Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 22 de abril de 2024


Escritorio

Empresarios chilenos se reúnen para hablar del cambio climático

Francisco Mardones

  Miércoles 23 de septiembre 2009 9:55 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

Más de quinientas empresas líderes a nivel internacional agrupadas en el Centro de Liderazgo Empresarial para el Cambio Climático (CLG, por sus siglas en inglés), manifestaron la urgencia de desarrollar políticas innovadoras y acuerdos concretos en la próxima Conferencia de Copenhague que se realizará en diciembre.

La organización demanda coordinación y resolución por parte de los líderes mundiales que se reunirán para buscar una solución al problema, del que también pende, según los empresarios, el desarrollo económico.

En nuestro país existe  CLG Chile, que reúne a nueve firmas, entre ellas, Celulosa Arauco, Masisa, Metrogas, PriceWaterHouseCoopers y Fundación Chile.La agrupación es liderada por Felipe Morandé, decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, quien destacó la importancia de la Conferencia de Copenhague, pues reemplazaría al protocolo medioambiental de Kioto y dictará las pautas de comportamiento sobre la materia hasta 2018.

“Lo que quieren las empresas que están asociados a los CLG a nivel global es que lo que ahí se acuerde sea perdurable, sea ambicioso, porque se plantea que el calentamiento se detenga y que alcance un nivel  apenas 2 grados Celsius mayor a lo que eran los  niveles pre industriales.  Y a la vez llama a la colaboración entre las distintas partes envueltas, porque este es un problema de exactamente todo el mundo”.

El documento entregado en Londres, plantea siete propuestas como un sistema de medición, notificación y verificación de emisiones creíble; medidas para construir un sólido mercado de emisiones de gases de efecto invernadero; medidas políticas adicionales sobre eficiencia energética y uso de tecnología baja en emisiones de carbono y la creación de un Mecanismo para un Desarrollo Limpio que garantice la transferencia de tecnología limpia a los países en vías de desarrollo.

Además, plantea una estrategia de adaptación; así como una solución de financiación, que ayuden a los países y poblaciones más pobres que son especialmente vulnerables a los efectos del cambio climático; un mecanismo para reducir las emisiones por deforestación y degradación de los bosques (REDD) en los países en desarrollo; y la implementación de un enfoque mundial y completo respecto a las emisiones de la aviación y el transporte marítimo internacional.

Respecto del papel que podría jugar nuestro país en la próxima Conferencia de Copenhague, Arturo Errázuriz, director general para la Región Andina de EcoSecurities Chile, una de las empresas afiliadas a CLG Chile, manifestó que el sector industrial y empresarial debe ser escuchado por las autoridades.

“En la discusión hoy hay dos elementos fundamentales, primero,  qué compromisos puede tomar Chile y ahí la opinión de la industria es súper importante, las empresas son el motor de la economía chilena y, la verdad es que, el cambio climático va a tener impacto y va a representar oportunidades. Entonces, según como se negocie, la industria y la economía se van a ver afectada, y en ese sentido tiene que haber una opinión. Y por otro lado, creo que Chile puede ser un país de vanguardia”, concluyó.

Mientras, el director del Instituto de Ecología Política, Manuel Baquedano, indicó que la CLG Chile es una iniciativa positiva, pero que debe sustentarse en propuestas concretas y no sólo en un miedo ante las barreras que puedan poner los mercados a los productos de origen nacional.

“Es una iniciativa positiva, pero que va a tener que iniciar un diálogo, porque la huella del carbón, la huella de C02 que tienen esas empresas es muy amplia. Qué van a poner como propuesta para resolver su dependencia del petróleo, por ejemplo, esa es una pregunta. Espero que sea una iniciativa que lleve al empresariado a insertarse en los temas y no sea solamente una reacción de miedo con respecto a los mercados que les pueden poner barreras y , por lo tanto, sea solamente un aspecto comercial”, manifestó Baquedano.

Los representantes de CLG en Chile indicaron que nuestro país goza de una importante estabilidad empresarial, económica e industrial que debiera ser aprovechada en temas forestales y energéticos, producto de la gran diversidad de fuentes para el desarrollo de energía.

 

Síguenos en