Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 1 de junio de 2023

Escritorio

Excesos del 18 pueden traer graves consecuencias para la salud

Editora Diario Electrónico

  Jueves 17 de septiembre 2009 15:35 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

Hoy se inician los festejos de Fiestas Patrias con el gran consumo de alimentos tradicionales para estas fechas.  La gran recarga calórica perjudica a muchas personas, debido a diversos trastornos de salud  que pueden darse, luego de estos largos días de celebración. A esto se suma el fuerte aumento en el consumo de embutidos y productos preparados: según los expertos 500 calorías tiene empanada y 540 un choripán en marraqueta, alimentos con los que recién “iniciamos” un asado dieciochero.

En el programa A Fondo, de nuestra radio, Nelly Bustos, Magíster en Ciencias de la Nutrición, mención en Nutrición Pública, advirtió sobre las cargas calóricas de los alimentos que comúnmente consumimos en fiestas patrias, confirmando, además que durante este período se puede aumentar varios kilos de peso.

“Modificamos horarios, modificamos porciones de alimentos y agregamos alimentos que no están habitualmente en la dieta, se parte con la empanada, seguimos con el anticucho, el asadito con las papas cocidas, en un ambiente grato. Una  empanada de 160 gramos ya son 500 kilocalorías. Cada grado alcohólico aporta siete kilocalorías; un kilo de grasa aporta nueve; un gramo de hidrato de carbono aporta 4. Por lo tanto, entre más gradación alcohólica tiene el alcohol mas kilocalorías te aporta”.

Pero no sólo se trata de la cantidad de calorías y grasa en el cuerpo. La sal se ha transformado en un ingrediente indispensable para varios productos, pero también en un elemento perjudicial. De hecho, el consumo de este aliño ha aumentado notablemente entre los chilenos, lo que conlleva un grave riesgo de hipertensión e infartos.

El pediatra de la Universidad de Chile, Presidente de la Unión Internacional de Ciencias Nutricionales y consultor de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Ricardo Uauy, da cuenta de los peligros del aumento del consumo de sal.

“El problema es que el 70 por ciento de los chilenos tienen presión alta, por lo tanto, un buen número, cerca de un tercio de los infartos cerebrales y un numero respetable de los infartos al corazón, se deben al consumo exagerado de sal, a través de la hipertensión. Esto no es solamente para  los que son hipertensos que tienen que reducir el consumo de sal ¡Todos debemos reducir el consumo de sal! Porque los hipertensos están a más riesgo, pero el riesgo es continuo”.

Pero la idea no es dejar de celebrar. Al contrario, hacerlo de una manera prudente evitando los excesos. 

 

Síguenos en