Diario y Radio U Chile

Año X, 26 de septiembre de 2018

Escritorio

Las 500 medidas del Plan Nacional de Derechos Humanos

La presidenta Michelle Bachelet señaló que la iniciativa no busca ser la tarea de un gobierno en particular, sino de un Estado. La Mandataria también anunció su compromiso con la educación y formación en derechos humanos en todos los niveles educativos.

Karina Palma

  Viernes 22 de diciembre 2017 16:49 hrs. 
22 de diciembre del 2017/SANTIAGO
La Presidenta de la Repœblica, Michelle Bachelet, participa en el Lanzamiento del primer Plan Nacional de Derechos Humanos 2018-2021.
FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR /AGENCIAUNO

La Presidenta Michelle Bachelet presentó este viernes en el Palacio de La Moneda, el Plan Nacional de Derechos Humanos para el periodo 2018-2021. La iniciativa contiene el diseño e implementación de las políticas públicas encaminadas al respeto, promoción y protección de los derechos humanos, cuyo objetivo es avanzar en los desafíos pendientes en esta materia.

Se trata de más de 500 medidas para los próximos cuatro años que comenzaran a implementarse a partir del próximo dos de enero. De acuerdo a la Mandataria, las propuestas están en línea con las recomendaciones que esta semana entregó el Instituto Nacional de Derechos Humanos en su informe anual. De este modo, dijo que el Plan no busca ser la tarea de un gobierno en particular, sino del Estado en su totalidad.

La medida incluye tareas como la promoción de la investigación, preservación de la memoria histórica sobre la violación a los derechos humanos y sanción y reparación de los crímenes de lesa humanidad, especialmente los cometidos entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1990.

Además, se incorporan objetivos relacionados a la promoción de la no discriminación arbitraria de ningún grupo o persona por motivos de género, edad, pertenencia cultura o discapacidad. Sobre esto, la Presidenta anunció su compromiso con la educación y formación en DDHH en la enseñanza parvularia, básica, media, superior y en los programas de capacitación y perfeccionamiento.

“Esto contempla a todas las autoridades y funcionarios de los órganos del Estado, incluido el Ministerio Público, la Defensoría Penal Pública, las Fuerzas Armadas, Carabineros de Chile, Policía de Investigaciones, Gendarmería y las municipalidades. Estos porque es una tarea impostergable hacer del respeto a los Derechos Humanos una realidad transversal, sobre la cual es posible fundar todas nuestras interacciones tanto sociales como personales”.

En su discurso, Michelle Bachelet destacó que la construcción del Plan se hizo a través de un diálogo entre los diferentes sectores, que incorporó la mirada de organizaciones de la sociedad civil y los pueblos originarios. El proceso también contó con la asistencia técnica del alto comisionado de Naciones Unidad para los DDHH.

En ese sentido, aseguró que la iniciativa se hará cargo de promover el cumplimiento de las medidas y sentencias emanadas del sistema  Interamericano y Universal de Derechos Humanos, además de avanzar en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de la Agenda 2030.

A pesar de los avances, la Mandataria reparó en algunos aspectos que siguen alertando a la comunidad internacional. “Vemos un aumento preocupante de los reportes de desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y un dramático aumento dela práctica de la tortura. Hemos sido testigos de reveses en el ámbito de la igualdad de género y la protección de las mujeres, niñas y jóvenes contra la violencia machista, mientras la crisis de los refugiados no parece tener fin”.

Las medidas del Plan Nacional

En detalle, expresó que el Ministerio de Justicia y derechos humanos (DDHH)  promoverá la creación de una comisión calificadora permanente para el esclarecimiento de todas las violaciones cometidas durante la dictadura, ejecutará un plan nacional de búsqueda y destino final de detenidos desaparecidos y creará un registro nacional de víctimas calificadas de violaciones masivas y sistemáticas a los DDHH en dicho periodo, con el objetivo de facilitar su reconocimiento y reparación.

Por su parte, el Ministerio de Defensa estudiará las alternativas para dejar sin efecto los beneficios asociados al grado de los miembros de las Fuerzas Armadas (FFAA) condenados por crímenes de lesa humanidad.

En tanto, el Ministerio de Salud (Minsal) evaluará y adecuará el Programa de Reparación y Atención Integral de Salud y Derechos Humanos (Prais) y hará un seguimiento epidemiológico a las mujeres que viven violencia, capacitando a los equipos de salud involucrados e implementando de manera integral el programa de prevención contra el femicidio.

Sobre las personas migrantes y refugiadas, el Ministerio de Educación tendrá la tarea de desarrollar estrategias de inclusión de estudiantes extranjeros e incorporar a facilitadores lingüísticos donde se requiera. Asimismo, el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence) ofrecerá cursos y programas de becas laborales enfocados a esta población.

Mientras que el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, impulsará la tramitación del proyecto de ley para garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.

En la misma línea, el Ministerio Público buscará mejorar el abordaje de las manifestaciones de la violencia de género en el ámbito penal y el Ministerio de Educación (Mineduc) difundirá un manual que ayude a elaborar protocolos contra el acoso sexual tanto en los establecimientos educacionales como en la educación superior.

Sobre las personas migrantes y refugiadas, el Mineduc tendrá la tarea de desarrollar estrategias de inclusión de estudiantes extranjeros e incorporar a facilitadores lingüísticos donde se requiera. Asimismo, el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence) ofrecerá cursos y programas de becas laborales enfocados a esta población. Específicamente para combatir la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes, la Policía de Investigaciones (PDI) capacitará anualmente a los funcionarios de pasos fronterizos sobre este tema.

En cuanto a los derechos de niños, niñas y adolescentes, la Mandataria indicó que está la agenda legislativa propia del Ministerio de Desarrollo Social que incluye el proyecto de ley de garantías derecho de la niñez y la creación de la Subsecretaria de la Niñez.

A esto se suma las medidas que tomará el Minsal, las cuales contemplan el impulso de normas intersectoriales para estandarizar la atención, peritaje y manejo de evidencia en personas que han sufrido violencia sexual, para evitar la victimización secundaria y asegurar la calidad de las pericias. A su vez Gendarmería deberá garantizar el respecto en el trato de niños, niñas y adolescentes cuando ingresen a los establecimientos penitenciarios durante la visita a los familiares.

En la misma materia, se espera que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) incorpore la participación de este segmento dela sociedad en el diseño de los espacios públicos.