Santiago, | Cargando ...

Ley de “Tolerancia Cero” con conductores en estado de ebriedad comienza a regir este lunes

Héctor Areyuna | Viernes 9 de marzo 2012 - 16:17 hrs. |

alcotest

En el Palacio La Moneda se realizó la promulgación de la ley conocida como Tolerancia Cero al Manejo con Alcohol, normativa que endurece sanciones para conductores que hayan bebido e incluso modifica los parámetros con que se mide los estados de ebriedad y bajo la influencia del alcohol.

Imprimir

A partir de este lunes 12 de marzo entrará en vigencia la nueva ley que establece Tolerancia Cero al Manejo con Alcohol, por lo que esta mañana se realizó la presentación de la normativa en una ceremonia encabezada por el ministro de Transportes, Pedro Pablo Errázuriz y el vicepresidente Rodrigo Hinzpeter.

Esta ley aumenta las sanciones por manejo en estado de ebriedad, bajo la influencia del alcohol y endurece los límites de licores o tragos que están permitidos en la sangre para los conductores.

El objetivo de la normativa es reducir las muertes y accidentes de tránsito asociados a la conducción de automovilistas que han bebido, aumentando también la fiscalización por parte de Carabineros, quienes establecerán alcotest evidenciales.

Aún así, Rodrigo Hinzpeter aseguró que se trata de una ley equilibrada que aborda también aspectos de prevención mediante el programa del ministerio de Salud, Vida Sana: Alcohol en atención primaria.

“Decimos con claridad lo que no queremos e indicamos con fortaleza las sanciones que vamos asociar. Pero también queremos prevenir y no sólo sancionar y es por eso que la combinación de control, sanción y prevención es lo que hace esta nueva política virtuosa”, afirmó el secretario de Estado.

Esta nueva legislación recogió cerca de 25 iniciativas parlamentarias para su elaboración y hace énfasis en aumentar y endurecer las sanciones para quienes sean sorprendidos manejando después de haber bebido.

Además se bajó la norma actual que rige para el estado de ebriedad de 1 gramo por litro de sangre a 0,8; y la de bajo influencia del alcohol de 0,5 a 0,3, y con esto, según el ministro Errázuriz, sólo una copa de bebida será suficiente para ser penado por la ley.

“El mensaje     que estamos dando es muy claro y muy simple además. Quien va a manejar no puede tomar alcohol, ni un vaso. Eso es tolerancia cero”, sostuvo Errázuriz.

En cuanto a sanciones, por ejemplo, si una persona es sorprendida manejando en estado ebriedad por primera vez, sin ocasionar daños ni lesiones, su licencia será suspendida por dos años, lo que hasta ahora consideraba sólo seis o doce meses.

En el caso de que un sujeto sea sorprendido por tercera vez, aunque no haya causado daños, su licencia será suspendida de por vida.

En el caso de que se causen lesiones, el infractor quedará inhabilitado de por vida para conducir.

Al finalizar, los parlamentarios que participaron en la elaboración de la ley, destacaron el consenso que se generó en esta normativa, al mismo tiempo que el presidente del Senado, Guido Girardi, adelantó que el próximo objetivo de esta política de acuerdos, es la industria del tabaco.

“Estoy muy contento que se haya aprobado esta ley en la que fuimos protagonistas, donde pusimos las urgencias, de la que fuimos los autores. Con el diputado Moreira hemos tomado la decisión de enfrentar en los próximos días el problema del tabaco. Deseamos un Chile libre de humo y nuestras siguientes acciones serán para restablecer otro derecho en Chile, a la vida y a no ser manipulados por la publicidad de las tabacaleras”, dijo Girardi.

En la actividad, también estuvieron los diputados Gustavo Hasbún, Juan Carlos Latorre, Mónica Zalaquett Marcela Sabat, e Iván Moreira, además del senador Francisco Chahuán.

Este es un espacio de expresión respetuosa. No se aceptarán comentarios ofensivos, discriminatorios o que atenten contra las personas o instituciones. Tampoco aquellos que no estén relacionados con el tema abordado en el artículo.

Diario y Radio UChile no se hace responsable por el contenido de los comentarios.

