Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 23 de julio de 2024


Escritorio

Sequía de ideas, críticas carentes de contenido y triunfalismo intoxicante: un análisis a la derecha frente a las próximas elecciones

Para la analista Nerea Palma (UDP) el sector padece de una falta de arraigo programático, mientras que Marcos Moreno (U. Central) indicó que "no están apostando por la esperanza". La diputada Ossandón afirmó que sí tienen un proyecto político claro.

Bárbara Paillal

  Lunes 24 de junio 2024 19:14 hrs. 
Chile VamosChile Vamos. Foto: ATON.

Compartir en

La falta de oferta programática dentro de las derechas sería una de las causas del repunte del Gobierno frente a la percepción ciudadana, según los analistas. Pero también una alerta, especialmente para Chile Vamos de cara a los próximos ciclos electorales. Con una tendencia al alza en la aprobación presidencial, 36% de acuerdo a la última encuesta CADEM. Así, con el pacto municipal ya zanjado, el oficialismo fija un horizonte más certero en comparación a la oposición.

En la vereda contraria, si bien existe un respaldo casi general a la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, como carta presidencial, el escenario comienza a desperfilarse producto de las públicas disputas en Chile Vamos, pero también dado a las tensiones con sus pares de oposición en medio de las negociaciones electorales para octubre.

El Partido Republicano no ha cesado en sus aspiraciones y ya advirtieron que presentarán candidatos a gobernadores en todas las regiones. Además, recientemente, según consigna El Mercurio de Valparaíso, la tienda que lidera José Antonio Kast competirá por las alcaldías de Valparaíso y Viña del Mar. Por otro lado, las negociaciones con Demócratas y Amarillos no estarían dando frutos. Fue en el mismo diario donde la senadora Ximena Rincón criticó la falta de avance y “generosidad de la derecha”.

Según indica la cientista política de la Universidad Diego Portales (UDP), Nerea Palma, en el sistema de partidos chileno prima el peso de un candidato o una candidata individual más que una postura programática, pero dicho diagnóstico aqueja particularmente a la derecha.

“Las dimensiones programáticas que su élite tiene más o menos definidas, me parece que no conectan necesariamente con las del electorado, sino que más bien lo que conecta con el electorado son slogans fundamentalmente relacionados con temáticas de seguridad, de inmigración, que se han tomado la agenda durante los últimos años, pero que más allá de proponer políticas de mano dura, no hay un arraigo programático que uno pueda decir ‘la derecha está proponiendo que el oficialismo lo está haciendo mal porque su diagnóstico es tal y tal, entonces su propuesta programática va por aquí”, declaró.

De la misma manera, sostuvo que en “la derecha hay bastante crítica hacia el oficialismo y en alguna medida se justifica a veces por errores del oficialismo, pero también hay críticas carentes de contenido programático porque no hay una consistencia programática entre los partidos, sobre todo dentro de Chile Vamos, y especialmente entre Chile Vamos y Republicanos”.

De acuerdo a la académica, nada asegura que el respaldo a Evelyn Matthei sea por su consistencia programática, sino que perfectamente puede ser un voto castigo.

Creo que la derecha tiene que tomarse en serio que efectivamente tienen una ventaja en las encuestas, sobre todo por este voto en contra del Gobierno y del oficialismo que está pasando en toda América Latina, pero me parece que tiene bastante que crecer en términos de las propuestas programáticas que más allá de solamente estar en contra del Gobierno”, dijo.

Para Marco Moreno, académico de la Escuela de Gobierno de Universidad Central, la derecha también padece de un problema de elencos. “De hecho, Pablo Longueira decía hace unos días atrás que están dispuestos a competir y a pelearse en las comunas del sector oriente, donde gana la derecha, pero no están disponibles para ir a rescatar comunas como Maipú y Recoleta, Independencia, Cerrillo, Valparaíso, Viña, pero junto y tan importante como eso, es que hasta ahora la derecha ha girado solo en función de esta idea de la alternancia, es decir, de que les tocaría gobernar en esta oportunidad y frente a eso ha habido bastante sequía en términos de ideas”, afirmó.

