Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 22 de mayo de 2024


Escritorio

Discusión parlamentaria

Continúa polémica por “ruido de sables” de Vidal

Complejo está el debate del proyecto de ley que moderniza el ministerio de Defensa. Además del revuelo causado por la asistencia de Francisco Vidal en compañía de los altos mandos de las FFAA al Congreso, persisten las discrepancias sobre el rol del nuevo Jefe de Estado Mayor Conjunto. Se necesitaría incluso una reforma constitucional para implementar el cargo.

Ricardo Salazar

  Miércoles 16 de septiembre 2009 14:36 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

El proyecto de ley que moderniza el ministerio de Defensa, postergó su votación, ya que no existe acuerdo respecto de un punto en particular, la figura del jefe del Estado Mayor Conjunto, un cargo que deberá ver la planificación de  Defensa.

Además, la sesión fue friccionada, ya que el ministro de Defensa, Francisco Vidal estuvo acompañado por los tres Comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas y del jefe del Estado Mayor de la Defensa, lo que generó el reclamo del senador radical  Nelson Ávila, como una presión al Parlamento.

“Esto es lo más parecido a un ruido de sables que yo recuerde. El ministro de la Defensa se hace acompañar de los jefes de las Fuerzas Armadas, le faltó sólo apostar tanques y algunos cruceros apuntando al Congreso. Cuál es la señal que quiere dar el ministro, está muy urgido de que se apruebe rápido el proyecto. Pero creo que no era necesario hacerse acompañar de todos los jefes de las FF.AA”.
 
Respecto del proyecto de ley, la vuelta a comisión se debió a la figura del Jefe del Estado Mayor Conjunto, ya que no hay acuerdo sobre su grado y forma de nominación.

Un criterio de los que se maneja, es que éste tenga un grado igual a los tres comandantes en jefe, cuarto en precedencia, sin posibilidad de acceder a la jefatura de alguna de las ramas. Esta fórmula es defendida por el Ejecutivo, ya que el ministro Vidal señala que genera mayor consenso político.

“Designado él, asciende a General de cuatro estrellas, pero en el cuarto lugar de precedencia, con las mismas condiciones, dura cuatro años en el cargo. Es que no puede ser después de eso, integrar la quina para Comandante en Jefe. Lo que quería el senador Arancibia, es que el presidente en vez de 17, eligiera entre tres ¿Qué tres? Los actuales Comandantes en Jefe. Ese el único punto que nos queda”.
 
Otro criterio es que el Jefe del Estado mayor conjunto sí pueda ascender a Comandante en Jefe,  fórmula defendida por el presidente de la comisión de Defensa del Senado, el Udi Jorge Arancibia. El parlamentario, desde su experiencia como ex Comandante en Jefe de la Armada, argumenta que todo militar aspira al cargo máximo de la rama a la que pertenece.

“Si han elegido bien al Jefe de Estado Mayor Conjunto, el negarle que pueda ser después Comandante en Jefe de la rama, es negarle un espacio de competencia que es natural. Te quita la posibilidad de ser Comandante en Jefe, que es  que es la aspiración máxima de todo oficial que entra a las Fuerzas Armadas. Es menos atractivo, desde el punto de mandar el arma, la rama, el ser Jefe de Estado Mayor, porque lo que nosotros queremos es mandar la fuerza, nos preparamos toda una vida para mandar la fuerza”.

Otro aspecto del proyecto de ley, establece la modernización del ministerio de Defensa, reordenando las subsecretarías y creando una de Defensa para el nivel político estratégico y otra para las Fuerzas Armadas, que concentra las materias administrativas.

 

Síguenos en