Diario y Radio Uchile

Año IX, 19 de noviembre de 2017

Escritorio
Derechos Humanos

Francisco Estévez: “La mejor forma de impedir que haya una dictadura es hacer educación en DD.HH.”

Mariana Zegers I. |Martes 14 de noviembre 2017 7:22 hrs.

Francisco-Estevez

Al referirse a los temas de migraciones, el Premio UNESCO-Madanjeet Singh 2014, señaló que en nuestra historia han habido varias inmigraciones, “algunas han sido más maltratadas que otras, porque aquí opera un concepto racista que está presente en nuestra cultura; no es en todas las personas ni mucho menos, pero sí se advierte racismo contra los afro migrantes y pueblos indígenas”.

Claves: , ,

En conversación con el programa Libres e iguales, el actual director del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos y Premio UNESCO-Madanjeet Singh de Fomento de la Tolerancia y la no Violencia, señaló que “en Chile tenemos capítulos de intolerancia muy fuertes en nuestra historia”. Francisco Estévez recordó el momento en que los evangélicos eran enterrados en las faldas del cerro Santa Lucía porque no tenían derecho a enterrarse en cementerios religiosos. Destacó que, paradójicamente quizá, mucho tiempo después, hemos visto la intolerancia de grupos fundamentalistas dentro de esos mismos evangélicos, contrarios, por ejemplo, al respeto de la diversidad sexual.

Para Estévez no se puede ser tolerante con las violaciones a los derechos humanos. Esto, en medio del contexto actual del país, donde diversos fundamentalismos, ideologías intolerantes, han vuelto a tener tribuna pública: “Las personas más inseguras de su identidad son, finalmente, las más intolerantes”.

En entrevista con el programa Libres e iguales de Radio Universidad de Chile, el director del museo estableció una diferencia entre prejuicios y discriminación, recordando que “todas las personas tienen o tenemos prejuicios”, “los prejuicios son instalaciones culturales”, “sabiendo que uno los tiene, es posible hacerse cargo de ellos, de cuál es su raíz”. A ello añadió que las posiciones más discriminatorias no son estáticas, sino que van variando según las condiciones contextuales, según los medios colectivos.

En cuanto a los avances en materia de contribución a una sociedad más tolerante, el director de Museo de la Memoria y los DDHH destacó el Plan de Formación Ciudadana que ha impulsado este gobierno: “Lo que realmente importa es una educación ciudadana, que tiene que ver con cómo se viven en la cotidianidad los valores de la democracia y los derechos humanos, cómo se viven en la cercanía, en las relaciones con los demás”. En la práctica, este plan implica, en el caso de Museo de la Memoria y los DDHH, reconocer y relatar lo que sucedió en Chile entre 1973-1990; hablando de la denuncia, pero también considerando el testimonio de dignidad y de lucha democrática. “El Plan es transversal, los profesores llevan a sus alumnos al museo en actividades dirigidas por los docentes, produciéndose un momento educativo relevante”, indicó Estévez. En este sentido, destacó el vínculo entre democracia y derechos humanos: “Cuando se violan los derechos humanos, se afecta la democracia; cuando se rompe con la democracia, se violan los derechos humanos. Esa imbricación hay que cuidarla, hay que educarla”. Por ello, el director del Museo de la Memoria advirtió que “la mejor forma de impedir que haya una dictadura nuevamente en Chile es hacer educación en derechos humanos hoy día”. En este sentido, “aquellos que lucharon por los derechos humanos en dictadura tienen el deber ético de seguir haciéndolo en tiempos de democracia” (…) al nunca más se suma el más que nunca”, porque –agregó- “El museo tiene un deber de consecuencia ética en el sentido de decir: si tú tienes una conciencia de derechos humanos, esa conciencia te obliga a actuar hoy día también”.

Al referirse a los temas de migraciones, el Premio UNESCO-Madanjeet Singh 2014, señaló que en nuestra historia han habido varias inmigraciones, “algunas han sido más maltratadas que otras, porque aquí opera un concepto racista que está presente en nuestra cultura; no es en todas las personas ni mucho menos, pero sí se advierte racismo contra los afro migrantes y pueblos indígenas”. Este, advirtió, “es un grave problema culturalmente instalado que hay que enfrentar”.

Francisco Estévez manifestó que los valores de la diversidad son fundamentales para tener una cultura donde se acepten las diferencias: “La igualdad humana es la diversidad, esa diversidad se construye en su reconocimiento de los derechos humanos”. Ante las acciones deseables a realizar para fomentar la tolerancia, el invitado afirmó que la clave está en la interculturalidad, con “cómo tú construyes acuerdos culturales de convivencia social”. En el caso de nuestros pueblos indígenas, “incluso debemos reconocer que en Chile hay más de una nación, y sí es posible que dentro de un Estado común haya más de una nación”, “se puede reconocer la calidad de nación y compartir un Estado común, y existen caso así, como Bélgica y Canadá, entre otros”, advirtió Estévez.