Diario y Radio Uchile

Año IX, 17 de diciembre de 2017

Escritorio
Medio Ambiente

Superintendencia formula cargos contra ENAP por incumplimientos ambientales

Victoria Vinals |Martes 14 de febrero 2017 19:27 hrs.

enap

La Superintendencia del Medio Ambiente detectó distintas irregularidades al cuidado ambiental en la refinería de petróleo Aconcagua, ubicada en la comuna de Concón, Región de Valparaíso.

Claves: , ,

Este martes, la Superintendencia del Medio Ambiente inició un procedimiento sancionatorio en contra de ENAP Refinerías S.A., propietaria de la Refinería Aconcagua, tras detectar una serie de incumplimientos ambientales asociados principalmente a emisiones atmosféricas y emisiones de ruido.

Las fiscalizaciones a la Refinería Aconcagua se llevaron a cabo por funcionarios de la SMA, en conjunto con la Seremi de Salud, la Gobernación Marítima, la Dirección Regional del SAG, la Seremi de Transporte y Telecomunicaciones, y la Dirección General de Aguas, todos de la Región de Valparaíso, comprendiendo tanto actividades de inspección ambiental en terreno, como exámenes de información de seguimiento ambiental.

Asimismo, en esta formulación de cargos, se tomaron en cuenta denuncias ciudadanas respecto de ruidos molestos producidos por la instalación, como también de la Municipalidad de Concón, quien denunció a la Superintendencia de Medio Ambiente diversas materias, mayormente asociadas a emisiones atmosféricas.

La formulación de cargos considera 17 infracciones imputadas a ENAP Refinerías. Entre ellas se encuentra la superación de los niveles de emisión de material particulado, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre comprometidos para una de sus calderas; la superación de los niveles de emisión de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno en la Unidad Recuperadora de Azufre (URA) N° 2; el inadecuado control de emisiones de hidrocarburos volátiles provenientes del estanque T-3350.

Por otra parte, se imputa el incumplimiento de una serie de compromisos asumidos en relación a emisiones de ruido, lo que se constata en las sostenidas excedencias de los niveles máximos permisibles de presión sonora corregida, tanto en horario diurno como nocturno, así como la falta de aviso a las autoridades competentes ante las excedencias constatadas, y la no implementación de las medidas de control de emisiones sonoras comprometidas en una de sus calderas.

Las medidas adoptadas, constituyen el inicio de un procedimiento sancionatorio por parte de la Superintendencia de Medio Ambiente.

Ante estas medidas el organismo señaló que Enap tendrá 10 días de plazo para presentar un Programa de Cumplimiento; un plan de acciones y metas destinado por el titular a enmendar sus problemas mediante las inversiones necesarias para cumplir con la normativa aplicable.

Si no opta por esa opción, cuenta con 15 días de plazo para formular descargos ante esta Superintendencia, tras lo cual continúa el proceso sancionatorio hasta su término.

Reacciones inmediatas

En un comunicado emitido durante horas de esta tarde, Enap afirmó haber sido notificada formalmente del inicio del procedimiento y que se encuentra estudiando los antecedentes del caso.

Patricio Farfán, gerente de ENAP Refinería Aconcagua, expresó que “este proceso inició con las fiscalizaciones que la Superintendencia de Medioambiente llevó a cabo a contar de 2013. Si bien estábamos a la espera de la resolución del organismo, ya desde esa fecha hemos trabajado en disminuir las brechas existentes. Para ello, se han desarrollado diferentes proyectos e inversiones históricas que buscan mejorar los estándares operacionales y medioambientales de la refinería”.

La empresa declaró que actualmente está en condiciones de entregar a la autoridad respectiva nuestros avances y, en caso de ser necesario, la presentación de un Plan de Cumplimiento con acciones que permitan corregir todos los aspectos que sean necesarios, en los plazos correspondientes.