“La derecha hasta ahora ha hecho más bien una política o un discurso negativo, siempre está criticando al Gobierno, siempre está encontrando malo lo que hace, que es parte de su rol como oposición, pero esas políticas negativas a los ciudadanos no le hace mucho sentido porque también la gente quiere escuchar qué es lo que se va a hacer en salud, en materia de educación, se va a volver atrás, por ejemplo, con la gratuidad, en materia de pensiones”, advirtió.

Frente a dicho escenario, Moreno señaló que en la ciudadanía “los ven solo pretendiendo querer llegar a gobernar y como si esa fuera la única obsesión que los mueve, por eso, es que de alguna manera tratan de ponerse detrás de Evelyn Matthei o José Antonio Kast”.

“La gente se mueve por expectativas, por emociones. No está totalmente dispuesta a apoyar algo que no sabe muy bien lo que es ni para dónde va, o sea, la gente está un poco cansada de los experimentos. No ha resultado ni con Bachelet ni con Piñera ni estaría resultando con Gabriel Boric, entonces, embarcarse en algo que no sabe muy bien también le genera cierta angustia. La gente quiere esperanza y la derecha no está apostando por la esperanza, solo desarrollan una campaña de política negativa, un discurso negativo pero no hay ideas, no hay propuestas”, cuestionó.

Triunfalismo intoxicante en la derecha y aprobación presidencial

En conversación con el panel de Radioanálisis, el investigador del Instituto de Estudios de la Sociedad (IES), Rodrigo Pérez de Arce, planteó que “la derecha lleva al menos seis meses con un triunfalismo que me parece que es súper intoxicante en política, que te hace daño, porque no te hace pensar, desplegarte, te inmoviliza”.

“La derecha no ha logrado dar con el tono, no ha logrado dar muestra de solidez, muy pegada con pegarle al Gobierno con la negociación municipal”, advirtió.

Mientras, el académico del Departamento de Estudios Políticos de la Universidad de Santiago, Marcelo Mella, señaló que el Presidente Boric está cosechando la inconsistencia estratégica de la derecha, es decir, que “esté en un proceso de fragmentación en un momento que parece que las condiciones le favorecían largamente y que, además, la derecha tenga desacuerdos profundos respecto de un proyecto mínimo para un futuro o eventual gobierno”.

“Me parece que es una condición que perjudica claramente los liderazgos presidenciales de la oposición, pero al mismo tiempo permite un cierto crecimiento del Presidente Boric”, zanjó.

Parlamentarios de Chile Vamos: “No es real que no existan propuestas programáticas”

Para la jefa de bancada de Renovación Nacional, Ximena Ossandón, decir que no existe un proyecto político claro en la centroderecha es “una aseveración injusta“, porque han tenido propuestas claras. “Por ejemplo, en seguridad, donde gracias a nuestros votos se ha aprobado la mayoría de los proyectos, hemos presentado reformas para controlar la migración ilegal, hemos fortalecido a los policías y, en el fondo, estamos respondiendo a las necesidades de las prioridades que tienen los chilenos. Y también estamos trabajando propuestas de mediano plazo como la reforma a la salud, la de pensión y la educación”, sostuvo.

“Entonces, no me parece que se quiera instalar algo que no es cierto. Además, también hay que tomar en cuenta que en medio de esta campaña municipal se ha lanzado un programa Chile desde las comunas, donde se está trabajando una serie de propuestas realistas desde los gobiernos locales, para que efectivamente se puedan ejecutar y no levantar expectativas o falsas promesas como las que provocó, por ejemplo, el actual gobierno en su campaña”, añadió.

Coincidiendo con su perspectiva, el diputado de la UDI, Felipe Donoso, indicó que “no es real que no existan propuestas programáticas de la derecha hoy día en las municipales. Existen claramente y están centradas en el eje de seguridad donde tenemos una debilidad importante. Los municipios no están a cargo de la seguridad pública, pero sí crean los espacios, las luminarias, las herramientas para que sí exista una persecución criminal suficiente para que sin inhiba la comisión de delito y en eso estamos trabajando”.

Síguenos en