Conectar con Facebook

19 Comentarios

  • Thumb up 0 Thumb down 0
    avatar julio castro lobos dice:
    en vez de ayudar a rehabilitar,sanciones eficientes como el pellet ba jo una eficiente supervision, compromiso de no beber examenes sorpresa de sangre durante un lapso, apoyo y no castigo brutal,dejaran cesantes los cuales entraran en un espiral de decadencia y reales adicciones,deben considerar q esto ocurrira a mayoria de gente de trabajo,no tener licencia es invalidante laboralmente,se debe ver aquien se procesa no una sancion tan plana,creo q merecemos una oportunidad de retomar el camino.destruiran vida de primerizos.
  • Thumb up 1 Thumb down 0
    avatar alicia dice:
    otra preguntita,para los sres politicos que viven en almuerzos de camaraderia,y extensa vida social seran multados? o es una ley embudo,la parte ancha para ellos y el perraje que asuma? bueno de alguna manera deben hacer este tipo de leyes para justificar los altos ingresos que perciben y no se transformen en calienta asientos en el senado,a mi personalmente no me afecta esta ley,no tomo,pero encuentro que no es la solucion,mejor mano dura para todos los eventos sociales que se estan haciendo a nivel de la juventud de colegios y universidades donde la promo de la famosa piscola esta a 500 pesos el medio litro.
  • Thumb up 0 Thumb down 0
    avatar cristian dice:
    mi opinion es que atacamos el problema con multas y suspensiones y no con rehabilitacion a las personas con proble mas de addicciones ay que dar un ejemplo como sociedad no perdamos el rumbo como tal no lo olvidemos que detras de estos condustores ay familias o encarcelaremos a emfermos alcolicos y , violadores y pedofilos sueltos no seamos populis tas y ayudemos a las personas con problemas
  • Thumb up 2 Thumb down 0
    avatar Francisco Ojeda Castro dice:
    Creo que, lamentablemente, estamos frente a una ley “populista”. Esta legislación fue cocinada rápidamente frente a la conmoción que causó en la opinión pública el trágico atropellamiento de un niño que se dirigía a temparanas horas de la madrugada, a participar de una maratón y que, a raíz de este atropello, perdió sus dos piernas. El ebrio que conducía el vehículo tenía 1.9 o cercano sino mayor que 2.0 gramos de alcohol en la sangre. Esta conmoción pública se vió aumentada cuando otro ebrio con altísimo indice etílico en la sangre atropelló a otro niño que iba acompañado de una tía y de su abuela, me parece, causándole la pérdida de una pierna, y graves lesiones a la tía, que, inexplicablemente, aún no recibe asistencia para su total recuperación.
    Nadie puede oponerse a iniciativas para suprimir o reducir estos lamentables hechos. El endurecimiento de las penalidades podría ser el camino (no siempre dá resultados) y aquí se ha concentrado el esfuerzo en reducir los márgenes. ¿Se ha estudiado bien este proyecto? Por lo que dice la prensa, en Suiza, país conocido por la estrictez de sus leyes, el margen tolerable es 0.5. Aquí se ha rebajado a 0.0 ¿Alguien ha estudiado cuántos de nuestros accidentes terribles ocurren con conductores de 0.1 a 0.49 ? ¿ Se ha hecho una correlación de la gravedad de los accidentes con el grado etílico de los conductores, para determinar dónde estarían los cambios más productivos al fin que se persigue? Yo no estoy seguro de ello, y nadie en la prensa nunca ha mencionado ningún estudio al respecto, que amerite cambios drásticos en las costumbres y tradiciones de la sociedad de este país. ¿Es necesario convertir a personas responsables y serias, que tienen la costumbre de tomar un aperitivo antes y almorzar con una copa de vino luego, en posibles delincuentes porque pueden sobrepasar el fatídico 0.3? Y con resultados superiores a 0.0 e inferiores a 0.3 serán considerados e están conduciendo en condiciones físicas o mentales deficientes y serán multados de 1 a 1 ½ Unidades Tributarias mensuales. ¿Es ésta la gente que está sembrando el país de niños sin piernas y padres y madres fallecidos dejando en la orfandad muchos niños de corta edad?
    Es bueno tomar medidas para reducir accidentes causados por conductores ebrios. Nadie puede oponerse, pero hay que hacer buenos proyectos. Conductores con 0.0 alcohol en la sangre también causan accidentes por exceso de velocidad, por no respetar las leyes del tránsito en muchos otros aspectos, tales como vehículos sin apropiada mantención y con fallas en los sistemas de seguridad, detalles como no limpiar los parabrisas, neumáticos gastados o defectuosos, cargas no bien aseguradas, etc. ¿Cuál es el endurecimiento de las infracciones en esos respectos?
    No basta con privar a la gente responsable de su saludable copa de vino al almuerzo o la comida. Eso no vá a solucionar el problema, porque no es esa la gente que lo está causando. Y decirle simplemente que no puede manejar porque se ha tomado una copa de vino es arbitrario, porque cada días más gente depende de sus automóviles para su transporte. Ello significaría un recargo (particularmente en Santiago) de un sistema público que ni siquiera puede ofrecer servicio adecuado a sus usuarios habituales.
    Yo creo que está bueno de medidas al voleo, que sólo son efectivas en el impacto de prensa para decir ¡ estamos haciendo las cosas bien ! Yo pienso que no lo están haciendo bien. El fin es encomiable. Hay aspectos del camino elegido que no lo son. Esta ley amerita revisión.

Este es un espacio de expresión respetuosa. No se aceptarán comentarios ofensivos, discriminatorios o que atenten contra las personas o instituciones. Tampoco aquellos que no estén relacionados con el tema abordado en el artículo.

Diario y Radio UChile no se hace responsable por el contenido de los comentarios.