Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 20 de julio de 2024


Escritorio

El derecho a una jubilación digna y justa: yo quiero elegir el sistema de pensiones de las FFAA

Columna de opinión por Diputados Boris Barrera y Luis Cuello
Lunes 24 de junio 2024 18:04 hrs.


Compartir en

Un comercial en televisión viene declarando hace rato una campaña que dice “yo quiero elegir”, pero yo quiero elegir qué, ¿pensiones de hambre? La situación actual de las pensiones en nuestro país es insostenible e injusta. Las cifras hablan por sí solas: la pensión autofinanciada promedio de las mujeres es de $39.000, mientras que la de los hombres asciende a $160.000, es decir, no sólo son muy bajas, sino que también existe una brecha de género que perjudica más a las mujeres. Esta diferencia es una verdadera vergüenza y refleja una profunda desigualdad que debemos abordar urgentemente.

La realidad de las pensiones para las Fuerzas Armadas es distinta. En Capredena y Dipreca, la tasa de reemplazo puede llegar a ser el 100% del último sueldo, con menos años de imposiciones en relación al resto de los trabajadores, y garantizando una jubilación digna y justa. Este contraste pone de manifiesto las grandes diferencias entre estos dos modelos, mientras las AFP se basan en la capitalización individual y dejan a muchos chilenos con pensiones insuficientes, el modelo de las FFAA se basa en la lógica de la seguridad social y el reparto.

Por otra parte, los parlamentarios de derecha actuando como verdaderos voceros de los intereses de las AFP, han intentado todas las fórmulas posibles para bloquear el avance de la reforma de pensiones en el parlamento. La reforma propuesta por el Gobierno crea un seguro social, inexistente hasta ahora, financiado por el 6% de cotización adicional del empleador que permite un aumento sustantivo de las pensiones actuales y futuras. Sin embargo, la oposición se niega por completo a incorporar el elemento de solidaridad indispensable para el seguro. El 6% para ahorro individual, dice la derecha, pero al mismo tiempo defiende el reparto para los militares.

En vista de este escenario de bloqueo e intransigencia ante la reforma de pensiones, hemos creado este proyecto de ley, porque queremos que las personas se jubilen con un monto justo, por todo el esfuerzo que han puesto, el trabajo de una vida entera. Es imperativo que todos y todas las personas tengan derecho a una jubilación digna y que puedan escoger cuál es el sistema de jubilación que prefieren.

En una sesión de la Cámara que tuvimos en junio, solicitamos dar lectura a un acta secreta de la dictadura en la que Pinochet pide una redacción que encubra la exclusión de las Fuerzas Armadas del nuevo sistema de AFP, creado en el Decreto Ley 3500, ¿creen que es coincidencia que las Fuerzas Armadas se excluyeran de este sistema nefasto de las AFP? La dictadura protegió sus intereses a costa del pueblo.

El sistema de AFP fue instaurado durante la dictadura de Pinochet, sin debate democrático, por un equipo liderado por el ex ministro del trabajo, José Piñera, sistema que ha demostrado ser ineficaz para asegurar pensiones adecuadas. Este modelo de capitalización individual ha fallado en su promesa de proporcionar seguridad económica en la vejez. Es hora de que tengamos realmente la oportunidad de elegir, si queremos las pensiones de hambre de las AFP o el sistema de reparto de las FFAA.

El sistema previsional de las Fuerzas Armadas, como mencionamos, se basa en una lógica de seguridad social y reparto, garantizando una pensión justa y adecuada. Este enfoque debería ser el estándar para todos los chilenos. Un sistema de reparto, basado en la solidaridad intergeneracional, podría asegurar que las pensiones no dependan exclusivamente de la capacidad de ahorro individual, sino que se sostengan en un principio de justicia y equidad.

La campaña “yo quiero elegir” debe significar algo más que elegir entre opciones igualmente insatisfactorias. Debe significar elegir un futuro donde nuestras pensiones sean justas y dignas, donde el esfuerzo de toda una vida sea recompensado de manera adecuada y con el descanso merecido. Es el momento de unirnos y apoyar este proyecto de ley que busca justicia y busca asegurar pensiones justas para todos y todas. No podemos permitir que las futuras generaciones enfrenten las mismas injusticias que vivimos hoy.

Lo importante es que abramos el debate, que esta discusión salga del Congreso y llegue a los barrios, a los sindicatos, a la ciudadanía y que todos y todas puedan opinar y, por sobre todo, elegir si lo que quieren es optar por pensiones de hambre brindadas por las AFP o por un sistema basado en la solidaridad y el reparto. Si la oposición persiste en su negativa a subir las pensiones a través de la Reforma Previsional, es nuestro deber y nuestra responsabilidad entregar una alternativa para que realmente todos los trabajadores y trabajadoras de nuestro país puedan elegir entre las pensiones de miseria de las AFP o el sistema de pensiones de las FF.AA.

Firma por nuestro proyecto en:         https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScNQAuYwQVWdH6yv89CD1t68I8YW4QBkQlYL3NcPYg5mWmDew/viewform

Diputados del Partido Comunista Boris Barrera y Luis Cuello.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.