea Palma, identificó escasez de propuestas programáticas en el sector. Mientras, el analista de Faro UDD, Miguel Ángel Fernández, recalcó que estas pugnas perjudican las aspiraciones de competir en comunas no emblemáticas.

Bárbara Paillal

  Lunes 22 de abril 2024 19:49 hrs. 
Disputa en Chile VamosDisputa en Chile Vamos

Compartir en

La disputa por el sillón municipal en la comuna de Santiago reveló nuevas descoordinaciones en la interna de Chile Vamos. Mario Desbordes, ex ministro de Defensa, fue proclamado por Renovación Nacional como el candidato único de la coalición, sin embargo, desde la UDI le quitaron piso señalando que no hay una definición zanjada.

El propio Desbordes afirmó haber recibido incluso el respaldo de la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, -posible carta presidencial del sector- quien personalmente le habría confirmado su postulación. 

Lo cierto es, que desde la UDI ponen freno a las aspiraciones de Desbordes y, por ahora, aún no definen su respaldo. La secretaria general de la tienda, María José Hoffman, insistió que el sector aún trabaja en definiciones y que durante esta semana, en el mejor de los casos, aspiran llegar a un consenso. “Eso es una definición que le corresponde al Comité Electoral de Chile Vamos, sabemos la posición desde RN y, por eso, insisto que trataremos de dar buenas noticias durante los próximos días”, recalcó. 

No tenemos, al contrario, ningún problema con la figura de Mario Desbordes, de hecho, la sentimos bastante cercana, pero esto tiene que ver con el respeto a la gobernabilidad y a la institucionalidad de nuestros partidos”, aclaró. 

Contrario a lo que se cree, analistas políticos prevén que la tensión en Santiago es una señal del complejo escenario municipal que le depara a la oposición. El doctor en Ciencias Políticas y director del Departamento de Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile, Octavio Avendaño, puso en duda el optimismo de las derechas.

“Creo que en la próxima elección municipal a la derecha le va a ir muy mal, lo más probable es que el mapa político que se generó en las elecciones municipales y gobernadores se mantenga. Eso significa una cierta derrota para la derecha”, señaló. 

Para el académico, llama la atención la estrategia desplegada por la derecha: “Es algo totalmente contrario a lo que planteó el gremialismo en un primer momento, de la importancia que tenían los municipios y sobre todo en los sectores populares (…) Una nueva derecha se planteaba la necesidad de una mayor sintonía de los sectores populares a través de los municipios, eso no estaría ocurriendo de acuerdo a cómo se está pensando la confección de las listas y están actuando los principales dirigentes de la derecha”.

Por su parte, Nerea Palma, cientista política de la Universidad Diego Portales, sostuvo que si bien “la oposición a este Gobierno debería teóricamente aumentar la cantidad de alcaldías y eso ser una fuerza predictiva bien importante con respecto a la elección presidencial, -en todo caso- a mí me gustaría mencionar que obviamente no está todo dicho. En particular, porque ahora tenemos el escenario en la oposición del Partido Republicano, que en algunas alcaldías puede incluso llegar a competir con Chile Vamos y, por ende, Chile Vamos no la tiene sencilla y no tiene asegurado la elección en varias de las municipalidades”.

“De alguna u otra manera el futuro de la coalición va a depender de qué tan exitosos son las elecciones municipales porque si les va exactamente igual o muy similar a las elecciones municipales anterior, sería absoluta y completamente un fracaso respecto de las expectativas que tiene tanto Chile Vamos como Republicanos”, añadió.

Palma identificó además una escasez de oferta programática en la política general, pero en particular en la oposición “con respecto a cuál es el cambio que están intentando implementar del actual oficialismo, entonces eso complejiza aún más el escenario en el cual la oposición puede alcanzar más alcaldías”.

La experta cuestionó que se esté usando “el candidato o la candidata entre comillas más sexy electoralmente, o sea que sea capaz de obtener la mayor cantidad de votos basados en encuestas y si es que no hay acuerdo entre los partidos se va a una primaria, más que a una selección de candidatos que los partidos concuerden que son idóneos para ciertas alcaldías. Entonces, esto me parece que refleja bastante el nivel de individualismo de la política chilena donde los candidatos y figuras mediáticas son más importantes que la estructura del partido o la propuesta programática que hagan los partidos”.

Miguel Ángel Fernández, cientista político e investigador de Faro UDD, indicó que tensiones como las demostradas en Santiago “poco favor le hacen al propósito de Chile Vamos de tener un candidato en unidad que pueda efectivamente disputarle la reelección a la alcaldesa Irací Hassler, que es lo que uno cree que es el gran objetivo de la coalición. En ese sentido, lo que ocurrió se caracteriza por dos grandes factores: primero, la notoria descoordinación al interior de los partidos del bloque y, lo segundo, por la falta de claridad frente a una comuna tan emblemática como Santiago”.

Para el académico, en el desarrollo de la estrategia de Chile Vamos “las comunas que no son las más emblemáticas, en términos históricos de la centroderecha, son las que de alguna manera salen perdiendo frente a lo que está ocurriendo en lugares como Santiago Oriente, las capitales regionales, no solamente lo vez acá en Santiago, en Concepción también”.

“El proceso de negociación política propia y natural de inscripción de candidaturas no ha llegado al puerto donde se esperaría, frente a una oposición que necesita mostrar un buen resultado para ampliar sus instancias de tener un triunfo o de intentar ser competitivo en la elección del 2025. Entonces, uno dice, por un lado, los mensajes por la prensa le hacen mal a una coalición y, por otro lado, la unidad es clave si quieren efectivamente ser competitivos en todas las comunas del país”, declaró.

Consultado por los posibles resultados de las próximas elecciones unipersonales, Fernández dijo que “a niveles de gobernadores es bastante más difícil para la oposición en general, dado la configuración de fuerzas que existen hoy en día en el país y, además, de eso dado el sistema electoral”.

“En términos de municipios, yo sería un poco más cauteloso que el profesor Avendaño. ¿Por qué lo digo? Porque hoy en día la centro derecha no tiene un gran número de municipios, 85 alrededor del país, y su mejor resultado electoral fueron más de 140 hace más de una década atrás, entonces uno dice tiene espacio de crecer. Ahora, hay un punto clave: la división, la competencia directa entre Republicanos y Chile Vamos o entre candidatos del PDG, del bloque Demócratas, Amarillos, contra candidatos de Chile Vamos, efectivamente disminuyen sustancialmente las probabilidades de tener un triunfo en municipales porque cuando el sistema es mayoría simple, un voto más gana”, dijo.

Por último, Fernández recalcó que “la dispersión de fuerza al único que le da una ventaja es al contendor que está bien organizado, en ese sentido, uno lo podría ver por lo que ha ocurrido en las negociaciones de la última semana, es el bloque oficialista el que ha logrado armonizar mucho mejor la gran cantidad de partidos políticos que tienen en su interior“.

Imagen de Portada: Agencia ATON.
Síguenos en