Santiago, | Cargando ...

Catastro del World Monuments Fund

Iglesias de Arica en catastro de monumentos históricos en riesgo

NL | Viernes 9 de octubre 2009 - 20:16 hrs. |

Los templos ubicados en la Región de Arica, ingresaron en el conteo del organismo internacional, junto a otros 92 lugares de todo el mundo, amenazados por la expansión urbana y desastres naturales, entre otros. Las comunidades de la zona celebran el reconocimiento, pues lo entienden como un llamado de atención para  comenzar a cuidar de estos patrimonios.

 

Imprimir

Los templos ubicados en la Región de Arica, ingresaron en el conteo del organismo internacional, junto a otros 92 lugares de todo el mundo, amenazados por la expansión urbana y desastres naturales, entre otros. Las comunidades de la zona celebran el reconocimiento, pues lo entienden como un llamado de atención para  comenzar a cuidar de estos patrimonios.

Iglesias andinas de la Región de Arica y Parinacota ingresaron al catastro de monumentos históricos en riesgo del organismo internacional World Monuments Fund, entidad que cada dos años estudia la incorporación de construcciones deterioradas a su registro.

El nuevo catastro, correspondiente al año 2010, fue revelado recientemente en Estados Unidos por el presidente del organismo sin fines de lucro, Bonnie Burnham. Las iglesias andinas de la Región de Arica aparecen junto a otros 92 sitios de 43 países del mundo, amenazados por la expansión urbana, desastres naturales, guerras o el descuido, entre otros.

Cabe destacar que el conjunto de iglesias chilenas fue postulado en marzo por la Fundación Altiplano, ente técnico del Obispado de Arica.  Su directora, Magdalena Pereira, aseguró que este reconocimiento es importante para las comunidades andinas de la zona.

“Nos enorgullece mucho, pero sobre todo por las comunidades andinas que se les reconozca el valor patrimonial de sus templos, que son la que los mantiene vivos todavía. Son pueblos despoblados, pero siempre se reúnen en torno a sus fiestas patrimoniales, que se celebran una vez al año, que los reúne como familia, los reúne como descendientes de los antiguos habitantes. Esto es una noticia bien importante a nivel nacional, ya que nos permite poner más atención sobre este conjunto patrimonial y sobre todo tratarlas en conjunto, no como iglesias aisladas, que están en zonas rurales alejadas, en mal estado de conservación”, señaló.

La directora de Fundación Altiplano lamentó que la restauración de algunos de estos templos se haya hecho con aportes privados, pero con muy poca preocupación de parte del Estado.

En tanto, el secretario ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales, Óscar Acuña, desmintió este hecho, señalando que se está trabajando en conjunto entre privados y entidades gubernamentales para restaurar varios patrimonios nacionales.

“Es un trabaja para restaurarlas, levantarlas de nuevo, luego de los terremotos que han sufrido las zonas, tanto en el sur del Perú como en Iquique el 2005, así que hay un trabajo que se está desarrollando. Si bien esta lista que publica el World Monuments  Fund  es un indicativo y llama la atención sobre la importancia de estos bienes, cosa que nosotros compartimos, lo positivo de este escenario es que ya hay un trabajo del Estado de Chile al respecto, mancomunado entre el sector publico y el sector privado que permite orientar recursos a esta iniciativa”, afirmó.

Acuña además aseguró que el Consejo de Monumentos Nacionales y el Estado Chileno tiene una buena relación con el WMF.

“En  el caso del World Monument Found, nosotros tenemos un relación bastante fluida con ellos, pero evidentemente no es un organismo gubernamental, es una institución de derecho privado americana que tiene esta preocupación global y, que en este caso, es una atribución de ellos, quienes incluso ha perfeccionado su terminología para no confundirla con la situación que está bajo el amparo de la Convención de Patrimonio Mundial de la Unesco”, declaró.

Las  iglesias que ingresaron a la lista de monumentos en peligro son barrocas y representan la convergencia, a partir del siglo XVI, de las culturas indígenas con influencias coloniales de los conquistadores españoles.

Para la historiadora y académica de la Universidad de Chile, María Paz Valenzuela, las principales causas del deterioro son producto de la migración urbana aymara, a partir de la creación del puerto libre en Arica en 1960, la pérdida de técnicas constructivas tradicionales y los terremotos y sismos que han afectado a la zona.

María Paz Valenzuela, insistió  en que es bueno que patrimonios chilenos ingresen a listas de interés internacional, pues se trata de un llamado de atención para empezar a cuidar lo que tenemos.

“Nos llama a pensar qué estamos haciendo con nuestro patrimonio, cómo lo estamos cuidando ¿realmente los estamos conservando? ¿Tenemos políticas integrales de conservación del patrimonio? No podemos  seguir pensando que todo se tiene que convertir en museo, que todo tiene que conservarse para seguir así, para conservar hay que vivir en los lugares, hay que usar los edificios, de la magnitud que sea. La preservación, la conservación del patrimonio no es sólo invertir en la infraestructura,  restaurar, poner pilares y evitar que los edificios se caigan, sino que  además es darle un uso acorde a los tiempos”.

Y es justamente a donde espera apuntar la estrategia que está usando el Ministerio de Obras Públicas, que está haciendo un llamado a los lugareños para que vuelvan a la zona de las iglesias. 

Otros once sitios chilenos integraron listas anteriores; entre ellos, las iglesias chilotas y de Orongo, en Isla de Pascua.

 

Los comentarios están cerrados

Este es un espacio de expresión respetuosa. No se aceptarán comentarios ofensivos, discriminatorios o que atenten contra las personas o instituciones. Tampoco aquellos que no estén relacionados con el tema abordado en el artículo.

Diario y Radio UChile no se hace responsable por el contenido de los comentarios.