Diario y Radio U Chile

Año XI, 8 de diciembre de 2019

Escritorio

Chile Mejor sin TPP: “Rechazo de Trump y Clinton al tratado puede ser una estrategia política”

El rechazo a la ratificación del TPP de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton y Donald Trump, ha generado incertezas respecto a la aprobación de este nuevo tratado internacional. Desde la plataforma “Chile mejor sin TPP” afirmaron que se mantendrán alerta a estos planteamientos que podrían responder sólo a una estrategia de campaña.

Natalia Figueroa

  Miércoles 17 de agosto 2016 12:19 hrs. 
clinton y trump

Hasta ahora el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile no ha definido la fecha en que ingresaría el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) a discusión parlamentaria. Según los propios legisladores, habría indecisión por parte del Ejecutivo en ratificar este tratado, suscrito en febrero de 2015.

Un escenario que depende de las decisiones políticas de Estados Unidos, interesado en la influencia que lograría ejercer en la zona comercial del Pacífico y, sobre todo, por restarle predominio a la economía china. Sin embargo, esto podría variar por el reconocido rechazo de ambos candidatos presidenciales,  Hillary Clinton y Donald Trump, a la ratificación de este nuevo tratado internacional.

Una postura reconocida por  el ex embajador de Estados Unidos en Chile, Gabriel Guerra Mondragón, quien sostuvo, en entrevista con El Mercurio, que “el TPP está muerto de parte de EE.UU”.

En ese sentido agregó que: “Los gremios laborales siempre se han opuesto a estos tratados, y ese fue uno de los ‘caballitos de batalla’ que utilizó el senador Bernie Sanders, ex candidato demócrata, en su campaña”. Pese a esto, el ex diplomático aseguró que el eventual rechazo al tratado internacional no afectaría las relaciones comerciales con Chile.

Dichos que generaron alerta en la plataforma ciudadana “Chile Mejor sin TPP”, considerando la historia política de Hillary Clinton, cercana al sector empresarial, y que logrado su puesto presidencial no garantizaría frenar este tratado.

Por lo mismo, la vocera de la organización, Lucía Sepúlveda, no descartó una posible ratificación del acuerdo entre el periodo de la administración saliente y la llegada del nuevo gobierno. “Si los dos candidatos estuvieran realmente en contra se cae el TPP porque requiere de esa cantidad de población según sus propias reglas para ser validado. Sería totalmente bochornoso que se rechazara en Estados Unidos y acá se aprobara, eso demostraría la dependencia al sistema implementado por ese país”, sostuvo.

Además agregó que “este tratado ha sido movido por la Cancillería, por el gobierno de Michelle Bachelet, para demostrar la “amistad” con el gobierno de Barack Obama porque hasta ahora no se ha demostrado ningún beneficio”, precisó.

Si la potencia económica impulsora de este tratado finalmente no lo ratifica, es de cuestionar la postura que asumirían los países con PIB per cápitas menores por la viabilidad del acuerdo.

Para el director del Observatorio Ciudadano, José Aylwin, esta situación responde a una lógica propia de los estados latinoamericanos, donde la élite gobernante asume posturas sin legitimidad ciudadana, a diferencia de lo ocurrido en Nueva Zelanda que suscribió el tratado pero integrando al pueblo maorí a la discusión. “Es necesario hacerle la pregunta a ellos, ¿por qué siguen adelante con procesos legislativos, tanto en Chile, México y Perú, cuándo existe un consenso creciente en que no es bueno para estos países? Si no es positivo para los países desarrollados, como lo reconocen los candidatos presidenciales de EE.UU, menos lo es para los países no desarrollados”, indicó.

 Mientras, el licenciado en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires, Juan Manuel Karg, en entrevista con Diario y Radio Universidad de Chile, recalcó el carácter político que distingue a este tratado por sobre sus implicancias económicas. “Pretenden camuflar como debates económicos debates que son profundamente políticos e ideologizados, que implican una posición que de volver a un mundo dependiente donde Estados Unidos tiene la manija de todo (…) La posibilidad que América Latina se sume a estrategias ajenas como el TPP es complicado, aunque las declaraciones de Clinton y Trump están en medio de una campaña y nadie sabe que va a suceder después”, recalcó.

Consultado sobre el tema, el vocero de gobierno, Marcelo Díaz, aseguró que es un debate interno de Estados Unidos que Chile realizará en su momento en el Congreso.

Este tratado internacional fue suscrito por doce países. En el caso de Chile, a pesar que las organizaciones han solicitado informes que demuestren los beneficios que generaría al país, la Cancillería aún no los ha dado a conocer.