Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 23 de mayo de 2024


Escritorio

Agrupación de DD.HH. crítica carácter temporal de la Comisión Valech

Durante seis meses, la comisión recibirá nuevas denuncias sobre víctimas de prisión política y tortura, detenidos desaparecidos y ejecutados políticos entre 1973 y hasta 1990. La vice presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Mireya García, dijo que al colocar plazo a la Comisión se arriesga a que haya personas que por distintas razones no alcancen a entregar sus testimonios.

Juan Pablo Palacios

  Miércoles 17 de febrero 2010 13:00 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

Durante seis meses, la comisión recibirá nuevas denuncias sobre víctimas de prisión política y tortura, detenidos desaparecidos y ejecutados políticos entre 1973 y hasta 1990. El ministro Secretario General de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo dijo que no hay ningún retraso en la reapertura de la Comisión y destacó que las personas que califiquen podrán recibir los beneficios correspondientes.   

Desde este martes y durante seis meses, la “Comisión Asesora para la Calificación de detenidos desaparecidos, ejecutados políticos y víctimas de prisión política y tortura”, también conocida con el nombre de Comisión Valech reabrirá sus oficinas para recibir testimonios y denuncias de nuevos casos de víctimas de la dictadura que se hayan registrado en el período desde el 11 de septiembre de 1973  hasta marzo de 1990.
 
La instancia también está destinada a quiénes presentaron sus casos a las comisiones de 1990 y no calificaron. Sin embargo, para acceder a la repostulación, los afectados deberán presentar nuevos antecedentes que respalden las denuncias.
 
La Comisión Valech tendrá un plazo de seis meses, a contar de mañana y hasta el 17 de agosto de este año, para recibir los testimonios, y a partir de esa fecha, otros seis meses para calificar los casos. Durante el proceso de calificación la instancia contará con la asesoría de un equipo multidisciplinario integrado por abogados, asistentes sociales y psicólogos.
 
Al término de su mandato, la iniciativa elaborará una nómina con los nombres de las personas que hayan sido calificadas.  

Respecto de las críticas por el retraso en la reapertura de la instancia gubernamental, el ministro secretario General de la Presidencia, José Antonio Viera Gallo, descartó que exista esto último y enfatizó que habrá otros seis meses para que los interesados se acerquen a la Comisión.

"No creo que tenga ningún atraso, además el período de vacaciones no es el más indicado. Hay seis meses en adelante para que las personas que tengan los requisitos puedan acercarse a la Comisión para dar a conocer su situación y ver si califican para recibir los beneficios que establece la ley que creó el Instituto de Derechos Humanos", indicó el ministro.

Por su lado, el presidente de la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica y obispo de Rancagua, monseñor Alejandro Goic, dijo que espera que la Comisión Valech “signifique más verdad y justicia, pero también reconciliación y perdón”.

"Los que eventualmente sepan cosas del pasado deben buscar los caminos para dar a conocer lo que saben de manera privada en la Iglesia o en otro nivel para ayudar a esclarecer esos hechos. La verdad como dice Jesús en el evangelio libera y yo tengo la esperanza de que si alguien sabe de estos hechos tenga el coraje de decirlo", destacó Goic.    

Los interesados deberán solicitar una hora de atención llamando al número 800 411 400, ya que sólo se atenderán las citas que se hayan programado con anterioridad por este medio.  

Las agrupaciones de Derechos humanos están disconformes con algunos puntos de este proceso.

La vice presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Mireya García, indica que se corre un riesgo al poner un plazo final para recoger testimonios. Además, espera que en esta ocasión se puedan reconocer no sólo los daños físicos, sino también los casos de tortura psicológica.

"Es una buena cosa que se haya reabierto la Comisión, es una mala cosa que sean nuevamente temporales y corramos el riesgo de que haya gente que por diversas razones no va a poder prestar su testimonio. Nosotros pensábamos que tenía que ser una prerrogativa permanente del Instituto de Derechos Humanos. Esperamos que esta sea una comisión que efectivamente tenga un criterio muy flexible en términos de reconocer de que hay no solamente tortura física, hay también tortura psicológica y hay daño de distinta especie, lo ideal es que se pudiera recoger esta gama más amplia de lo que es efectivamente la tortura y la prisión política", aseveró Mireya García.    

La sede de la Comisión está ubicada en Santiago, calle Phillips 451, Edificio  Presidente, a pasos del metro estación Plaza de Armas y es importante que al momento de acudir a la entrevista para entregar una denuncia, se porte  la cédula de identidad y los documentos que tengan en su poder.  

Las gestiones son absolutamente gratuitas y sólo podrá efectuarlas el interesado o sus familiares directos.
 
En regiones, la recepción de testimonios será vía Gobernaciones y en el extranjero a través de los Consulados de Chile.

Síguenos en