Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 21 de mayo de 2024


Escritorio

Listas de espera: Hospital Sótero del Río borró 323 mil interconsultas de forma masiva

Una auditoría encargada por el Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente reveló que algunas de las interconsultas fueron egresadas erróneamente. Esto a su vez provocó que pacientes no recibieran la atención requerida.

Diario UChile

  Miércoles 15 de mayo 2024 10:39 hrs. 
Hospital Sótero del RíoHospital Sótero del Río

Compartir en

Una auditoría encargada por el Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente reveló que en el Hospital Sótero del Río se eliminaron de forma masiva un total 323 mil interconsultas, algunas sin respetar la norma, con procedimientos que nunca se realizaron.

El informe revelado por Reportajes T13 afirma que la Unidad de Gestión y Desarrollo del Hospital solicitó al Departamento de Gestión y Tecnología de la Información que egresara 323.327 interconsultas de una lista de espera de 364.912. De ellas, 250.543 fueron egresadas de forma “automatizada o masiva” durante sólo un día: el 7 de junio de 2023. 

Las principales razones de esta eliminación tienen que ver con que las atenciones  ya se habían realizado (92.910), porque el paciente no asistía (56.213), porque había un error de digitación (48.609) o porque estaba duplicada (16.059). Sin embargo, esas explicaciones no terminaban de encajar y el director subrogante del Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente, Juan Torres, solicitó una auditoría con el fin de determinar si los egresos efectivamente se ajustaban a las causales de salida y estaban enmarcadas en la norma técnica.

En ese contexto, la auditora clínica asistencial, Silvia Cuevas, y el auditor administrativo, Miguel Abarca, evacuaron un informe fechado al 9 de febrero de este año, que concluía que “durante el 2023 el Complejo Asistencial Sótero del Río efectuó egresos automatizados en forma masiva de interconsultas desde la Base del Sistema Local de Gestión de la Demanda (SGD) en una cifra mayor a 300 mil, lo que conllevó a que, por su condición de egresos automatizadas de forma masiva, no siempre la causal de egreso esgrimida se ajustara a lo registrado tanto en Pulso como en SGD, y por consiguiente conllevó también a actuar con desapego a lo establecido en la Norma Técnica N° 118″.

Asimismo, los auditores afirmaron que se trata de una situación “de criticidad alta, considerando que las interconsultas que fueron erróneamente egresadas redundan en que esos pacientes definitivamente se quedaron sin la atención requerida, además del consiguiente actuar sin apego a la normativa vigente”.

Como ejemplo de lo anterior, en una muestra aleatoria de 115 interconsultas y otras 35 elegidas de forma directa se concluyó que el 27,8% y 88,6%, respectivamente, se egresaron sin ajustarse a la norma vigente, lo que se traduce en varios riesgos, como que los pacientes quedarán indefinidamente sin atención o incluso corriendo el riesgo de nunca tenerla.

Consultado sobre esta situación por el diario La Tercera, el director del Hospital Sótero del Río, Luis Arteaga, señaló que para solucionar la situación “se está haciendo un trabajo manual, revisando una a una las interconsultas con un equipo médico y se están incorporando las que tienen que serlo. Hasta el momento se han reingresado a la lista alrededor de 10 mil pacientes”.

Sumado a aquello, Arteaga explicó que el egreso de estas consultas se debe a que en algunos casos existen incongruencias en el historial del paciente. “Un problema que tiene el hospital es que hasta el 2015 teníamos ficha de papel y no electrónica. Al hacer una segunda revisión de lo que decía la ficha electrónica y compararlo con la de papel, veíamos que la patología por la que estaba en espera el paciente sí fue resuelta, pero quedaba algo pendiente y eso es lo que estamos incorporando”, detalló.

Respecto a los pasos a seguir, el director del Hospital Sótero del Río indicó que “esta auditoría fue solicitada por la dirección del Servicio de Salud Sur Oriente y ahora hay un sumario en curso para ver cuán real es lo que informa la auditoría y si hay una responsabilidad, pero la responsabilidad final es del director del establecimiento”, concluyó.

Síguenos en