Diario y Radio U Chile

Año X, 25 de septiembre de 2018

Escritorio

Píldora preventiva de VIH se incluye en Plan de Salud

El medicamento comenzará a ser ofrecido en un plazo máximo de dos meses, y estará a disposición de quienes mantengan conductas de riesgo y no sean portadoras del virus, y una vez que comiencen el tratamiento se les evaluará constantemente para medir la efectividad y constancia del procedimiento.

Andrea Bustos

  Miércoles 13 de junio 2018 19:16 hrs. 
pildora

 

Las preocupantes cifras de contagiados con VIH que se han dado a conocer en el último tiempo en el país fueron la causa para  que el  Ministerio de Salud confirmara la implementación del este método preventivo de la píldora, sin descuidar la importancia de seguir utilizando otros mecanismos como el preservativo.

La píldora impide la multiplicación del virus y su ingreso a las células, por lo que un tratamiento constante y tomado de forma regular puede reducir en más de un 90 por ciento la transmisión del virus a través del contacto sexuales la que se comenzará a distribuir en los centros de salud en los próximos meses, esto en el marco del Plan de Nacional contra el VIH/SIDA del Ministerio de Salud.

Se estima que en el país cerca de 100 mil personas son portadoras de VIH y de ellas cerca de la mitad desconoce que posee la enfermedad, por eso desde el gobierno se ha puesto énfasis en mejorar las condiciones de prevención dentro de los planes de salud.

La píldora, llamada profilaxis de pre exposición, es conocida como PrEP y será entregada de manera gratuita a cualquier persona que viva en Chile, incluidos inmigrantes, que esté libre del virus y que sea miembro de los grupos más riesgosos a contraer una enfermedad de transmisión sexual.

Víctor Hugo Robles, activista contra la estigmatización por este virus y conocido como el Ché de los gays, comentó que la medida es un avance muy valorado por quienes trabajan en prevención de VIH o se ven afectados por el riesgo de contagio.

Robles destacó que este nuevo método “exige controles médicos, atención periódica, cuidados en las personas que se someten al tratamiento, y por lo demás ningún tratamiento es inocuo. Entonces tomando todo eso y viendo la experiencia mundial donde se aplica este tratamiento, nosotros vemos esta medida como gran política de prevención”.

Tal como señaló el activista, quienes acudan a realizarse test de VIH a los centros de salud y obtengan un resultado negativo podrán optar a este tratamiento por un mes. Luego de ese plazo deberán realizarse exámenes para tener una evaluación, y desde entonces asistir a los controles cada tres meses.

Cumplir con las revisiones rutinarias y mantener el uso constante de la píldora es clave para que el tratamiento funcione, pues la descontinuación de las pastillas podría perjudicar su efectividad.

vih

Para la doctora Cecilia Sepúlveda, especialista en inmunología de la Universidad de Chile, y pionera en el estudio y tratamiento del VIH en nuestro país, debido al alto costo de este tratamiento se debe hacer seguimiento a los pacientes que reciban las primeras 5 mil dosis ofrecidas, pues evaluar la eficacia es primordial para después expandir la oferta.

Además, afirmó que es importante revisar que los pacientes lleven a cabo el método de prevención como corresponde. “Esto requiere una adherencia y se sabe por informes de otros países que en algunos grupos la adherencia no ha sido tan buena, entonces no se logra el resultado que se espera” comentó.

Este medicamento ya se usa en Brasil y Perú, por lo que Chile será el tercer país en la región en ofrecer este método de prevención. A nivel mundial en Canadá, Australia, Tailandia, Estados Unidos y Reino Unido, más algunos países europeos y africanos también han implementado la estrategia.

En nuestro país, inicialmente se pondrán a disposición 5 mil dosis, las que significan una inversión de 18 mil 500 millones de pesos. Con la puesta en marcha de este tratamiento, dentro del presupuesto destinado a VIH, el dinero destinado a prevención sería cerca del 15 por ciento.

Iancu Cordescu, director ejecutivo de la ONG Chile Positivo, indicó que, aunque este es un buen método de prevención la visión debe ser aún más amplia, pues existen otro tipo de enfermedades asociadas al contagio de VIH que no se deben dejar de observar.

“Hay un monto de otras enfermedades de transmisión sexual asociadas a esto, como la sífilis o la gonorrea, y estas enfermedades colaboran al contagio de VIH, entonces si el PrEP se va a distribuir debería ir acompañado de una inmunización o seguimiento de estas otras enfermedades porque también ahí hay riesgo”, explicó el director.

Además, Cordescu señaló que es necesario que el sistema de salud se concentre en atender y hacer seguimiento a quienes obtegan esta píldora para poder trabajar en conjunto al paciente por la prevención de la enfermdad.

Respecto a la recepción que podría tener este medicamento en los grupos de riesgo a los que está dirigido destacó que “hay altas expectativas sobre el PrEP y es un tema que en los grupos más vulnerables se está conversando y se están informando”, por lo que creen podría ser un éxito.

El método será ofrecido a quienes tienen relaciones sexuales sin protección, una pareja con VIH sin tratamiento, ejercen comercio sexual o hayan tenido una enfermedad de transmisión sexual en el último año, pues estas personas son parte de los grupos de riesgo.

Además de este tratamiento, se pondrán a disposición de quienes lo requieran un millón 850 mil test rápidos de detección, los que ahora solo habían sido utilizados en pruebas pilotos.