Diario y Radio Uchile

Año IX, 20 de octubre de 2017

Escritorio

El precio de su conocimiento

Belén Delgado |Cartas al Director |Sábado 10 de junio 2017 11:25 hrs.

Radio-Uchile

Señor Director:

Hoy en día los libros se podrían considerar como sinónimo de desarrollo en un país, ya que aporta capacidades de crítica y análisis a las sociedades .Lástima que un número considerable de personas en Chile estén restringidas a éste beneficio a propósito por causas económicas,  con esto me refiero al IVA (impuesto al valor agregado) a los libros del 19% en Chile que imposibilita el fácil acceso a los beneficios que el libro les puede entregar.

Chile tiene actualmente el IVA más alto del mundo, en la mayoría de los países del mundo éste impuesto no supera el 7%, y muchos otros países más desarrollados tales como Rusia, México o Gran Bretaña ni siquiera existen.

Que nuestro país esté en tal excepción no fue siempre así, no hasta la Dictadura que los libros no tenían ese impuesto , inclusive Chile junto a Argentina eran considerados como los países latinoamericanos con los índices más altos de toda latinoamerica. En 1976 en plena Dictadura Cívico-militar se les aplicó este IVA ya que eran considerados como un peligro potencial , al gobierno no les convenía que el pueblo Chileno estuviese informado y por esto disminuyó la posibilidad de adquisición a este recurso .Pero hay algo curioso , y es que no les pusieron impuestos a otros elementos como automóviles ,yates o ropas exclusivas ,para muchos estos no fomentan el conocimiento sino el consumo.

Pero estamos en 2017, ya no existe una razón para que este impuesto continúe y menos en esas magnitudes .Quitar este impuesto sería considerar a los libros como un bien de primera necesidad, lo que debería producir que la población Chilena podrá tener una voz y opinión frente al gobierno nacional y además poder tener conocimiento de todo lo que pasa a su alrededor.

Hay quienes señalan que el IVA no es relevante en cuanto a la lectura y que no alteraría el consumo, pero difiero fuertemente a esto ya que de hecho si afecta y mucho, en especial a las personas que deberían por si solas optar por los libros, como lo son los adolescentes .No es sorprendente saber que los resultados  dados por el MINEDUC del SIMCE 2016 en comprensión lectora arrojan una baja considerable, en especial con los hombres.

La lista de elementos negativos de este impuesto continúa, otra de las consecuencias sería que las librerías chilenas se están alimentando demasiado con libros del extranjero y no nacionales, la gente comienza a recurrir a otras alternativas para poder ahorrar y que ese gasto no le influya en su vida cotidiana.

Si Chile sigue así el Gobierno podrá controlarnos, ya que sin un adecuado manejo de la información ni conocimiento nos veremos inclinados a ser una sociedad resignada y sumisa, retrasaría el progreso y nos estancaría en la ignorancia.

Belén Delgado Lambelet

III° Medio

Estudiante Colegio Alberto Pérez

Envíanos tu carta al director a: cardenas@u.uchile.cl