Diario y Radio U Chile

Año XI, 13 de diciembre de 2019

Escritorio

Cobre podría disminuir contaminación de la industria salmonera

Compósito o mezcla de nanopartículas de cobre con diferentes polímeros en la confección de las mallas de las jaulas de salmonicultura podría mitigar el impacto que genera esta industria en el fondo marino.

Diario Uchile

  Martes 12 de agosto 2014 17:48 hrs. 
1230087

Desde hace 4 años que el académico del Departamento de Ingeniería Química y Biotecnología de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) de la Universidad de Chile, Humberto Palza dirige la investigación basada en la mezcla de nanopartículas de cobre con diferentes polímeros para otorgarle propiedades antimicrobianas ( proceso conocido como “compósito”).

Una de las aplicaciones que podría tener este desarrollo tecnológico, es la elaboración de mallas para el cultivo de salmones, las que, debido a que deben sumergirse en el mar, se cubren rápidamente de bacterias, algas y moluscos (fenómeno que se denomina biofouling). Al desprenderse las algas, contribuyen a la sedimentación del fondo marino, además de provocar pérdidas en la productividad y aumentar los costos de mantención. Una alternativa es utilizar una malla fabricada totalmente de cobre, pero con un alto costo.

Profesor Humberto Palza

Profesor Humberto Palza

De igual forma, el compósito se puede aplicar a la pintura con la que se recubren las mallas, que también termina, debido al desgaste, contaminando el fondo de los centros de cultivo.

La idea nació como una forma de combatir las infecciones intrahospitalarias, pero su aplicación también puede extenderse a muebles, recubrimientos, textiles o pinturas, ampliando las posibilidades de manejo y aplicación de la propiedad antibacterial del cobre.

“Dependiendo del polímero, nosotros vemos qué tipo de nano-partículas son las que necesita para darle esta propiedad. La diferencia de este compósito es que tú tienes una capacidad de control sobre él. Puedes diseñar cuánto quieres que tenga de cobre y cuánto quieres que libere de él, mientras que en las aleaciones eso no se maneja”.

Las patentes generadas de este desarrollo, fueron licenciadas a la empresa Pasticopper, quienes podrán utilizar esta tecnología comercialmente. Acto que se llevó a cabo en una ceremonia realizada en el Departamento de Innovación de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo de la Universidad, y contó con la presencia del vicerrector Flavio Salazar, el académico de la FCFM, la gerenta de Plasticopper, Bárbara Ribbeck y el encargado del Ámbito Innovación Mecesup del Ministerio de Educación, Jorge Yutronic.