Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 16 de julio de 2024


Escritorio

El derecho de las mujeres a decidir amenazado por la “inmadurez política”: ¿podrá el Congreso debatir sobre aborto legal?

El anuncio del proyecto de ley acerca de la interrupción voluntaria del embarazo generó muchas criticas. Sin embargo, expertas destacaron la iniciativa y cuestionaron la actitud de los sectores políticos que rechazan la mera idea de discutir el tema.

Pilar León Pardo

  Domingo 2 de junio 2024 18:26 hrs. 
Foto: Agencia AtonFoto: Agencia Aton

Compartir en

Porque las mujeres de Chile merecen su derecho a decidir”, afirmó el Presidente Gabriel Boric en su tercera Cuenta Pública, luego de anunciar la presentación de un proyecto de ley que busca consagrar el aborto libre en Chile. 

Futura iniciativa que se tomó el debate público debido a las reacciones inmediatas de una docena de parlamentarios y parlamentarias de oposición que se retiraron del Congreso en pleno discurso, las declaraciones del Partido Republicano que anunciaron que romperán relaciones con el Ejecutivo y las de la Democracia Cristiana que se sienten “alejados” del Gobierno.

Sin embargo, para la coordinadora del Observatorio de Género y Equidad, Teresa Valdés, el impulso de un proyecto de ley de aborto legal no es “un tema aislado”, ni tampoco es una sorpresa.

La socióloga e investigadora explicó que este anuncio se da en el marco de una Cuenta Publica muy importante para las mujeres. “Tenemos la equidad salarial, el Sistema Nacional de Cuidados, la Ley de conciliación de la vida personal, familiar y laboral, la Ley de Violencia. Todas son cuestiones extraordinariamente importantes para las mujeres”, declaró.

“No conocemos proyecto de ley y nos parece súper importante que sea se abra esta conversación. Este es un debate muy antiguo, no es nuevo, y lo que está en el fondo es el derecho a la maternidad voluntaria, que significa que las mujeres podemos decidir sobre nuestros proyectos de vida (…) Tenemos opiniones diferentes, pero hay un porcentaje muy alto de personas que les interesa que esto se discuta”, agregó Valdés.

Asimismo, la directora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, Lidia Casas, señaló que la idea de este proyecto era parte de las promesas programáticas del Gobierno del Presidente Gabriel Boric. Por tanto, desde ese punto de vista, era un iniciativa que iba a ser presentada en algún momento por la actual administración del Mandatario.

Para Casas, lo anterior significa una apertura a debatir sobre derechos reproductivos de las mujeres en el segundo semestre, pero ve el momento político “un tanto complejo”.

“Hay innumerables situaciones en las que el Gobierno está tratando de llegar a acuerdos por temas que venían discutiéndose hace mucho tiempo, que están trabados en el Congreso, como por ejemplo, la reforma de pensiones. Y no nos podemos olvidar de la Ley Corta de Isapres y todo lo que aquello significó”, sostuvo.

Por su parte, la directora de Corporación Humanas, Camila Maturana, afirmó que este anuncio del Presidente Boric “ubica los derechos de las mujeres en el centro de la discusión política y esto en el contexto actual parecía que se había perdido un poco, a diferencia de los últimos años en que la agenda de género había estado muy al centro del debate”.

“Consideramos que recuperar esta discusión es una buena señal en el contexto del sistema democrático“, destacó Maturana.

La directora de Corporación Humanas reconoce que si bien es un tema controvertido, es un debate que se debe dar, pues hay que seguir avanzando y consolidando los derechos de las mujeres: “Hay que tener en cuenta que los derechos sexuales y reproductivos, y el aborto en particular, es un tema que genera un importante apoyo ciudadano. Hay una proporción bastante alta de la población que, por ejemplo, respecto a la ley de aborto en tres causales, respalda que las mujeres puedan decidir en estas situaciones especifica, un 50% según la encuesta CEP”.

La importancia de iniciar el debate sobre el aborto libre 

Un escenario complejo será el que enfrentará el Ejecutivo el segundo semestre cuando presente esta iniciativa en pos de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Esto, pues el Partido Republicano y parte de la oposición no están dispuestos a dialogar con el Gobierno, mientras otros partidos advierten su distancia de este tipo de proyectos.

Sobre la decisión del partido de ultraderecha, la coordinadora del Observatorio de Género y Equidad, Teresa Valdés, señaló que “van a tener que recordar que están dentro de un sistema democrático y que no se pueden restar de la discusión“.

“Es absurdo. Esto es la negación de la esencia misma de la democracia y de los que es la tarea de un parlamentarios”, recalcó.

En la misma línea, Lidia Casas del Centro de Derechos Humanos de la UDP comentó que es una actitud poco democratica. “Creo que eso es un error político muy importante de Republicanos, pero en realidad muestra una face de ellos que tienen, en tanto, lo que ellos buscan es establecer cierta ‘pureza’ en los aspectos que a ellos les importan“, reflexionó.

Y añadió que: “Cuando los sectores políticos comienzan a chantajear de alguna manera, en que no te voy a dar los votos para A, para B o para C, demuestra una inmadurez de la clase política y eso es lo que la gente viene sancionando de los sectores políticos y del Congreso en particular. Cuestionan que, más allá de distintas agendas, ustedes no son capaces de ponerse de acuerdo en aquello que es absolutamente necesario y urgente hoy para la población“. 

A su vez, para la directora de Corporación Humanas el debate acerca de un proyecto de ley de aborto legal es una discusión que se tiene que desarrollar y que el Parlamento está mandatado para eso.

“Esperamos que, por supuesto, sea un debate en que se escuchen las distintas posiciones, las voces de las mujeres, que se base en evidencia, que tome en cuenta la realidad de las mujeres, que considera las consecuencias que tendría, por ejemplo, garantizar la atención de salud, de calidad y digna para las mujeres, además de por qué es necesario respetar su decisión y proteger su salud. También, que consecuencias o que beneficios reporta mantener la legislación vigente, es decir, tipificar el aborto como un delito, qué genera en la vida de las mujeres y en la salud pública”, detalló

En ese sentido, Maturana hizo hincapié en que son temáticas que tienen que estar presentes en la discusión pública que se dé.

Seguramente es un debate que cuando tenga lugar la ciudadanía va seguir con mucha atención, del mismo modo como cuando fue la discusión de la despenalización del aborto en 14 semanas en 2021. Esperamos sea un debate sobre la realidad de las mujeres, más que una discusión sobre las posiciones personales, valóricas y las creencias religiosas que tenga cada uno de los parlamentarios“, enfatizó.

Síguenos en