Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 13 de junio de 2024


Escritorio

El desafío de incluir a todos por igual

La promulgación de la nueva Ley de Discapacidad promete garantizar igualdad de oportunidades para los más de dos millones de chilenos que sufren algún tipo de impedimento.

Francisco Mardones

  Miércoles 3 de febrero 2010 17:58 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

La promulgación de la nueva Ley de Discapacidad promete garantizar igualdad de oportunidades para los más de dos millones de chilenos que sufren algún tipo de impedimento.

Gastón Garrido es presidente de la Asociación Comunal de Discapacitados de la comuna de San Ramón. Muchas veces debe trasladarse en silla de ruedas desde su casa hasta el centro de la capital para realizar trámites normales. Si bien asegura estar acostumbrado, pues su discapacidad lo acompaña desde que nació, su desplazamiento es complicado, más cuando se vive en una ciudad tan hostil como Santiago.

Sus necesidades, ciertamente, son distintas a las de Francisca Mardones, quien es una deportista de alto nivel:es la tenista número 17 del mundo, pero en tenis paralímpico. Ella practica el deporte en silla de ruedas en el circuito internacional. De hecho, debe recorrer todo el mundo para competir.

De todas formas, tanto Francisca como Gastón alaban la promulgación de la Ley Nº 20.422 que establece normas sobre igualdad de oportunidades e inclusión social de personas con discapacidad.

La iniciativa promueve la participación y el acceso de las personas discapacitadas en todos los ámbitos del quehacer social, político, cultural y económico del país.

En su promulgación, la Presidenta Michelle Bachelet, destacó que “se establece una moderna institucionalidad pública para relevar la discapacidad como un aspecto central de las políticas públicas”.

Un ordenamiento que le permitirá  a Francisca, por ejemplo, contar con recursos frescos para financiar su competición internacional. “Después de 16 ó 17 años, se hacen cosas concretas, se nos incluye en muchos aspectos de la vida diaria y en los deberes y derechos que tenemos”, dice, y  agrega que en su caso era urgente saber qué iba a pasar con los deportistas de alto rendimiento paralímpico.

“Le acabo de preguntar a la Presidenta sobre el aporte que iba a hacer de tres mil millones de pesos a los deportistas de alto rendimiento y si nos incluía a nosotros y me dijo que había un anexo para deportistas paralímpicos… me dijo que me quedara tranquila y que soñara con el top ten”, responde feliz la tenista profesional.

Gastón, en tanto, destaca  que  la ley es un avance importante que se perfila como una ayuda hacia personas que por sus discapacidades viven encerrados en sus casas “porque faltan recursos para sillas de rueda o bastones”, implementos básicos para ellos.

Obligaciones de la nueva ley

La nueva ley crea el Comité de Ministros de la Discapacidad y el Servicio Nacional de la Discapacidad, que viene a perfeccionar el Fondo Nacional para la Discapacidad (Fonadis), y un Consejo Consultivo, lo que para la Presidenta Bachelet es un paso adelante en materia de equidad.

Entre algunas de las normas que establece la nueva legislación, destacan la obligatoriedad de los canales de televisión de buscar alternativas para incluir información para los sordos del país, a través de subtitulado y lengua de señas chilena en campañas públicas, electorales, debates presidenciales y cadenas nacionales.

Además, los medicamentos, alimentos de uso médico y cosméticos deberán contar con rotulación que indique el nombre del artículo y sus fechas de elaboración y vencimiento, en sistema Braille.

Asimismo, la ley establece que todos los medios de transporte público del país, deberán realizar las modificaciones necesarias para asegurar el acceso de personas con discapacidad; lo que actualmente no sucede, por ejemplo, en las líneas 1 y 2 del metro,  que en su mayoría no cuentan ni siquiera con ascensores.

También consagra el deber del ministerio de Educación de considerar a los alumnos con discapacidad en las mediciones de calidad como el Sistema de Medición de la Calidad de la Educación (SIMCE) y la Prueba de Selección Universitaria (PSU).

Además, todos los edificios de uso público del país deberán contar con acceso para personas con discapacidad en un plazo de tres años a partir de su publicación.

El desafío: asegurar igualdad y dignidad

La ministra de planificación, Paula Quintana, destacó que estos avances se traducen en “derechos para las personas con discapacidad, obligaciones para el Estado y la sociedad para incluir a estas personas en ámbitos bien concretos de la vida cotidiana”.

La secretaria de Estado indicó  que como país se debe tomar conciencia sobre la urgencia de adaptarse a las necesidades especiales de los discapacitados “para que puedan vivir en igualdad de condiciones”.

Necesidad especialmente importante para Willy, presidente de la Asociación de Sordos de La Serena, quien viajó a Santiago especialmente para estar presente en la ceremonia.

Tanto él como Ricardo, quien padece de ceguera, manifiestan que una de las carencias más graves es la de igualdad de condiciones. “Ojalá que todas las personas nos consideren como seres humanos, que somos todos iguales” dijeron.
 

Síguenos en